Atención, pregunta: ¿Debe interferir el gobierno de EE.UU. en la publicación de dos artículos científicos alegando riesgos de bioseguridad?

Hay ciertas cuestiones científicas que siempre generan polémica. Dos artículos que estudian la posible transmisión por vía respiratoria de un virus aviar H5N1 altamente patógeno (llamado H5N1 HPAIV) han sido enviados para publicación a Nature y Science. Estos artículos afirman que es posible la transmisión del virus por vía respiratoria (si estos se adhieren a gotas o a aerosoles). La National Science Advisory Board for Biosecurity (NSABB) ha recomendado al Gobierno de EE.UU. que interfiera en el proceso de publicación y que actúe para que dichos artículos no vean la luz en su totalidad; su recomendación es que se omitan todos los detalles técnicos de los métodos de laboratorio utilizados para evitar que puedan se reproducidos (todo lo contrario a lo que recomienda la ética científica: todo resultado debe ser reproducible). El gobierno ha aceptado y se ha puesto en contacto con los autores y con los editores de Nature y Science. Ahora la baza están en la mano de los editores. Los de Science han decidido preguntar públicamente la opinión de todos los científicos. ¿Deben aceptar los editores las recomendaciones del gobierno en aras a la bioseguridad? ¿Se trata de un acto de censura a la investigación científica? ¿Puede una potencia científica como EE.UU. reservarse un avance científico que podría ayudar a otros países a identificar rápidamente estas mutaciones del virus H5N1? La polémica está servida. ¿Qué opinas el respecto? Utiliza los comentarios si te apetece (pero no opines “SÍ” o “NO” simplemente, trata de razonar tu respuesta, aunque de forma breve).

Si deseas más información (en inglés) puedes leer los siguientes cuatro artículos (de acceso gratuito en Science):

1) Michael T. Osterholm and Donald A. Henderson, “Life Sciences at a Crossroads: Respiratory Transmissible H5N1,” Science, Published online 19 January 2012 [abstract].

2) Daniel R. Perez, “H5N1 Debates: Hung Up on the Wrong Questions,” Science, Published online 19 January 2012 [abstract].

3) John D. Kraemer and Lawrence O. Gostin, “The Limits of Government Regulation of Science,” Science, Published online 19 January 2012 [abstract].

4) Ron A. M. Fouchier, Sander Herfst, and Albert D. M. E. Osterhaus, “Restricted Data on Influenza H5N1 Virus Transmission,” Science, Published online 19 January 2012 [abstract].

PS (20 ene. 2012): Una carta de científicos similar a las anteriores que se publicará en Nature: Ron A. M. Fouchier et al. (39 authors), “Pause on avian flu transmission studies,” Nature, Published online 20 January 2012.

PS (8 feb. 2012): Especial de Nature sobre el virus H5N1 aviar transmisible entre mamíferos: “MUTANT FLU,” 8 Feb. 2012, que incluy el siguiente vídeo.

La gripe aviar sigue preocupando al gobierno chino, aunque en el transcurso de este año solo ha matado a 18 personas

La gripe aviar tuvo en vilo al mundo entero a finales de 2004. En octubre de 2005, el presidente Bush informó que la enfermedad podría causar dos millones de muertos (solo en EE.UU.). La OMS habló de 15 millones en todo el mundo. La pandemia era inminente. Falsa alarma, aunque las grandes farmacéuticas hicieron caja con el Tamiflu. Según la OMS, desde 2003, solo han muerto 300 personas por gripe aviar (18 este año). En casi todos los casos, personas asociadas a las granjas avícolas con una contacto diario con aves infectadas. El único gobierno del mundo que sigue muy preocupado por la gripe aviar es China. El mayor foco mundial de la pandemia se encontraba en su territorio. Las cepas H5N1 en aves silvestres que se distribuyeron por Asia y Europa Oriental fueron en su gran mayoría de cepas H5N1 del Lago Qinghai. A orillas del mayor lago de China, el lago Qinghai (nombre chino) o lago Kokonor (nombre mongol) se siguen marcando muchas aves silvestres con transmisores GPS para seguir sus migraciones vía satélite. El virus aviar (H5N1) mata al 60% las personas infectadas, pero no se transmite fácilmente de persona a persona. La mayor preocupación ahora mismo es que el virus pueda mutar a una forma más transmisible entre los seres humanos. Aún así, la gran pregunta sin resolver sigue siendo “¿por qué algunas personas expuestas al virus se infectan y otras no? Nos lo ha contado Li Jiao, “Zoonoses: In China’s Backcountry, Tracking Lethal Bird Flu,” News Focus, Science 330: 313, 15 October 2010.

Se estima que la mitad de las aves que murió en el lago salino Qinghai durante 2005 fueron ánsares calvos (Anser indicus), aunque el gobierno chino está realizando un seguimiento de aves acuáticas de 24 especies. Desde 2006, un equipo internacional de científicos está desarrollando un sistema de alerta temprana del virus H5N1 en Asia, lo que requiere un análisis preciso de la distribución de las aves silvestres, sus movimientos diarios y su uso del hábitat. Más aún, China ha puesto en marcha una red de control a nivel nacional para el H5N1 en los mercados de aves de corral. Algunos científicos chinos involucrados en estos estudios siguen sin comprender por qué el único país que sigue preocupado por el virus H5N1 es China. En su opinión, otros países deberían financiar “sin demora” iniciativas similares. ¿Lo harán? La crisis financiera parece dirigir los pocos fondos para la investigación científica de la mayoría de las naciones hacia otros focos de atención. Espero que el sustos de la gripe aviar se quede solo en eso, en un susto que casi todos hemos olvidado.

Buenas noticias sobre el virus de la gripe A, será fácil desarrollar la vacuna

Dibujo20090529_H1N1_Virus_influenza_A_gene_segments_evolution_hosts_years_introduction

Un estudio científico sobre la “promuiscuidad” genética del virus de la gripe A (antes llamado de la gripe porcina o mexicana) ha mostrado que es muy estable genéticamente y presenta una variabilidad mucho menor que la del virus de la gripe de todos los años. Son buenas noticias porque será mucho más fácil desarrollar una vacuna. El estudio ha sido liderado por Nancy J. Cox de la OMS y se publicará próximamente en Science (“Antigenic and Genetic Characteristics of Swine-Origin 2009 A(H1N1) Influenza Viruses Circulating in Humans,” Published Online May 22, 2009 ). Nos resume el estudio Jon Cohen, “Swine Flu Outbreak: New Details on Virus’s Promiscuous Past,” Science, 324: 1127, 29 May 2009 .

El estudio ha sido realizado por un equipo de 59 investigadores de varios Centros de Prevención y Control de Enfermedades norteamericanos. Han reconstruido la evolución genética del virus de la gripe A 2009 (H1N1) gracias al estudio de muestras de 76 enfermos en México y EE.UU. La figura de arriba muestra claramente lo que han descubierto estos investigadores. El estudio concluye que no es posible deducir de sus resultados si el virus infectó a humanos directamente desde el cerdo o a través de algún huésped intermedio. En cualquier caso, lo importante son las buenas noticias.

La mejor manera de ayudar a tu médico es consultar en Google tus síntomas (o sobre Google Flu Trends)

dibujo20081118flu“Saber vivir” es un programa de televisión sobre salud con una influencia enorme en la gente mayor. Conozco ancianos que tras “aprender” los síntomas de una enfermedad en dicho programa se dirigen a su médico de cabecera para que les recete la medicina “recomendada” en dicho programa. Los médicos de cabecera “bregan” con ellos todos los días. No me gusta “Saber vivir.” Es un programa con un “sacadero” de dinero muy bien montado y muy bien dirigido a un público muy concreto. Felicito a los realizadores. Pero no me gusta. 

Los jóvenes no confían en programas como “Saber vivir.” Prefieren confiar en Google. Conozco a varias personas obsesionadas con buscar los síntomas de sus enfermedades y las de sus familiares en la web, antes de ir al médico, para tener una opinión “web” con la que contrastar la del experto. Por más que yo les digo que la información en la web es muy “discutible,” a ellos les da lo mismo. Les encanta encontrar las opiniones de otros enfermos con síntomas similares y “aprender” cómo les ha ido con las medicinas que les han recetado y si se han curado o no. Los médicos de cabecera también son conscientes de ello. Aunque en este caso, creo, sus vías de actuación son más limitadas.

Si la gente busca los síntomas de sus enfermedades o sus enfermedades en la web, ¿por qué no realizar estudios epidemiológicos utilizando los buscadores? De hecho, ya se ha demostrado que se pueden realizar estudios epidemiológicos “rigurosos” estudiando las palabras relacionadas con enfermedades más buscadas en Google o en Yahoo, como nos lo cuenta Declan Butler, en “Web data predict flu. Search engines provide information about epidemics,” Nature, 456: 287-288, 20 Nov. 2008 . Dos grupos de investigadores han trabajado este interesante tópico, unos utilizando Yahoo y otros Google.

El grupo de investigadores que ha utilizado Yahoo (Philip M. Polgreen et al. “Using Internet Searches for Influenza Surveillance,” Clinical Infectious Diseases, 47: 1443-1448, 2008 ) han comparado la frecuencia de términos buscados entre 2004 y 2008 con los datos epidemiológicos del sistema norteamericano de vigilancia de los brotes de gripe y han encontrado que pueden explicar dichos datos con una precisión semanal. Más sorprendente, pueden preveer los datos con unas 2 semanas de antelación. Algo de gran importancia para la práctica clínica y farmacológica.

El otro grupo de investigadores, que ha utilizado miles de millones de búsquedas en Google (Jeremy Ginsberg et al., “Detecting influenza epidemics using search engine query data,” Nature Advance Online Publication, 19 November 2008 ) ha colaborado con el Sistema de Centros de EEUU para la Prevención y Control de Enfermedades (US Centers for Disease Control and Prevention). Han estudiado datos desde 2003 a 2007 también de la epidemia de gripe. Los datos observados correlacionan muy bien con las datos epidemiológicos y además permiten predecir la localización de los brotes con entre 1 y 2 semanas de antelación. 

Google siempre saca “tajada” comercial de todo. Google Flu Trends es un sistema que prevee diariamente los posibles brotes de gripe en los EEUU. Están planeando extenderlo en el futuro próximo al resto del mundo (y a otros enfermedades, ya puestos).

Por supuesto, estos estudios de minería de datos de las bases de datos de los grandes buscadores no pueden sustituir los estudios epidemiológicos actuales (como el análisis a pie de campo de datos de centros de salud, la obtención de muestras de virus, etc.) De hecho, estos estudios web pueden llevar a “falsas alarmas.” Os acordáis de la radiofónica “Guerra de los Mundos.” En cualquier caso, adecudamente contextualizados, estos estudios son de utilidad epidemiológica para los especialistas. De nuevo, la web por delante de todos… haciendo ciencia.

Medicina cuántica, ¿realidad o ficción?

La Internet tiene cosas buenas y malas. Entre las malas, que distrae mucho. Acabo de leer escrito “Gripe y medicina cuántica”, ¿medicina cuántica? Nunca lo había escuchado, ¿qué será? Google [“quantum medicine”] parece indicar que hay libros e institutos de investigación en este campo, que parece relacionado con la naturopatía.

Habrá que buscar fuentes más fiables.

Recurro a PubMed [“quantum medicine”] pero aparecen sólo 3 entradas: Davis “Quantum medicine; revolution of medical thought caused by results of modern atomic research” Medizinische, 46:1499-1501 (1953) [no he podido leerlo, pero parece que trata de “medicina atómica”]; Albertson “Are we ready for quantum medicine?” Physicians Manage, 24(4):47 (1984) [tampoco he podido leerlo]; y Chaialo & Hrubnyk “Characteristics of indices of biological oxidation under the therapeutic influence of electromagnetic radiation of millimeter range in a human organism” Fiziol Zh. 49(2):30-34 (2003) [escrito en ucraniano; el resumen dice poco, parece que trata de farmaco-cinética].

La decepción no significa que el camino no haya que recorrerlo.

Busco en ScienceDirect de Elsevier [“quantum medicine”] sólo una entrada: Csizmadia “From submolecular biology to submolecular medicine. The legacy of Albert Szent-Györgyi” Journal of Molecular Structure, 666-667: Pages 11-24 (2003). Es un artículo “histórico” que reinvidica la figura del premio nobel Györgyi que lo recibió por descifrar el ciclo de Krebs (ciclo metabólico del ácido nítrico), según el autor, el inicio de la Medicina Molecular. Parece que este “nobelado” intuyó que en el futuro, ¿ahora?, habría una Medicina SubMolecular, la Medicina Cuántica. ¿Qué efectos cuánticos son relevantes en la salud? El autor menciona el plegamiento y la metilación de proteínas como fenómenos intrínsicamente cuánticos que afectan a la salud y requieren una “medicina cuántica”. Tras un poco de numerología y bastante “metafísica” el artículo no saca de dudas. Sigo sin saber qué es la medicina cuántica, eso sí, es algo del “futuro” [“The future usually arrives a little bit sooner than we are ready to give up the present”].

Busco en ISI Web of Science [“quantum medicine”] sólo hay tres entradas: el artículo de Csizmadia encontrado en ScienceDirect; Kekovic et al. “A kink-soliton model of charge transport through microtubular cytoskeleton” MATERIALS SCIENCE FORUM 494: 507-512 (2005), artículo sobre acupuntura y la importancia del citoesqueleto celular, formado por una malla de microtúbulos de carbono, en una “futura” acupuntura basada en la inyección de pulsos eléctricos en el régimen de microondas que actúan excitando modos vibratorios no lineales en la estructura de microtubulos, artículo citado por Rakovic et al. “Quantum decoherence and quantum-holographic information processes: From biomolecules to biosystems” MATERIALS SCIENCE FORUM 518: 485-490 (2006), artículo más próximo a la pseudo-ciencia que a otra cosa; y, el tercero, DeSmul “Very new waves in very old meridians: Quantum medical physics of the living” ACUPUNCTURE & ELECTRO-THERAPEUTICS RESEARCH 21 (1): 15-20 (1996), sobre las mismas ideas, la acupuntura tiene una base “científica” relacionado con ciertas ideas “cuánticas”. Un sin sentido.

Antes de dar la toalla por perdida, consume unos minutos más de tu valioso tiempo.

Busco en SpringerLink [“quantum medicine”] sólo hay 11 entradas, de las que destaca Magas, “Perspectives for Quantum Medicine” capítulo de las actas del congreso “The Future of Life and the Future of our Civilization” (2006); Magas es profesor del Dep. Física Teórica de la Universitat de Valencia: La Medicina Cuántica, o en general, la Física de la Vida, consideran cada ser vivo como un sistema cuántico conformado por la descripción de su genoma. El cuerpo humano no sólo responde a radiaciones electromagnéticos de nivel extremadamente bajo cuya frecuencia se encuentra en ciertas bandas muy estrechas (quizás debido a una resonanacia) sino que además, su efecto es positivo (sanación). ¡¿Nos podemos curar de muchas enfermedades gracias a la terapia por resonancia de microondas (MRT)?! ¡¡ Eso es la Medicina Cuántica !!

El autor afirma, ¡¿una propiedad de la mecánica cuántica es que la MRT no puede causar daño alguno, luego su efecto siempre es positivo?! Maravillosa deducción (¿será un modus ponens?).

El autor trata de discutir la posibilidad de “crear un sistema cuántico macroscópico, como nuestro cuerpo, desde el punto de vista de la mecánica cuántica”. “Si la Medicina Cuántica se confirma, será La Medicina del Tercer Milenio”.

Lo siento querido lector, pero nada más voy a leer. Si te interesa el tema, el artículo tiene bastantes referencias sobre MRT y temas relacionados. En Google Scholar [“quantum medicine”] tienes 193 referencias.

Recuerdo un amigo, traumatólogo de profesión, que afirmaba que podía palpar con los dedos el flujo del líquido cefalorraquídeo y con adecuados masajes podía controlarlo hasta conseguir mejoras significativas en sus pacientes. Sin embargo, se encontraba con la oposición del ‘establishment’ que quería pruebas estadísticamente significativas y no sólo algunos casos clínicos aislados.

Seguro que hay muchos libros de ciencia ficción que mencionan la medicina cuántica. Pero como ya superé la gripe hace poco, puedo afirmar que “tiempo al tiempo”, la gripe se supera en una semana sin necesidad de medicina cuántica.