Francis en #rosavientos: El cráneo humano más polémico

Dibujo20131018 Dmanisi cranium D4500 and associated mandible D2600 - sciencemag org

Ya está disponible el audio de mi sección ¡Eureka! en La Rosa de los Vientos, de Onda Cero. Como siempre una transcripción libre y algunos enlaces para profundizar.

Esta semana ha sido portada de la prestigiosa revista Science un cráneo humano fósil que ha sido encontrado en el yacimiento arqueológico de Dmanisi en la República (ex-soviética) de Georgia. Este cráneo reabre la polémica sobre la evolución de los humanos, ¿por qué es tan polémico el yacimiento de Dmanisi? Dmanisi es un yacimiento arqueológico situado en Georgia cerca de la frontera con Armenia. Georgia se encuentra al este del Mar Negro, con Rusia al norte y Turquía y Armenia al sur. El yacimiento de Dmanisi presenta restos fósiles humanos en una estrato basáltico con 1,8 millones de años de antigüedad según las dataciones radiométricas. Estos fósiles han generado mucha polémica porque presentan rasgos primitivos, propios del Homo erectus, la especie que se cree que colonizó Europa a través de Oriente Próximo, y rasgos más modernos, cercanos al Homo habilis, especie que se desarrolló en África en paralelo con la conquista de Europa. Hay que recordar que el Homo antecessor encontrado en Atapuerca, considerado el homínido más antiguo de Europa, está datado en unos 800.000 años. El cráneo número 5 hallado en Dmanisi es el cráneo más antiguo y completo que se ha hallado nunca, comparable a los encontrados en la Sima de los Huesos de Atapuerca, pero allí tienen mucho menos de un millón de años. El cráneo número 5 hallado en Dmanisi podría cambiar la historia de los primeros homínidos y por ello se ha reabierto la polémica sobre este yacimiento.

Recomiendo leer a Antonio Martínez Ron, “El cráneo que lo cambia todo: los primeros Homo podrían ser de la misma especie,” lainformacion.com, 17 oct 2013, y “Arsuaga: “La conclusión de Dmanisi es estirar demasiado el chicle”,” lainformacion.com, 17 oct 2013. José María Bermúdez de Castro, “Un cráneo que traerá polémica,” Reflexiones de un primate, QUO, 17 Oct 2013.

También disfrutarán con Nuño Domínguez, “Un cráneo para unirnos a todos,” esMateria.com, 17 Oct 2013. Alicia Rivera, “Un nuevo cráneo agita el debate de la evolución humana,” El País, 17 Oct 2013. “Un cráneo hallado en Georgia sugiere que hace 1,8 millones de años solo había una especie humana,” Agencia SINC, 17 Oct 2013.

Dibujo20131018 The Dmanisi paleodeme comparison and evolution - sciencemag org

Este cráneo número 5 parece indicar que Homo erectus y Homo habilis eran la misma especie. ¿Cuáles son las pruebas que apuntan en esta dirección? El cráneo número 5, encontrado en el año 2005, encaja a la perfección con una mandíbula hallada en el año 2000. El equipo de paleoantropólogos que ha estudiado estos fósiles, entre los que se encuentra la boliviana Marcia Ponce de León, que está afincada en la Universidad de Zúrich (Suiza), ha necesitado más de 8 años para atreverse a publicar sus conclusiones. Las características del cráneo número 5 son muy llamativas: se cree que era un macho que medía un metro y medio de altura, con unos 48 kg de peso y con una capacidad craneal muy pequeña (546 centímetros cúbicos, menos de la mitad de un humano actual), propia de Homo habilis, pero con un rostro enorme, muy simiesco y alargado, con una mandíbula muy grande, con unos dientes enormes y unos arcos en las cejas muy marcados, características propia de los homínidos más primitivos, que recuerdan incluso a los australopitecos. Estas características nunca habían sido observadas juntas en ningún fósil de Homo hasta ahora. De hecho, los cinco cráneos encontrados en Dmanisi son muy diferentes entre sí como para pertenecer a un mismo grupo familiar. Unos recuerdan al africano Homo habilis, mientras que otros son típicos del asiático Homo erectus. Marcia Ponce de León y sus colegas creen los cinco individuos presentan una variabilidad similar a la que se puede encontrar en un grupo de cinco humanos actuales o de cinco chimpancés, por ello han afirmado en Science que se trata de la misma especie. Como el cráneo número 5 tiene rasgos de Homo habilis y de Homo erectus, han propuesto que Homo habilis y Homo erectus son en realidad la misma especie. Los cinco cráneos podrían ser Homo erectus en cuyo caso esta especie habría aparecido de forma simultánea en África y en Europa.

Si las pruebas parecen claras a favor de una única especie, ¿por qué se ha producido una polémica tan grande con este descubrimiento? La razón la han descrito muy bien los dos investigadores principales del yacimiento de Atapuerca, José María Bermúdez de Castro y Juan Luis Arsuaga: las conclusiones del estudio publicado en Science son muy precipitadas y van más allá de lo razonable. Incluir fósiles tan diferentes en la misma especie es muy arriesgado, pues se podrían diferenciar entre sí en un millón y medio de años, que es mucho tiempo. Además, en otros yacimientos hay cráneos de Homo habilis y de Homo erectus que se diferencian muchísimo más entre sí que los cinco cráneos encontrados en Dmanisi. Nadie duda de la datación radiométrica del estrato volcánico en el que se han encontrado los restos, pero afirmar que los restos encontrados en dicho estrato corresponden a un mismo grupo (o población) de homínidos no es una conclusión lógica a la vista de sus marcadas diferencias. Los sedimentos fluviolacustres que contienen los fósiles se podrían haber depositado mucho más tarde que los materiales volcánicos datados, sin que hubiera ningún criterio claro para saber cuánto tiempo más tarde ocurrió este depósito. Por supuesto, se necesitan argumentos más concluyentes y serán necesarios más estudios.

Pero si el estudio se ha publicado en la prestigiosa Science, debe haber muchos paleoantropólogos a favor de las conclusiones que se han publicado. Las conclusiones de la boliviana Marcia Ponce de León y sus colegas están a favor de la opinión de algunos paleontólogos que afirman que en los primeros humanos había una gran diversidad de rasgos similar a la que se observa entre las poblaciones de chimpancés o entre los humanos modernos. A los humanos primitivos les ponemos diferentes nombres según los rasgos que observamos, como si fueran especies diferentes, cuando bien podría tratarse de la diversidad propia de la misma especie distribuida en diferentes lugares. Lo más importante del cráneo número 5 de Dmanisi es que recupera un asunto que parecía olvidado desde hace muchos años, el problema de aplicar el concepto de especie o de subespecie a los primeros homínidos. La polémica está servida y serán necesarios futuros estudios para clarificar esta cuestión.

Dibujo20131018 The Dmanisi paleodeme - sciencemag org

El artículo de Science ha generado mucha polémica. Muchos oyentes pueden tener la sensación de que se trata de polémicas a nivel personal y se preguntan ¿por qué en el campo de la paleontología humana se dan tantos egos? En realidad la polémica suscitada por el artículo de Science, entre los antropólogos ya tiene más de 10 años. La ciencia no tiene dogmas y el debate sobre todos las hipótesis científicas, incluso las propias bases del conocimiento, es continuo, más aún, si es constructivo es muy bueno para la salud de la propia ciencia. El problema en la antropología es la escasez de restos fósiles humanos de calidad. En casi todos los yacimientos arqueológicos se encuentran restos de uno o dos individuos y extraer conclusiones aplicables a toda una especie a partir de información tan fragmentaria es muy difícil y sujeto a opiniones. Además, todo los antropólogos quieren encontrar y bautizar una nueva especie del género Homo, lo que crea cierta polémica. Pero repito, creo que este tipo de debates enriquecen la ciencia y nos demuestran que el conocimiento científico es algo vivo que se construye de forma continua.

Algunos oyentes se preguntarán si el nuevo descubrimiento en Dmanisi implica que haya que replantearse algo de Atapuerca. ¿Cómo afecta que Homo habilis y Homo erectus sean una sola especie? Dmanisi y Atapuerca son yacimientos arqueológicos únicos en el mundo porque han encontrado grupos de homínidos pertenecen a una misma población. En la Sima de los Huesos se ha encontrado una población de Homo antecessor que vivió haces unos 400 mil años. En Dmanisi estamos hablando de una población que vivió hace 1,8 millones de años. Por tanto, en principio que Homo habilis y Homo erectus sean una única especie no afecta o afecta poco al gran descubrimiento de Atapuerca. Algunos antropólogos creen que Homo antecessor es una línea evolutiva que nace en los Homo habilis y pasa por el Homo ergaster, una línea evolutiva paralela a la que dio lugar al Homo erectus. Que ambas líneas paralelas se fusionen en una única línea evolutiva no afecta en casi nada a los trabajos en Atapuerca, en mi opinión, aunque yo no soy experto.

Muchos oyentes se preguntan por el funcionamiento de las revistas científicas. Science ha publicado trabajos contrarios a este nuevo estudio, contrarios en el sentido de que decían una cosa que ahora está en cuestión. ¿Por qué ocurre esto? En realidad no se trata de trabajos contradictorios entre sí. La ciencia avanza a base de hipótesis que están sustentadas por descubrimientos y muchas veces un nuevo descubrimiento requiere que nos replanteemos el conocimiento ya establecido, o que se recuperen hipótesis que ya fueron descartadas. Esto es normal en todas las revistas científicas, pero al público general sólo le llega cuando ocurre en las revistas más prestigiosas como Science y Nature. Quizás estas revistas están sobrevaloradas, porque lo que se publica en ellas no es que sea una verdad absoluta, como en cualquier otra revista, se trata de una hipótesis. Además, a estas revistas les gusta publicar hipótesis atrevidas pues reposan parte de su prestigio en publicar artículos polémicos que generan un gran revuelo mediático. Pero lo que lo oyentes deben recordar es que un artículo publicado en una revista científica no es una verdad absoluta, sino una interpretación tras un análisis científico de una serie de hechos. Dicha interpretación se publica para ser discutida por toda la comunidad. Hay interpretaciones que son aceptadas por todos y otras que son polémicas. Pero todas aportan algo al avance de la ciencia. Como dije antes, en la ciencia no hay dogmas, todas las creencias han de ser sacudidas para que no sean creencias, sino ciencia.

Coda final. Ya está disponible el audio de mi sección ¡Eureka! si no lo has escuchado aún, este es el momento.

Anuncios

2 pensamientos en “Francis en #rosavientos: El cráneo humano más polémico

  1. Francis, gracias por tu tarea divulgativa!

    Me surge una duda, yo pensaba que h.erectus era mas moderno que h.habilis…pero tu primer parrafo sugiere lo contrario
    http://es.wikipedia.org/wiki/Homo_erectus

    “Estos fósiles han generado mucha polémica porque presentan rasgos primitivos, propios del Homo erectus, la especie que se cree que colonizó Europa a través de Oriente Próximo, y rasgos más modernos, cercanos al Homo habilis, especie que se desarrolló en África en paralelo con la conquista de Europa…

    • Von_val, gracias, tienes razón, mi párrafo sugiere una línea temporal que no está clara. El nuevo artículo propone que habilis y erectus son la misma especie y prefiere el nombre de erectus. Antes se pensaba que había dos líneas evolutivas en paralelo, habilis por un lado y erectus por otro lado. Tienes razón en que mucha gente comienza la línea de los habilis en los 2 millones de años y la línea de los erectus alrededor de 1,2 millones de años. Pero no está claro y mucha gente comienza ambas líneas alrededor de los 2 millones de años. Quizás no lo he escrito del todo bien.

Los comentarios están cerrados.