El genoma de los pinzones de Darwin

dibujo20130228-darwin-finches-beak-type-diet-items

Se ha secuenciado el genoma de las 14 especies de pinzones de las Islas Galápagos (Ecuador) que documentó Charles Darwin en su viaje en el Beagle y que se supone que le ayudaron a idear su teoría de la evolución (aunque muchos historiadores dudan de ello); por cierto, en realidad son 13, pues el décimocuarto vive en la Isla del Coco, Costa Rica. La mayor diferencia entre estos pájaros está en el tamaño y forma del pico (también difieren en su comportamiento y en su canto). Su genoma contiene unos 13.291 genes que codifican proteínas y su ADN tiene unos 991,0 Mb (millones de bases). Hay dos genes relacionados con la forma y tamaño del pico (Igf2r y Pou1f1), pero además hay otros 5 genes entre 47 que presentan cambios asociados a su aislamiento en las diferentes islas de las Galápagos. El análisis genético indica que se diversificaron hace más de 1 millón de años (y menos de 3 millones). El artículo técnico es Chris M Rands et al., “Insights into the evolution of Darwin’s finches from comparative analysis of the Geospiza magnirostris genome sequence,” BMC Genomics 14: 95, 12 Feb 2013 [acceso gratuito al pdf].

dibujo20130228-phylogeny-of-seven-amniotic-species-branch-lengths-are-proportional

dibujo20130228-evolutionary-rate-analyses

Esta entrada participa en el XXI Carnaval de Biología organizado por Torjo Sagua (@torjosagua) en su blog “Enciclopedia Galáctica.”

Lo siento, Margulis, el artículo sobre la evolución más polémico del año no aparecerá publicado en PNAS

Dibujo20091005_lynn_margulis_NAS_member_bypassing_PNAS_normal_peer_review_with_controversial_paperYa lo dijimos en “Cierran la puerta trasera para publicar en la prestigiosa revista PNAS“. Este es el último año en el que se puede utilizar la puerta trasera para colar los artículos de los amiguetes en PNAS. Y como el que no corre, vuela, Lynn Margulis tenía que aprovechar la ocasión. Quería colar un controvertido artículo de Donald Williamson, un zóologo británico de 87 años, ya jubilado, en Proceedings of the National Academy of Science. El artículo apareció aceptado en la versión online de la revista: Donald I. Williamson, “Caterpillars evolved from onychophorans by hybridogenesis,” PNAS, Published online before print August 28, 2009. El artículo no aparecerá en la versión impresa de la revista. Está siendo sometido a un proceso de revisón por conducta deshonesta durante el proceso de envío. ¿Qué dice el artículo? Que las mariposas son el resultado del cruzamiento de dos especies distintas una con la forma de sus larvas (orugas) y otra con su forma adulta. La metaformosis de las mariposas es el resultado del cruzamiento de estas dos especies tan diversas y no por la evolución a partir de una única especie antecesora, como proclama el neodarwinismo. La comunidad científica mundial está alarmada. Muchos biólogos están protestanto. Máxime en el año de Darwin. Algunos califican al artículo como la bazofia del año. El peor artículo de PNAS este año. Los editores, con la cara sonrojada de vergüenza, han decidido lo mejor para la revista. Retirar el artículo de la versión impresa (por ahora no lo han hecho de la versión online). ¿Se atreverán a retractarlo?

Nos lo cuenta todo el mundo. Margulis es famomísima y la metedura de pata de un famoso es mucho más gorda que la de cualquiera de nosotros. Entre otros, Sam Kean, “Controversy “Proceeding” at National Academy’s Journal,” Science Inside, October 1, 2009; “Worst paper of the year?,” Why Evolution is True, September 4, 2009; “Butterfly Sex and Wild Science: The Curious Tale of Caterpillars and Velvet Worms,” Dechronization, September 12, 2009; Williamson ya tiene hasta entrada en la wiki, contando su gran “aventura” PNAS.

 “I reject the Darwinian assumption that larvae and their adults evolved from a single common ancestor. Rather I posit that, in animals that metamorphose, the basic types of larvae originated as adults of different lineages, i.e., larvae were transferred when, through hybridization, their genomes were acquired by distantly related animals.” Inicio del abstract del artículo. Williamson, no se corta un pelo. ¿Estará “chocheando”?

El gran error de Darwin y del darwinismo: no existe la célula original

El año que viene es el año de Darwin. Se cumple el 150 aniversario de la publicación de su libro “Sobre el origen de las especies por medio de la selección natural” (“On the Origin of Species by Means of natural Selection or the Preservation of Favored Races in the Struggle for Life”). También se celebra el 200 aniversario de su nacimiento.

La teoría de la evolución es un hecho científicamente probado. Ha sido demostrada tanto en laboratorio (condiciones controladas) como en la Naturaleza. Los avances en genética molecular han sido fundamentales para ello. Sin embargo, la teoría de la evolución requiere ciertas hipótesis que como tales han de ser verificadas experimentalmente. La hipótesis de Darwin de que todas las formas de vida son descendientes de un única célula ancestral ha de ser verificada experimentalmente. Shi V. Liu, en “A Fundamentally New Perspective on the Origin and Evolution of Life,” ArXiv preprint, 21 Nov 2008 , aceptado para publicación en PNAS, nos indica que existen evidencias fuertes que sugieren que esta hipótesis es incorrecta.

La evidencia experimental apunta a que toda una serie de diferentes células primitivas se originaron a partir de formas de vida no celular. Estas diferentes células evolucionaron de forma independiente, siguiendo las mismas “leyes” evolutivas darwinistas, aunque también interactuaron entre sí. Esta nueva hipótesis permite entender la ausencia de ciertos eslabones perdidos en la historia de la evolución de las primeras formas de vida puestos en evidencia gracias a los análisis genéticos. Hay varias líneas filogenéticas que no parece que convergan entre sí.

Esta idea no es nueva. Si la evolución de las primeras formas de vida está controlada por mecanismos físico-químicos, cómo podemos entender que sólo se desarrollara una única forma de vida celular ascentral. Lo razonable es que se formaran múltiples formas de vida primigenia en competición.

El artículo se lee fácil, aunque desafortunadamente adolece de pruebas feacientes y no dice mucho más de lo que aquí he resumido.

La foto es una portada de National Geographic relativa a un artículo que comparaba darwinismo y neodarwinismo. La pena que un titular de portada “¿Estaba Darwin equivocado?” puede inducir a que muchos ojeadores de quiosco, que no leen más que las portadas, se vean inducidos a pensar que es un artículo reivindicando ideas creacionistas. Craso error inducido por el editor de la revista. ¿O quizás el editor ha buscado la polémica para vender más ejemplares?

El tripanosoma que mató a Charles Darwin (o sobre el Mal de Chagas)

Charles Darwin murió de la enfermedad llamada Mal de Chagas causada por un parásito, un protozoo flagelado de membrana ondulante, un tripanosoma (Trypanosoma cruzi). Por supuesto, se trata de una hipótesis, sin análisis inmunológicos del cuerpo es imposible saberlo, pero parece que “padeció todos sus síntomas.” Ralph E. Bernstein, “Darwin’s illness: Chagas’ disease resurgens,” Journal of the Royal Society of Medicine Volume 77, pp. 608-609, July 1984 . La teoría fue originalmente propuesta por S. Adler, “Darwin’s Illness,” Nature, 184, 1102-1103, 10 October 1959 , quien descubrió que el cuadro clínico darwiniano -incluso la muerte- con los síntomas del ominoso Mal de Chagas, que transmite la vinchuca, y cuyo agente e un “tripanosoma”, parásito de la sangre, identificado en 1909 por el investigador brasileño Carlos Chagas, veintisiete años después del deceso de Darwin. La Teoría de la Evolución fue escrita por un Darwin que apenas lograba trabajar durante un máximo de tres o cuatro horas diarias, recostado en el sofá de su biblioteca y “sufriendo dolorosas molestias intestinales con mucha flatulencia, vómitos frecuentes e insomnio por las noches” [Taringa].

El Mal de Chagas es una enfermedad endémica en latinoamérica y afecta a más de 16 millones de personas todos los años (según la OMS). Afortunadamente, tiene cura. “Descubren cura para mal de chagas.” Un grupo de científicos venezolanos descubrió que una droga usada para combatir la arritmia cardíaca aniquila los parásitos que causan el Mal de Chagas, en concreto, “la combinación de amiodarona y posaconazol, que inhiben la síntesis del ergosterol y así el parásito no puede sobrevivir”, publicado en Gustavo Benaim et al., “Amiodarone Has Intrinsic Anti-Trypanosoma cruzi Activity and Acts Synergistically with Posaconazole,” J. Med. Chem., 49 (3), 892-899, 2006 . A los interesados en esta enfermedad les puede interesar el artículo Alfonso J. Rodríguez-Morales, “Nuevas perspectivas en el manejo terapéutico de la enfermedad de chagas,” Rev. Perú. Med. Exp. Salud Pública, v.22, n.2, abr./jun 2005 .

El genoma del Trypanosoma cruzi ya fue secuenciado, Najib M. El-Sayed et al. “The Genome Sequence of Trypanosoma cruzi, Etiologic Agent of Chagas Disease,” Science, Vol. 309. no. 5733, pp. 409-415, 15 July 2005 , donde se estima que su genoma tiene 60.372.297 de pares de bases, con unos 22.570 genes codificadores de proteínas. En ProtozoaDB se puede acceder a dicho genoma y visualizar con herramientas bioinformáticas (Alberto M. R. Dávila et al., “ProtozoaDB: dynamic visualization and exploration of protozoan genomes,” Nucleic Acids Research, 36:D547-D552, 2008 [gratis].
)

A los interesados en viajar a Venezuela les disgustará saber que todavía no se conoce una vacuna para la Enfermedad de Chagas en humanos (aunque sí en perros). También les gustará saber que la enfermedad es incómoda, pero no mata, al menos, bicho malo nunca muere.

La NASA y la enfermedad de Chagas, ¿qué tiene que ver la cristalización de proteínas y un parásito sanguíneo?

La enfermedad de Chagas no es considerada “exótica” en EEUU y Europa. El mal de Chagas, una enfermedad parasitaria que puede causar la muerte de sus víctimas décadas después de haberse infectado(poco fiable es de 20minutos).

Pilar Mateo, una valenciana dedicada a enfermedades de los pobres, como el mal de chagas o el dengue. Ya que según ella “las mujeres también investigan.”

Los retos del Mal de Chagas: ¿Sombrío panorama o un asomo de esperanza?