El juego Angry Birds como laboratorio de física para alumnos

Dibujo20130705 angry birds - video analyser Tracker - calibration and measurement

Angry Birds es un juego muy popular desarrollado en 2009 para el Apple iOS. Los profesores de física pueden utilizarlo para ilustrar el tiro parabólico a sus alumnos. Gracias a un programa de grabación de pantallas (como Fraps, que es freeware) y un analizador de vídeo (como Tracker, también freeware) se pueden hacer experimentos con el juego en lugar de usar un laboratorio. El estudio de la cinemática y la dinámica del tiro parabólico puede ser mucho más divertido con Angry Birds. Más información para los profesores interesados en M. Rodrigues, P. Simeao Carvalho, “Teaching physics with Angry Birds: exploring the kinematics and dynamics of the game,” Physics Education 48: 431-437, July 2013. Por supuesto, no son los primeros en tener esta idea; por ejemplo, “Angry Birds in the Physics Classroom,” Action-Reaction, June 16, 2011.

Sigue leyendo

Los beneficios cognitivos de jugar a videojuegos violentos

Dibujo20130227 Brain Game - When searching for a particular object in a sea of shapes people who played video games regularly showed less activation of the brain regions

Los videojuegos violentos (como Call of Duty o Unreal Tournament) se asocian a efectos negativos, como la obesidad, la agresividad, el comportamiento antisocial e incluso la adicción. Sin embargo, los neurólogos afirman que también tienen efectos beneficiosos en el cerebro, como aumentar la función de ciertas regiones del encéfalo y mejorar el bienestar general. Muchas habilidades cognitivas se refuerzan gracias a su entrenamiento continuo mientras se juega a este tipo de videojuegos, como la habilidad para ver pequeños detalles dentro de un conjunto desordenado de objetos, la capacidad para distinguir tonos de gris con mayor precisión, la de explorar  entornos complicados o la de girar objetos tridimensionales complicados con la imaginación. Estas habilidades pueden ser útiles en muchas profesiones, como el diseño de compuestos químicos, la arquitectura o los servicios de rescate y emergencias. ¿Se pueden diseñar videojuegos para reforzar el aprendizaje controlado de ciertas habilidades cognitivas? Nos lo cuentan Daphne Bavelier, Richard J. Davidson, “Brain training: Games to do you good,” Nature 494: 425-426, 28 Feb 2013.

Sigue leyendo

Jugar a videojuegos mejora la vista (la sensibilidad al contraste)

Dibujo20090524_arcade_videogame_players_vision_contrast_enhancement_(C)_Nature_Neuroscience

Adios al “niño, no juegues tanto con los videojuegos que vas a perder la vista.”

Con la edad la vista empeora. Uno de los problemas más típicos es la pérdida de sensibilidad a cambios de contraste en las imágenes (el efecto del contraste lo vemos fácilmente en cualquier televisor usando el mando a distancia). El contraste es muy importante a la hora de reconocer objetos o ver bajo iluminación pobre. Sorprendentemente, un estudio publicado en Nature Neuroscience demuestra que jugar a videojuegos de acción puede mejorar nuestra sensibilidad al contraste, una de las funciones básicas de la visión que más empeoran con la edad. ¿Por qué? Los autores creen que jugar a videojuegos es un entrenamiento para el procesamiento de nuestro cerebro de señales visuales que cambian rápidamente. Nos lo cuentan Gideon P Caplovitz, Sabine Kastner, “Carrot sticks or joysticks: video games improve vision,” News & Views, Nature Neuroscience 12: 527-528 , May 2009 , haciéndose eco del artículo ténico Renjie Li, Uri Polat, Walter Makous, Daphne Bavelier, “Enhancing the contrast sensitivity function through action video game training,” Nature Neuroscience 12: 549-551, May 2009 .

La sensibilidad al contraste de nuestra visión es un factor muy importante para ciertas profesiones, como los radiólogos y los pilotos, cuya profesión requiere reconoer objetos en condiciones de bajo contraste. Por ejemplo, los radiólogos estudian imágenes en las que cambios sutiles de contraste reflejan densidades tisulares (de tejidos) anormales resultado de la presencia de tumores, hemorragias u otras causas. Para la mayoría de nosotros el contraste es importante cuando conducimos nuestro automóvil durante la noche o con niebla, momentos en el que el contraste del entorno es bajo.

Jugar a videojuegos como terapia contra la pérdida de sensibilidad al contraste para los mayores que siguen conduciendo su automóvil. Li et al. en su estudio han estudiado a jugadores habituales de videojuegos de acción, mostrando que presentan una mejor sensibilidad al contraste excepto para frecuencias espaciales bajas, comparándolos con inviduos de la misma edad que no juegan a viodejuegos. Más aún, han mostrado que someter a un entrenamiento de “videojuegos de acción” a los que no son jugadores habituales (50 horas de videojuegos durante 9 semanas) mejora su sensibilidad al contraste (no así a los que se sometió a un entrenamiento de “videojuegos que no son de acción”). Los autores del estudio creen que el “aprendizaje perceptivo” (perceptual learning) es la razón de esta mejora de la visión observada.

¿Algún día los oculistas recomendarán a sus pacientes una terapia basada en jugar a videojuegos de acción? Los radiólogos y los pilotos deberán aplicarse el parche… quizás pronto, hasta Fernando Alonso (que confiesa ser poco aficionado) acabará aficionándose a los videojuegos de acción.

The implications of using video games therapeutically to improve contrast sensitivity are far reaching. Presumably, anybody who plays action-based video games can potentially benefit. Notably, individuals such as radiologists or pilots, who rely on their vision for making critical decisions, may directly benefit from such a training routine.

Finally, the current finding adds fuel to the fiery 21st century debate raging between parent and child over whether or not, how much or what kind of video game playing is appropriate.

Los videojuegos, la salud y la violencia (o ¡a jugar! sólo si eres mayor de edad)

Los videojuegos son interesantes en educación, si están bien diseñados para ello, ya que influyen tanto en nuestras habilidades motoras como cognitivas. Por ejemplo, C.S. Green, D. Bavelier, “Enumeration versus multiple object tracking: the case of action video game players,” Cognition, 101: 217-245, August 2006 , demuestran que los juegos mejoran la memoria a corto plazo y permiten asimilar un mayor número de objetos; Fran C. Blumberg, Sheryl F. Rosenthal, John D. Randall, “Impasse-driven learning in the context of video games,” Computers in Human Behavior, 24: 1530-1541, July 2008 , demuestran que los juegos nos permiten mejorar nuestras habilidades a la hora de resolver problemas; e, incluso, Brendan Z. Allison, John Polich, “Workload assessment of computer gaming using a single-stimulus event-related potential paradigm,” Biological Psychology, 77: 277-283, March 2008 , muestran que los videojuegos pueden ser utilizados como experimento científico para evaluar nuestras habilidades cognitivas a la hora de adaptarnos a un entorno nuevo, ya que permiten controlar el número de estimulos que recibe el jugador cuando está inmerso en el juego.

Sin embargo, no todo es bueno en los videojuegos. Se acaba de publicar el artículo de Craig A. Anderson, Akira Sakamoto, Douglas A. Gentile, Nobuko Ihori, Akiko Shibuya, Shintaro Yukawa, Mayumi Naito, y Kumiko Kobayashi, “Longitudinal Effects of Violent Video Games on Aggression in Japan and the United States,” Pediatrics, 122: e1067-e1072, october 31, 2008 , quienes verifican que jugar videojuegos violentos es un factor de riesgo significativo para posteriores comportamientos agresivos, por lo que no se recomiendan dicho tipo de juegos a los jóvenes. El estudio ha utilizado jóvenes americanos (EEUU) y japoneses (con edades entre 9 y 18 años).

La asociación (correlación) encontrada entre agresividad y videojuegos violentos, en la línea de estudios anteriores, nos muestra que, como en todo, hay videojuegos “buenos” y “malos”. La mayoría de los videojuegos violentos son para mayores de 18 años, ¿por qué los padres permitimos a nuestros hijos jugar con ellos? ¿Por qué nuestros hijos quieren jugar a los mismos juegos que sus amigos, los juegos “prohibidos”?