Aceptan un artículo de Mathgen en una revista de matemáticas cuyo editor principal es español

¿Quién es el responsable de que un artículo generado por ordenador sea aceptado en una revista internacional? Mathgen es un generador online de artículos de matemáticas basado en SCIgen. El 13 de agosto de 2012, el editor principal de la revista open access Advances in Pure Mathematics aceptó un artículo enviado el 3 de agosto que había sido generado por Mathgen. ¿Realmente ha sido sometido a revisión por pares el artículo generado por Mathgen? A priori, uno tiende a dudarlo. “Independent, Negative, Canonically Turing Arrows of Equations and Problems in Applied Formal PDE” [copia en PDF] es un artículo sin sentido, imposible de entender y con un formato inaceptable, pero ha sido aceptado. La respuesta en plan broma del autor ficticio Professor Marcie Rathke (University of Southern North Dakota at Hoople) a los comentarios de los revisores no fue entendido por el editor, quien los aceptó sin más y solicitó el pago de los 500$ por el artículo. Obviamente, Nate Eldredge no quiso gastarse ni un dólar, pero nos lo cuenta en su entrada “Mathgen paper accepted!,” That’s Mathematics!, Sep. 14, 2012.

Lo que apena de este caso es que el editor principal de Advances in Pure Mathematics es un profesor español del departamento de geometría y topología de una prestigiosa universidad española. No tengo ni idea de qué puede haber ocurrido, pero ahora mismo es el hazmerreír de toda la comunidad matemática internacional. Una pena.

 

12 pensamientos en “Aceptan un artículo de Mathgen en una revista de matemáticas cuyo editor principal es español

  1. Bueno, el problema no es tanto el editor, sino que la revista es una de las publicadas por las “predatory publishers” o editoriales fraudulentas (http://alvarocabezas.com/2011/12/09/el-lado-oscuro-de-la-ciencia-ii-listado-de-editoriales-open-access-fraudulentas/), que publican lo que sea con tal de que pagues. Quizá las universidades españolas deberían advertir a algunos profesores, ya que estos no parecen advertirlo por sí mismos, que se abstengan de tratos con dichas editoriales.

    Lo sorprendente, para mí, no es que lo aceptaran, sino que sugirieran cambios en el texto para poder ser publicado (aunque resultara luego ser una pantomima).

    Saludos

    • Álvaro, no se trata de un miembro del comité editorial, sino del editor principal, el responsable último de todo lo que se publica en su revista. Toda la culpa, oficialmente, recae sobre él.

  2. El hecho de que pidan cambios en el texto lo único que implica es que obvian completamente el fundamento del texto, lo único que revisan es la legibilidad, dejando la revisión del argumento a la virulé. Cosa que no es de extrañar si realmente esta revista es una “predatory publisher” como dice Álvaro Cabezas. Pa mear y no echar gota…..

    Por cierto, me ha gustado la contestación del “autor”, un Zas en toda la boca.

  3. El problema que ahí ha ocurrido es específico de Matemáticas, y merece comentarse un poco por qué ahí pudo suceder esto. El editor en jefe es de Geometría, por lo que resulta comprensible que, simplemente, lo enviara al miembro editorial de la rama de Estadística sin más (es posible incluso que no pasara por sus manos). El editor de esa rama debiera de haber percibido algo raro, pero tendría probablemente alguna indicación de que la revista es reciente y con necesidad de publicar artículos, por lo que sin pensárselo mucho pensó en desplazar el problema a algún revisor. Probablemente, hubo dos o tres revisores que rehusarían hacer el trabajo: si hubiera sido una revista de prestigio consolidado, lo habrían rechazado sin más pero, al no ser éste el caso, se encontrarían con el dilema de tratar de entender si, dentro de lo que había escrito, algo podía salvarse tras una reescritura del artículo… pues un artículo con sentido en matemáticas pero mal escrito es un galimatías ininteligible, no demasiado distinto en un vistazo superficial de lo que se publicó. Finalmente, acabarían enviándoselo a algún revisor de escaso nivel y, probablemente, muy joven. Este no se atrevió a rechazarlo como tal, pero sí pide algunas modificaciones ¡a ver si por lo menos llega a entenderlo! Eso sí, comete el error fundamental de dar el artículo como “aceptable supuesto que siga las modificaciones del evaluador” en lugar de, al menos “debe reescribirse según las líneas generales del evaluador y puede volverse entonces a someter”. Y a partir de ahí, el ridículo está servido. Por supuesto, las revistas consolidadas en Matemáticas tienen tal cantidad de artículos que el editor de la rama de Estadística, al ver un resumen inicial no suficientemente claro, lo habría rechazado sin más (de hecho, estas revistas pueden tardar más de un año en publicar un artículo ya aceptado, aunque el contenido de éste será conocido mucho antes por los especialistas).

    En otras ramas, ha habido otros casos sonados, pero de distinta naturaleza. Así, en Física hubo un caso famoso de un autor de enorme prestigio: escribió un artículo usando la parafernalia de su rama pero sin ningún sentido… y se lo publicaron. En Psicología hubo uno memorable: cogieron varios artículos ya publicados en revistas de mucho prestigio, cambiaron sólo el título y los autores (que pasaban a tener filiaciones tipo Universidad Popular de Sri Lanka), los enviaron a las mismas revistas que los habían publicado y… los rechazaron no por plagio (sólo se descubrió en uno de los casos) sino por razones muy vagas de que el artículo no parecía tener la suficiente calidad.

      • Pues, lector, como en todos, basta leer el abstract (resumen) para darse cuenta de que es una basura aleatoria y que debe ser rechazado inmediatamente por un revisor que haya estudiado una licenciatura de matemáticas (no hay que ser ni siquiera experto en nada técnico).

    • Yo no le buscaría disculpas, y menos con una cadena de hipotesis. Sencillamente Nate Eldredge ha hecho un buen trabajo y puesto en evidencia a ese editor, como posiblemente lo podría haber hecho con otros.

      No es necesario ser un especialista, el texto está lleno de frases divertidas:

      “It was Fibonacci who fi rst asked whether Descartes spaces can be studied. It was Fibonacci who fi rst asked whether polytopes can be described.”
      “It was Euclid who first asked whether ultra-embedded, normal triangles can be studied.”

      Hasta en las referencias aleatorias aparece un libro de Euclides:

      “[6] V. E. Euclid. Commutative Number Theory. McGraw Hill, 2011.”

      • No me entiendas mal: en ningún caso he querido buscarle una justificación: sólo he querido dar una (posible) explicación, teniendo en cuenta cómo funcionan las cosas en Matemáticas. Si lo hubieran aceptado sin ningún informe de revisor, podría decirse simplemente que lo habían aceptado para cobrar los 500 euros y punto (y eso podría haber ocurrido también en cualquier otra área). Pero lo increíble es que realmente había un informe de revisor (¡que no había sido generado aleatoramente!) Algo así habría sido imposible en otro campo: los ejemplos que cité de Física o Psicología son impresentables (y fáciles de explicar aunque, por supuesto, no justificables); pero lo anterior, además de impresentable, creo que sólo puede ocurrir en Matemáticas.

        El trabajo de Nate Elderedge no sólo pone en evidencia a esa revista concreta, sino a la proliferación actual de revistas y congresos que se aprovechan de la importancia del “publica o perece”, el cual predomina actualmente para juzgar la investigación en muchos sitios, entre ellos España.
        De hecho en España, al cambiar hace unos cinco años el procedimiento de habilitación por el de acreditación para contratar el profesorado universitario, todo tipo de argucias para publicar (o, similarmente, para ser “invitado” a impartir conferencias en congresos) y manipular datos numéricos, resultan de lo más rentable…

  4. The referee’s objection is well taken; indeed, the abstract has not the slightest thing to do with the content of the paper.
    ….???

  5. La verdad es que el ridículo y el descrédito de la revista es gordísimo. No hace falta ser matemático para darse cuenta de que el artículo no es más que un montón de símbolos sin sentido, aparecen potencias de 0 etc etc. Está clarísimo que ni siquiera lo han leído, hasta Mariló se hubiese dado cuenta :D

  6. Lo cierto es que a veces se tropieza uno con algún que otro artículo escrito en una jerga similar. Hasta probablemente la primera mitad del siglo XX cualquier matemático podía entender cualquier especialidad de la materia, pero ahora eso es humanamente imposible. Me consta que un matemático amigo trabaja en una rama tan alejada del tronco que, según me dijo, solo compartía con un matemático alemán y un grupo de dos o tres matemáticos chinos.

    De modo que, en una primera instancia, el artículo podría hacer pensar que los autores trabajan en una de esas áreas inaccesibles, si no fuera por las chistosas referencias a personajes del estilo de Euclides, como destaca Fer137. Eso y la molesta repetición de ciertas frases como “It has long been known that…” revelan que el artículo tiene un origen algorítmico. Lo verdaderamente extraño es que los creadores del programa no hayan cuidado estos aspectos, que son los más escandalosos. Y eso que se trata de una corrección bastante fácil: en cuanto a las frases, bastaría con disponer una pequeña lista de expresiones equivalentes y elegir cada vez una al azar, repitiendo la búsqueda en los casos en que se obtenga la última utilizada; y en cuanto a las referencias bastaría con no echar mano de matemáticos de la escuela alejandrina ni del renacimiento, y aludir en cambio a matemáticos del siglo pasado en adelante.

Los comentarios están cerrados.