Francis in Mapping Ignorance: La velocidad de la gravedad

Dibujo20130104 Solar eclipse - earth tides

Mapping Ignorance es el nuevo blog de divulgación científica en inglés de la Cátedra de Cultura Científica de la Universidad del País Vasco y Euskampus. Si no lo conoces, merece la pena visitarlo con regularidad. He publicado dos artículos “ESA’s Planck satellite finds the missing baryons,” Dec. 13, 2012, y “The speed of gravity,” Jan. 04, 2013. Esta última entrada se hace eco del reciente artículo de K. Y. Tang, C. C. Hua , W. Wen, S. L. Chi, Q. Y. You, D. Yu, “Observational evidences for the speed of the gravity based on the Earth tide,” Chinese Science Bulleting, Open Access, Available Online, December 2012 [el artículo es de acceso gratuito].

“Newton’s theory of gravitation assumes that the speed of gravity is infinite and the gravitational interaction is instantaneous. However, Einstein’s theory postulates that it is exactly equal to the speed of light. A team of Chinese physicists lead by Tang Ke Yun, at the Institute of Geology and Geophysics, Chinese Academy of Sciences, Beijing, China, has measured the speed of gravity with a relative error of about 5% by using Earth tides during three solar/lunar eclipses. The resulting value, between 0.93 to 1.05 times the speed of light, confirms the result postulated in Einstein’s theory. It is expected that new measurements using the same method, but with better gravimeters, could reduce the error by about an order of magnitude.” Leer más en Mapping Ignorance.

1919, el año en el que Einstein se convirtió en el icono del genio gracias al New York Times

Foto original del eclipse de 1919.

Einstein era conocido sólo en ciertos círculos científicos hasta 1919 cuando, gracias al New York Times, pasó a estar boca de todos, doctos o legos. El 9 de noviembre de 1919 se publicaba en The New York Times un artículo titulado “Eclipse Showed Gravity Variation,” fechado el día anterior en Londres. El artículo afirmaba que Sir Joseph Thomson, presidente de la londinense Royal Society, afirmaba que nos encontrabámos con uno de “los avances más importantes de todos los tiempos, quizás el más importante,” en la reunión del 7 de noviembre en la que se describían las observaciones del eclipse total de Sol ocurrido el 29 de mayo. La predicción de Einstein había sido confirmada experimentalmente. Algo que lo que logró convencer a la audencia Sir Frank Dyson. El Dr. Crommelin ofreció detalles más técnicos, estimando el error experimental en un 8% (el valor predicho por Einstein es el doble del de Newton). En palabras del presidente Thomson es “el mayor descubrimiento sobre la gravedad desde que Newton introdujo sus leyes.”

Los eclipses siempre han estado rodeados de cierta magia. Que un completo desconocido para el público en general adquiera la talla de Newton gracias a un eclipse es una noticia que llama la atención del público sin lugar a dudas. El público demandaba “conocer” al genio. El New York Times no podía defraudar a sus lectores, por lo que entrevistó a Albert Einstein en Berlín el 2 de diciembre de 1919, aparecido como “Einstein Expounds His New Theory,” aparecido el día siguiente. Se acababa de editar el libro de Einstein titulado “Relativity,” originalmente escrito en 1916, donde Einstein trataba de explicar la relatividad a “todo el mundo,” ya que según parece, “sólo una docena de personas en todo el mundo la entendía.” En la entrevista, las continuas referencias a Newton son todo un golpe de impacto para el público en general.

Supongo que pocos entendieron los comentarios de Einstein en la entrevista, por lo que el 7 de diciembre de 1919 apareció un artículo del Dr. Carmichael, autor del primer libro se relatividad en inglés. El artículo, titulado “Given de Speed, Time is Naught,” trataba de explicar la relatividad especial. El autor destaca que la teoría de Einstein aún es una teoría “no probada,” poniendo el énfasis en las paradojas temporales, como la de los gemelos “un hombre moviéndose a la velocidad de luz, no envejecería en 1000 años.” Palabras mayores.

1919, el año del eclipse, quizás el eclipse más importante de toda la ciencia, el que encumbró a Einstein, gracias a tres artículos en prensa, a todo un icono del genio científico.