El cambio climático, la capa de hielo de Groenlandia y su efecto sobre el nivel del mar

Este verano mucha gente se alarmó con la noticia, el 12 de julio de 2012, el 98,6 % de la superficie helada de Groenlandia estaba cubierta por una finísima capa de agua según los datos de 3 satélites. Un hecho tan excepcional que la última vez que ocurrió fue en 1889 y la siguiente anterior hace 7 siglos en el periodo caliente medieval (óptimo climático medieval). La razón era una masa de aire caliente que se había situado encima de Groenlandia. Pocos días más tarde la situación se normalizó. Todos los veranos ocurre este deshelio superficial, pero lo habitual es que no se supere el 50% de la superficie. Sin embargo, en los últimos años se batieron récords consecutivos en 2005, 2007, 2010 y 2012.

Groenlandia es muy grande y aunque la capa de agua es muy fina, podemos preguntarnos qué pasa con todo ese agua. Un estudio in situ publicado en Nature nos ofrece la respuesta. La mayor parte se infiltra en la capa de hielo a través de los poros del hielo y se vuelve a congelar. A partir de las medidas, los autores del estudio estiman que se puede infiltrar una cantidad máxima de unos 322  ±  44  gigatoneladas. El exceso de agua viaja por la superficie del hielo, alcanzando grandes distancias, influyendo a su paso en el flujo local de hielo; la parte más cercana a la costa puede incluso llegar a caer al mar, contribuyendo a la elevación de su nivel. Lo más interesante del estudio es que los poros del hielo se rellenan más rápido de lo que se deshiela la superficie, luego a largo plazo, el deshielo de Groenlandia acabará teniendo un efecto importante sobre el nivel del mar. El artículo técnico es J. Harper, N. Humphrey, W. T. Pfeffer, J. Brown, X. Fettweis, “Greenland ice-sheet contribution to sea-level rise buffered by meltwater storage in firn,” Nature 491: 240–243, 08 November 2012. El artículo que fue noticia este verano es S. V. Nghiem, D. K. Hall, T. L. Mote, M. Tedesco, M. R. Albert, K. Keegan, C. A. Shuman, N. E. DiGirolamo, and G. Neumann, “The extreme melt across the Greenland ice sheet in 2012,” Geophys. Res. Lett. 39: L20502, 2012.

Sigue leyendo

La altimetría láser por satélite muestra el adelgazamiento del hielo en los polos

Dibujo20090923_Rate_change_surface_elevation_Antarctica_and_Greenland_over_period_2003–2007

La altimetría láser de alta resolución mediante el satélite ICESat (Ice, Cloud and land Elevation Satellite) muestra que las capas de hielo sobre Groenlandia y la Antártida están decreciendo de forma acelerada, no sólo en la costa, sino también en todas las latitudes. La contribución global de esta pérdida de hielo al nivel del mar es estima en 1.8 mm. al año, pero podría aumentar ya que la pérdida de hielo se está acelerando. Este fenómeno es muy complejo y actualmente es impredecible cómo evolucionará. Los resultados del satélite corresponden al promedio entre 2003 y 2007. La figura muestra la tasas de cambio en la elevación de la superficie de la Antártida y de Groenlandia. Las medidas han sido tomadas cada 3 km y han sido filtradas con la mediana utilizando un radio de 10 km. En Groenlandia, los glaciares que fluyen a más de 100 m. por año están adelgazando con una tasa media de 0.84 m. por años y en algunos glaciares al oeste de la Antártica se observa un adelgazamiento que excede los 9.0 m. por año. Los resultados muestran que el adelgazamiento del hielo es mucho mayor en la costa, pero ni mucho menos despreciable en el interior. El artículo técnico es de Hamish D. Pritchard, Robert J. Arthern, David G. Vaughan, Laura A. Edwards, “Extensive dynamic thinning on the margins of the Greenland and Antarctic ice sheets,” Nature, Advance online publication 23 September 2009.

PS (28 septiembre 2009): Un vídeo espectacular (en inglés) de la NASA sobre el deshielo de los polos.