La velocidad y aceleración de Felix Baumgartner durante su salto

Dibujo20130509 Speed Baumgartner function leap time measured -open symbols- speed of sound - acceleration

El 14 de octubre de 2012, el austriaco Felix Baumgartner ascendió a 39.000 metros en un globo estratosférico y saltó en caída libre alcanzando una velocidad supersónica. Durante su salto, su posición fue medida por un GPS situado en su pecho. Los resultados están publicados y pueden ser utilizados por los docentes interesados en mostrar este ejemplo a sus alumnos. La velocidad máxima de Baumgartner fue de 1357,6 km/h (Mach 1,25) y su caída libre duró 4 minutos y 20 segundos. Los profesores interesados en un poco de ayuda a la hora de incorporar este ejercicio en sus clases disfrutarán con el artículo de los españoles José M. Colino y Antonio J. Barbero, ambos de la Univ. de Castilla-La Mancha, “Quantitative model of record stratospheric freefall,” Eur. J. Phys. 34: 841–848, 22 Apr 2013.

La figura que abre esta entrada muestra la velocidad de Baumgartner como función del tiempo de caída a partir de un modelo teórico sencillo (curva negra) y los resultados del GPS (circulitos verdes); la velocidad del sonido se muestra en la curva roja, indicando dónde la caída de Baumgartner fue supersónica. También se muestra la aceleración en función del tiempo calculada a partir de la velocidad. Y finalmente, la velocidad en función de la altura del modelo elemental de los autores (curva negra) comparada con las medidas del GPS (puntos rojos).

Anuncios

Un pensamiento en “La velocidad y aceleración de Felix Baumgartner durante su salto

  1. El salto de Felix Baumgartner fue peligroso por los efectos físicos y químicos que sufrió su organismo. Estuvo a punto de desmayarse cuando volaba a la máxima velocidad y llegó al suelo completamente agotado. A destacar que el vuelo, y la marca registrada, sólo fueron posibles porque el viento soplaba por debajo de los 10 km/hora y el cielo estaba limpio de nubes. Si el viento hubiese sido más fuerte y el trayecto hubiese estado cubierto por según qué tipos de nubes no habría batido la marca de velocidad y habría tardado más tiempo en tocar tierra. Eso sí, tal vez hubiese conseguido otros registros, pero a costa de haberse dado una paliza considerable.

Los comentarios están cerrados.