Francis en #rosavientos: El cráneo humano más polémico

Dibujo20131018 Dmanisi cranium D4500 and associated mandible D2600 - sciencemag org

Ya está disponible el audio de mi sección ¡Eureka! en La Rosa de los Vientos, de Onda Cero. Como siempre una transcripción libre y algunos enlaces para profundizar.

Esta semana ha sido portada de la prestigiosa revista Science un cráneo humano fósil que ha sido encontrado en el yacimiento arqueológico de Dmanisi en la República (ex-soviética) de Georgia. Este cráneo reabre la polémica sobre la evolución de los humanos, ¿por qué es tan polémico el yacimiento de Dmanisi? Dmanisi es un yacimiento arqueológico situado en Georgia cerca de la frontera con Armenia. Georgia se encuentra al este del Mar Negro, con Rusia al norte y Turquía y Armenia al sur. El yacimiento de Dmanisi presenta restos fósiles humanos en una estrato basáltico con 1,8 millones de años de antigüedad según las dataciones radiométricas. Estos fósiles han generado mucha polémica porque presentan rasgos primitivos, propios del Homo erectus, la especie que se cree que colonizó Europa a través de Oriente Próximo, y rasgos más modernos, cercanos al Homo habilis, especie que se desarrolló en África en paralelo con la conquista de Europa. Hay que recordar que el Homo antecessor encontrado en Atapuerca, considerado el homínido más antiguo de Europa, está datado en unos 800.000 años. El cráneo número 5 hallado en Dmanisi es el cráneo más antiguo y completo que se ha hallado nunca, comparable a los encontrados en la Sima de los Huesos de Atapuerca, pero allí tienen mucho menos de un millón de años. El cráneo número 5 hallado en Dmanisi podría cambiar la historia de los primeros homínidos y por ello se ha reabierto la polémica sobre este yacimiento.

Recomiendo leer a Antonio Martínez Ron, “El cráneo que lo cambia todo: los primeros Homo podrían ser de la misma especie,” lainformacion.com, 17 oct 2013, y “Arsuaga: “La conclusión de Dmanisi es estirar demasiado el chicle”,” lainformacion.com, 17 oct 2013. José María Bermúdez de Castro, “Un cráneo que traerá polémica,” Reflexiones de un primate, QUO, 17 Oct 2013.

También disfrutarán con Nuño Domínguez, “Un cráneo para unirnos a todos,” esMateria.com, 17 Oct 2013. Alicia Rivera, “Un nuevo cráneo agita el debate de la evolución humana,” El País, 17 Oct 2013. “Un cráneo hallado en Georgia sugiere que hace 1,8 millones de años solo había una especie humana,” Agencia SINC, 17 Oct 2013.

Sigue leyendo

Nueva controversia en Nature: Las rocas australianas que muestran falsas señales de vida precámbrica marina

Dibujo20130102 to live or not live - evidence for a simple rock

Los fósiles de animales marinos encontrados en rocas australianas del período ediacárico (el último del precámbrico, que comenzó hace unos 635 millones) podrían ser líquenes terrestres según nuevo estudio publicado en Nature. Obviamente, se trata de un estudio controvertido, pues señales parecidas en otros lugares del mundo han sido calificados como animales marinos. La gran dificultad de estos estudios es distinguir estructuras sedimentarias cuyo origen son depósitos de arena en un valle terrestre de los sedimentos en un cañón submarino. Su color rojizo, su geoquímica elemental, su composición isotópica estable, y la presencia de cristales de yeso y de nódulos de carbonato son las razones que alega Gregory J. Retallack para realizar su afirmación. Por supuesto, estas pruebas son ambiguas. Yo no soy experto, por lo que habrá que esperar a futuros estudios, pero cuando el río suena… El artículo técnico es Gregory J. Retallack, “Ediacaran life on land,” Nature 493: 89-92, 03 Jan 2013. Cuando hay polémica, Nature suele acompañar el artículo técnico con una discusión sobre la polémica, tanto alguien a favor como en contra; en este caso Shuhai Xiao, L. Paul Knauth, “Palaeontology: Fossils come in to land,” Nature 493: 28-29, 03 Jan 2013.

Sigue leyendo

La tafonomía forense de la muerte de un panda descuidado

Reconstrucción tafonómica forense de la acumulación de huesos de panda encontrados en la cámara inferior de la sima. Dibujo de Jennifer Kane a partir de datos de Wang Dayong.

La tafonomía forense es la parte de la paleontología que estudia el proceso de la acumulación y formación de restos fósiles. El nombre proviene del griego “τάφος” taphos, enterramiento, y “νόμος” nomos, ley). Esta reconstrucción tafonómica del accidente de un panda gigante macho (Ailuropoda melanoleuca) encontrada en una sima en la montaña Jiangdong (suroeste de Yunnan, China). Se han encontrado restos de huesos de varios animales en dos cámaras, una en la parte  superior de la sima (3-4-5 en la figura) y otra en la parte inferior (6 en la figura). La datación por radiocarbono de los huesos de panda encontrados en la cámara superior indican sucesos acaecidos hace entre 8470 y 8250 años, mientras que los encontrados en la cámara inferior indican un accidente muy posterior de hace solo 5025 ± 35 años. La figura que abre esta entrada presenta la reconstrucción de este desgraciado accidente. Estas viñetas tienen un toque de humor negro que no suele aparecer en publicaciones científicas. Abajo muestro una figura con los huesos de dicho panda en la cámara inferior, incluyendo su cráneo. El artículo que presenta estos curiosos resultados es Nina G. Jablonski, Ji Xueping, Liu Hong, Li Zheng, Lawrence J. Flynn, Li Zhicai, “Remains of Holocene giant pandas from Jiangdong Mountain (Yunnan, China) and their relevance to the evolution of quaternary environments in south-western China,” Historical Biology: An International Journal of Paleobiology, 24: 527-536, 2012. Me he enterado gracias a un tuit de Sir Peter O’Saur ‏@paleofreak, que a su vez lo ha visto en estos “missing links.”

Restos de huesos de un panda macho encontrados en la cámara inferior de la sima y su cráneo.

La serpiente más primitiva conocida permite rehacer la filogenia de estos reptiles

El origen evolutivo temprano de las serpientes es poco conocido porque faltan especies de transición. No se sabe, por ejemplo, si sus orígenes son marinos o terrestres. Se publica en Nature una revisión de la filogenia de las serpientes gracias al análisis de una especie del Cretácico tardía llamada Coniophis precedens. Sus vértebras, maxilares y piezas dentales indican que se trata de la serpiente más primitiva conocida. Sus características indican que su medio ambiente eran las llanuras inundadas continentales, por lo tanto, las serpientes podrían tener un origen terrestre. Además, su cráneo es intermedio entre el de las serpientes y el de los lagartos, por lo que los autores creen que las serpientes podrían haber evolucionado a partir de los lagartos que viven en madrigueras. El artículo técnico es Nicholas R. Longrich, Bhart-Anjan S. Bhullar & Jacques A. Gauthier, “A transitional snake from the Late Cretaceous period of North America,” Nature, Published online 25 July 2012 [información suplementaria muy interesante].

El nuevo resultado publicado en Nature parece haber decidido la antigua controversia sobre si el cuerpo alargado y las extremidades reducidas de las serpientes se desarrollaron en un ambiente terrestre, como una adaptación para cavar, o en un medio marino, como una adaptación para nadar; los nuevos fósiles del género Coniophis encontrados en América del Norte parecen decantar la respuesta hacia el origen terrestre. En especial, las piezas dentales y los maxilares encontrados indican que estas serpientes eran carnívoras y se alimentaba de pequeños vertebrados en un entorno terrestre. Los autores proponen que estas serpientes primitivas tendrían una ecología similar a las serpientes del infraorden de los aletinofidios.