Atención, pregunta: ¿Se debe especificar la contribución de cada autor de un artículo científico?

Permíteme exagerar un poco. Piensa en un artículo sobre el descubrimiento del bosón de Higgs en el LHC del CERN con más de 2000 autores. Bueno, con más de 2000 nombres y sus afiliaciones. Solo son nombres. Nadie sabe quiénes son, si son doctorandos, postdocs, seniors, jefes, etc. ¿Se debe especificar la contribución de cada autor? ¿Puede que haya personas que no firman el artículo que hayan contribuido más que algunos que lo firman? Quizás Hollywood tiene la respuesta. En 1934, la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas que entrega los Oscar decidió mantener una base de datos de los créditos de todas las películas de Hollywood. Más aún, cualquier persona que aparezca en los créditos puede recibir algún premio, desde los peluqueros a la actriz principal, cada uno con una función bien especificada. ¿Por qué la ciencia no hace lo mismo? Hoy en día, con las tecnologías de la web sería muy fácil hacerlo. Obvio, el problema es otro. ¿Por qué hay que especificar la contribución de cada autor? ¿Realmente le importa a alguien? Preguntas retóricas que nos recuerda Sebastian Frische, “It is time for full disclosure of author contributions,” Nature 489: 475 (27 September 2012), y que discute más en detalle Amber Dance, “Authorship: Who’s on first?,” Nature 489: 591–593 (27 September 2012).

Algunas revistas científicas, como Nature, permiten que los autores especifiquen en qué y cuánto han contribuido en el artículo, pero mucha gente deja vacío el hueco o lo rellena con algunas “mentirijillas” (que todo el mundo acepta, pues quien logra la financiación tiene que firmar aunque no haya hecho nada más). La tecnología está ahí y bases de datos como ResearcherID.comBioMedExperts.com y ResearchGate.net podrían incorporar esta información sin dificultad alguna. La cuestión sobre el tapete es si la transparencia, la sinceridad y el buen hacer deben ser parte íntegra de la ciencia, o solo un adjetivo bonito.

¿Qué opinas sobre este tema? ¿Crees que en el futuro será una práctica habitual especificar la contribución de cada autor de un artículo? Usa los comentarios si te apetece…

Por cierto, a pequeña escala, en artículos con pocos autores, ¿quién debe firmar primero? ¿Es importante quién firma primero?

16 pensamientos en “Atención, pregunta: ¿Se debe especificar la contribución de cada autor de un artículo científico?

  1. 1) NO me parece relevante indicar qué ha hecho cada uno. Salta a la vista que hay más mentiras que verdades
    2) Firmar el primero y el último es lo más importante. Los de en medio van en el peor sitio

  2. Algunas revistas ya piden al que presenta el trabajo, con coautores, que especifique de alguna manera el “porcentaje” de contribución de cada uno. No sé si se impondrá esta práctica u otra parecida, pero yo lo veo como menos malo. Al tener que poner “porcentajes”, de alguna manera se tienen que poner de acuerdo todos los autores, y esto creo que puede evitar algún abuso. Se ven algunos CV con decenas de publicaciones, lo cual es muy positivo. Pero en algún caso extremo, si se divide por el periodo de tiempo que comprenden, a veces salen cifras poco creibles.

  3. Quizá la práctica de especificar la contribución real eliminaría malas prácticas somo la que lleva a que un joven, a los 4 años de terminar su carrera aparezca como firmante en más de 30 artículos…

  4. Creo que cada cual está mirando el tema exclusivamente desde su campo, creyendo que lo que se hace en su entorno es la práctica habitual en otras disciplinas. Así que me voy a posicionar: soy matemático, en matemáticas es muy extraño un artículo con muchos coautores, yo diría que en general la inflación de autores va asociada a disciplinas más experimentales. Aun así, en matemática discreta (rama en la que trabajo) son muy normales los artículos con 4-5 autores, en estos caso la práctica habitual (y en otras disciplinas de matemáticas también) es firmar por orden alfabético. Lo que sí que no conozco (no digo que no exista) es autor de trabajo sin contribución (real) al mismo. El director de un grupo (yo llevo 20 años siéndolo) no firma si no ha trabajado en el problema. Por último, cuando hay varios coautores normalmente viene motivado porque nos hemos reunido muchas veces abordando el problema y cada uno ha ido aportando algo, así que a mi se me haría imposible cuantificar la aportación de cada uno.

  5. No veo en qué puede perjudicar aportar una información que no tiene por qué ser secreta. Es cierto que en muchos casos es irrelevante y que se puede trampear. Sin embargo considero que es una práctica necesaria a la hora de evaluar a un científico por su trabajo, a la hora de determinar la responsabilidad sobre determinadas partes de un artículo (especialmente los multidisciplinares) o para poder medir la contribución de las diferentes fuentes de financiación al paper.
    En las revistas de biología cada vez es más común rellenar una ficha de este tipo.

  6. Quiero hacer un breve reconocimiento a mi abuelita, a mi novia, a todos los vecinos de mi querido pueblo, a Francis y a todos los participantes del sitio sin cuya inestimable colaboración este comentario sería casi imposible.

  7. Para mi tiene poco sentido poner la contribución, muchas veces no hay papeles específicos como sucede en la industria del cine. Si se pone como regla, ya saldrá quien la use para hacer trampa.

    Es la trayectoria la que dicta quien trabaja en un tema y quien es un colado en el artículo

  8. Nosotros lo hemos hecho en alguna publicación (relativamente) importante. No veo problema en hacerlo con brevedad y concisión y sí veo una ventaja: queda por escrito y te compromete, lo cual puede hacer pensar un poco más la firma en casos de autores fantasma y cosas semejantes. El orden de autores en mi campo sí tiene cierta importancia, nunca se usa el orden alfabético y sí el orden de contribución al trabajo.

  9. Supongamos un algoritmo (100 líneas), con 4 autores:
    1.Autor escribe 50
    2.Autor escribe 30
    3.Autor escribe 19
    4.Autor escribe 1
    ……………………………..bueno, ahora todos sabemos que el de una línea es tan importante
    como el resto.

    Cuantas horas verificando algoritmos en ordenadores….hasta que llega uno y simplemente coloca
    bien un paréntesis….no?

  10. Lo razonable sería que los historiadores científicos “profesionales” (supongo que pagados por los gobiernos) se encargasen de investigar y establecer de forma oficial y fidedigna la contribución de cada autor (para así poder escribir una historia fiable de la Ciencia), siempre y cuando el/los artículo(s) aportase(n) nuevo conocimiento científico, algo que se sabe con bastante certidumbre pasado cierto tiempo. Por tanto, a priori creo que no se debería tomar medida alguna al respecto, es decir, que los responsables de un artículo establezcan cuántos y en qué orden firman, pues sólo a ellos les concierne, al menos hasta que la Comunidad Científica decida si merece la pena conocer los autores reales de dicho trabajo.

  11. Nombre, fama, reconocimiento engordan ilusiones. La ciencia en tales manos es como una flor en la solapa.

    Nombre, fama, reconocimiento.

    “El sabio que anda vestido de harapos
    lleva una joya en su corazón.” (Tao Te Ching)

  12. Cuando el artículo es el resultado de un trabajo en equipo, el orden, el porcentaje,… son irrelevantes. De hecho, sería mejor firmar con el nombre del grupo de investigación y darle valor al hecho mismo de trabajar en equipo y con personas competentes. Es evidente que sin financiación no hay investigación, así que tan importante como hacer el experimento o escribir el texto es conseguir el dinero. En Europa, hay grupos de presión compuestos por investigadores senior que dedican todo su tiempo a llevar dinero a sus centros para que otros puedan sacar adelante sus ideas. Perder el tiempo en ver quién firma primero es demasiado mezquino para una persona con altura de miras.

  13. Si se nombrase a todos los que supuestamente han colaborado seguro que aparecería el típico enchufado en cientos de papers que ni ha leido.
    En España es triste ver como muchos estudiantes tienen que incluir a sus directores de tésis en la lista de autores cuando estos no han hecho absolutamente nada.

  14. El refranero dice eso “Es de buen nacido el ser agradecido”. OK, ya sabemos todos que currar redactando es una paliza, pero todo acto protocolario es un acto agotador y sin mucho sentido, salvo el de reconocer un merito o agradecer o simplemente “por que sí”.
    Insisto que intentar racionalizar las normas de convivencia y buena educación es una posición estéril.
    Es del todo obligatorio nombrar, citar, explicar el grado de intervención de cada persona que ha intervenido, incluido algún compañero que haya “fregoteado” el material de laboratorio ahorrándote ese trabajo a ti, o que se ha preocupado de reservarte y respetar tu espacio en el almacén de muestras, un técnico que te haya buscado un lugar apropiado donde obtener muestras (aunque sea un garrulo de cuadrilla forestal y no se vaya a enterar). Y si, incluyo hasta el compañero de estudios que en la cafetería te dio la idea de usar ese u otro método de análisis y te ahorró un tiempo precioso…
    Es lo lógico socialmente hacerlo y ya era hora que empiece a exigirse.

  15. Este articulo me recuerda a la historia del primer transistor :(, a veces por la lucha de la fama un buen equipo de investigadores rompe y con ello las posibilidades de mas descubrimientos.

    Es un punto muy importante, pero desde el enfoque humano, social, psicológico.

Los comentarios están cerrados.