Francis en #rosavientos: El cráneo humano más polémico

Dibujo20131018 Dmanisi cranium D4500 and associated mandible D2600 - sciencemag org

Ya está disponible el audio de mi sección ¡Eureka! en La Rosa de los Vientos, de Onda Cero. Como siempre una transcripción libre y algunos enlaces para profundizar.

Esta semana ha sido portada de la prestigiosa revista Science un cráneo humano fósil que ha sido encontrado en el yacimiento arqueológico de Dmanisi en la República (ex-soviética) de Georgia. Este cráneo reabre la polémica sobre la evolución de los humanos, ¿por qué es tan polémico el yacimiento de Dmanisi? Dmanisi es un yacimiento arqueológico situado en Georgia cerca de la frontera con Armenia. Georgia se encuentra al este del Mar Negro, con Rusia al norte y Turquía y Armenia al sur. El yacimiento de Dmanisi presenta restos fósiles humanos en una estrato basáltico con 1,8 millones de años de antigüedad según las dataciones radiométricas. Estos fósiles han generado mucha polémica porque presentan rasgos primitivos, propios del Homo erectus, la especie que se cree que colonizó Europa a través de Oriente Próximo, y rasgos más modernos, cercanos al Homo habilis, especie que se desarrolló en África en paralelo con la conquista de Europa. Hay que recordar que el Homo antecessor encontrado en Atapuerca, considerado el homínido más antiguo de Europa, está datado en unos 800.000 años. El cráneo número 5 hallado en Dmanisi es el cráneo más antiguo y completo que se ha hallado nunca, comparable a los encontrados en la Sima de los Huesos de Atapuerca, pero allí tienen mucho menos de un millón de años. El cráneo número 5 hallado en Dmanisi podría cambiar la historia de los primeros homínidos y por ello se ha reabierto la polémica sobre este yacimiento.

Recomiendo leer a Antonio Martínez Ron, “El cráneo que lo cambia todo: los primeros Homo podrían ser de la misma especie,” lainformacion.com, 17 oct 2013, y “Arsuaga: “La conclusión de Dmanisi es estirar demasiado el chicle”,” lainformacion.com, 17 oct 2013. José María Bermúdez de Castro, “Un cráneo que traerá polémica,” Reflexiones de un primate, QUO, 17 Oct 2013.

También disfrutarán con Nuño Domínguez, “Un cráneo para unirnos a todos,” esMateria.com, 17 Oct 2013. Alicia Rivera, “Un nuevo cráneo agita el debate de la evolución humana,” El País, 17 Oct 2013. “Un cráneo hallado en Georgia sugiere que hace 1,8 millones de años solo había una especie humana,” Agencia SINC, 17 Oct 2013.

Sigue leyendo

Francis en ¡Eureka!: Los Australopithecus sediba y su relación con los Homo

Dibujo20130414 Australopithecus sediba reconstruction - compared to small-bodied female modern Homo sapiens and male Pan troglodytes

Ya puedes disfrutar del audio de mi sección ¡Eureka! en La Rosa de los Vientos, Onda Cero. Sigue este enlace y disfruta. Como siempre una transcripción libre del audio.

La evolución de los humanos a partir de los australopitecos aún no está del todo clara. Se afirmó que Lucy, un Australopithecus afarensis, era el antecesor del género Homo. Se publica esta semana nuevos datos sobre lo que podría ser el eslabón entre los australopitecos y los humanos. Los humanos somos homínidos del género Homo que nos caracterizamos por caminar erguidos sobre dos pies, por tener un cerebro grande (en relación con los demás simios) y un dedo pulgar que nos permite manipular objetos. Los homínidos más antiguos son los Australopithecus (palabra que significa “simio sudafricano”) cuya antigüedad está entre hace unos 4 millones de años y unos 2 millones de años. Se cree que el género Homo evolucionó a partir de los Australopithecus, gracias a un esqueleto muy completo de una mujer joven descubierto en 1974 en Hadar, Etiopía, bautizado como Lucy (para algunos la “abuela de la humanidad”) que podía trepar a los árboles y caminar sobre dos pies. Tenía una capacidad craneana pequeña, de unos 680 centímetros cúbicos y una altura de un metro y 55 centímetros. Se cree que caminaba erguida y tenía capacidad prensil en sus manos. Se cree que sabía usar el fuego, pero no producirlo y se protegía en cuevas. Se cree que vivía de recolectar semillas, raíces, frutos y ocasionalmente comía carne.

Colección especial de artículos en la revista Science sobre los Australopithecus sediba. Resumen de los seis nuevos artículos por Lee R. Berger, “The Mosaic Nature of Australopithecus sediba,” Science 340: 163-165, 12 April 2013.

Sigue leyendo

Los humanos modernos poblaron Europa antes y se expandieron más rápido de lo que se creía

Michael Coquerelle, miembro del grupo de paleoantropología del Museo Nacional de Ciencias Naturales (CSIC), es coautor de un artículo publicado en Nature que ha reanalizado un par de dientes encontrados en 1964 en una cueva en el sur de Italia. Se pensaba que eran dientes neandertales (Homo neanderthalensis), pero el nuevo análisis indica que pertenecen a humanos modernos (Homo sapiens). Desde la década de los 1960 se creía que los humanos modernos conquistaron Europa hace entre 35.000 y 40.000 años, pero como estos dientes están datados entre 43.000 y 45.000 años, el nuevo trabajo apunta a que esta conquista ocurrió unos 5.000 años antes. Además, los restos que fueron encontrados en la Grotta del Cavallo, en el sur de Italia, indican que el periodo de coexistencia entre los humanos modernos y los neandertales (extintos hace entre 28.000 y 30.000 años) duró unos miles de años más de lo que se pensaba. Para mí es realmente increíble como se pueda extraer tanta información de solo un par de dientes y cómo se pueden datar con precisión utilizando restos de conchas (ver figura de más abajo), porque las técnicas basadas en carbono 14 no son útiles para datar objetos tan antiguos. Supongo que el artículo causará bastante polémica entre los paleoantropólogos, pues todo el mundo quiere estar asociado a los restos de humanos modernos más antiguos encontrados en Europa. El artículo técnico es Stefano Benazzi et al., “Early dispersal of modern humans in Europe and implications for Neanderthal behaviour,” Nature, Published online 02 November 2011.

No es el único artículo que reanaliza dientes de los primeros humanos en Europa que aparecerá en Nature. Tom Higham et al., “The earliest evidence for anatomically modern humans in northwestern Europe,” Nature, Published online 02 November 2011, han reanalizado unos fragmentos maxilares y dientes que fueron encontrados en 1927 en la Caverna de Kent (Gran Bretaña); en 1989 fueron datados entre hace 36.400 y 34.700 años, pero el nuevo análisis indica que dicha fecha está mal estimada en varios miles de años. Gracias a un nuevo estudio estratigráfico se han datado estos restos entre hace 43.000 y 42.000 años. Combinando este nuevo resultado con el anterior resulta que los humanos modernos se expandieron por Europa mucho más rápido de lo que se pensaba. Muchas sorpresas en un solo número de Nature. Lo dicho antes, la polémica está servida.