La ruta de los diez años para la fusión nuclear comercial

Dibujo20130217 Development roadmap for private sector fusion systems

Los “libros blancos” son cada día más comunes en España. Se nota que estamos copiando a EE.UU. que tienen “libros blancos” para todo, incluso para ayudar a los inversores de capital riesgo a invertir en tecnologías de fusión nuclear comercial. La recomendación es invertir unos 500 M$ (millones de dólares) en 10 años, pero en dos fases. En los primeros 3 años hay que invertir unos 20 M$ para que el innovador demuestre que su diseño funciona. En la segunda fase, si el diseño ha funcionado, se invertirá el resto del dinero para obtener un prototipo comercial. Si en 10 años el innovador no ha demostrado que su prototipo comercial funciona, el inversor de capital riesgo debe abandonar de forma inmediata. Así de sencillo. Esta “hoja de ruta” para el inversor es el resultado de un comité del ARPA-E del DOE. Acojona pensarlo. Sólo 3 años y sólo 20 M$ para demostrar lo que miles de investigadores con miles de millones de dólares no han logrado en los últimos 60 años. Por fortuna, en EE.UU. hay muchos inversores de capital riesgo que están apostando por proyectos de este tipo. El beneficio esperado para quien logre desarrollar los primeros reactores de fusión comerciales ronda los diez mil millones de dólares (un factor de retorno para la inversión de 20). No es de extrañar que haya muchos proyectos que buscan obtener reactores compactos de fusión nuclear comerciales esparcidos por todo el mundo (siendo los mejor financiados los de EEUU y Canadá). El problema es que muy pocos han logrado los 20 M$ de inversión necesarios para entrar en la carrera descrita por el “libro blanco” de la fusión nuclear compacta comercial. Más información para los inversores interesados en Simon Woodruff et al., “Path to Market for Compact Modular Fusion Power Cores,” Journal of Fusion Energy 31: 305-316, August 2012.