Atención, pregunta: ¿Cuál será el papel de España en la universidad del futuro?

Me ha gustado el artículo de Luis Garicano, “La universidad del futuro,” Economía, El País, 23 Sep. 2012. “Universidades de primera línea mundial como Princeton, Columbia, Stanford o Penn ofrecen cursos en línea de forma gratuita. Los cursos de mayor éxito son seguidos por cientos de miles de estudiantes desde China hasta Ecuador. Hay ejercicios, grupos de trabajo, exámenes y certificados. ¿Cómo capturarán las universidades de élite este valor si la enseñanza es gratuita? La clave son los certificados. Supongamos que Stanford tiene 50.000 estudiantes en India, les hace un examen en junio y les da un certificado que garantiza que han hecho el curso. Hewlett Packard o Google, cuando contraten en India, podrán verificar que un candidato es bueno y seleccionar a personas con este diploma. Si eso sucede, si los certificados son creíbles muestras de conocimiento, inteligencia y capacidad de trabajo para los empleadores, el modelo funcionará, porque los certificados habrá que pagarlos y harán el papel de señalización que permite a las universidades ganar dinero.”

“La irrupción de Internet va a suponer un incremento gigantesco del valor creado por la universidad, al permitir que todos puedan asistir a cursos de Stanford o Princeton. ¿Por qué va alguien a sentarse en una clase cutre en Ecuaciones Diferenciales si puede seguir gratis la que se enseña en Stanford? Quizá el modelo del futuro es un modelo mixto, en el que el profesor usa el curso de Stanford como libro de texto y luego se ocupa de complementar en clase con sus estudiantes sus dudas, etcétera. En este modelo, los estudiantes tienen la motivación e interacción real de la universidad, pero adquieren los conocimientos más avanzados del mejor docente.”

¿Qué opinas de las palabras de Garicano? ¿Cuál crees que será el papel de España en la universidad del futuro? Disfruta comentando tu opinión. Si te apetece…

Anuncios

8 pensamientos en “Atención, pregunta: ¿Cuál será el papel de España en la universidad del futuro?

  1. Sin entrar en los siempre problemáticos matices, tiene razón. La universidad presencial tiene un problema, sumado a que ahora todas compiten con las mejores del mundo, que están a muchísima distancia: http://gallir.wordpress.com/2012/08/14/universidades-crisis-y-rankings/

    La presencial tiene sólo una ventaja importante, la cercanía para debatir, que permite “certificar” mejor y con menos probabilidades de fraudes. Pero igualmente debe competir contra los mejores profesores, lo que exige un nivel de profesarado muy elevado en los temas que se tocan. No es lo más habitual.

  2. También estoy de acuerdo con lo que dice el artículo. Hoy mismo he terminado un curso de Quantum Mechanics and Quantum Computation que en mi universidad no podría haber hecho. Hoy mismo también empiezo uno de data analysis y otro de scientific computing. No solo son cosas que mi universidad no me ofrece, sino que haciéndolos a través de Coursera tengo los mejores profesores.

    También estoy de acuerdo con otro aspecto del artículo, la cercanía de una clase presencial, donde puedes hablar con tu profesor, resolver dudas personalmente, pedirle información adicional, etc. es algo que no se ve bien reflejado en un curso online. Es cierto que todos los cursos de Coursera tienen su foro y que normalmente suelen ser muy activos, pero sigo sin verlo igual.

    No creo que las universidades ‘de segunda’ se vayan a ver perjudicadas por esto. Por muchos cursos de la Ivi League que haga en Coursera seguiré matriculado en mi universidad española para sacar mi titulo ‘tradicional’, eso si, mientras tanto aprovecharé tantos cursos como pueda, el material que dan es muy bueno y cada certificado que obtenga ira al curriculum.

    En resumen, veo todavía lejano el momento en que puedas hacer una carrera online de esta manera y el titulo te sea reconocido sin problemas. En cualquier caso es una oportunidad de oro que como alumnos no debemos desaprovechar.

  3. Para la mayor parte de los estudiantes españoles es más la “experiencia universitaria” que los contenidos realmente aprendidos lo que tiene valor en su futuro profesional como egresados. Esa experiencia no es reemplazable cursos tipo MOOC. Para las personas que ya tienen el interés, la autodisciplina y el tesón de completar un curso fundamentalmente de autoestudio sin duda que la universidad presencial no tiene mucho que ofrecer. Y en el mundo hay muchas personas así, pero hay muchas más que seguirán necesitando un entorno que les ayude a desarrollar tan valiosas capacidades. Me parece que los MOOC añaden una posibilidad más a la oferta postsecundaria, una muy interesante, pero no creo que altere sustanciamente el panorama español (en el que la captación de estudiantes extranjeros es muy baja).

  4. El argumento no es nuevo, en muchas de las novelas de Asimov se indica que los estudiantes trabajan en casa con video-libros desde su computadora. Teniendo en cuenta que son novelas escritas mucho antes de la aparición de los ordenadores personales e Internet, parece una premonición.

    La clave del éxito está en la motivación y disciplina de los alumnos en un ambiente social -como el que se respira en muchas ciudades españolas- en el que se prima la “fiesta” y “el mínimo esfuerzo” (sólo hay que encender la tele para verse abrumado por montones de ejemplos). España no es Corea del Sur :-(

  5. Curiosamente estos avanzes en educación a distancia se complementan muy bien con una educación pública en el sentido de que la competencia privada puede inhibir la cooperación entre universidades no así en la pública. Habiendo voluntad política se podrían aprovechar sinergias entre todos los centros educativos del pais(y yendo más lejos se podrían aprovechar sinergias a nivel internacional). A mi me gustaría ver como en España se apuesta decididamente por este modelo, no en el sentido de despreciar las clases presenciales pero si en aprovechar las ventajas de los MOOC. La tecnología que sostiene los MOOC es barata y completamente factible de implementar para cualquier ministerio de educación. Si una empresa como Coursera tiene ya más de cien cursos es de imaginar que un proyecto con el mismo espíritu pero promovido desde el gobierno podría tener dimensiones mucho mayores (en calidad y oferta). ¿Conocen los funcionarios del ministerio de educación esta tecnologia? ¿Y los rectores? No lo sé, pero lo que si sé es que no ha habido interés. O que ese interés a pasado desapercibido. En mi opinión lo que estamos viviendo con los MOOC es una revolución que puede mejorar en muy poco tiempo la calidad de la educación superior. No se porqué el ministro de educación J. Wert no hace nada al respecto y sin embargo se preocupa de hacer reformas estériles (como la reinstauración de la reválida o quitar Educación para la ciudadanía).

  6. Lo importante en la Universidad son los contactos que haces. Los conocimientos siempre los podrás aprender: presencialmente, a distancia o de manera autodidacta.
    El sistema universitario español tiene muchísimas deficiencias: endogamia, escasísima competitividad, sectarismo político, falta de interconexión con el tejido empresarial local, etc. La competencia que le pueda crear Stanford a la universidad española, no creo que sea su principal preocupación.

  7. Hola. Coincido con Jose Maria. precisamente yo también tengo el curso de computing for data Analysis en Coursera, y creo que de momento complementan el currículo más que sustituir a títulos tradicionales. Aunque creo que no tardará mucho en empezar a sustituirlo. Sobretodo cuando se pierda ese miedo al fraude y se empiece a imponer que una persona se valore por los recursos a los que pueda acceder para solucionar un problema en vez de si el certificado es de esta universidad o de la otra. Porque para mi el problema de los cursos a distancia es que no se valoran pensando que es simple obtener el certificado o que se pueden hacer trampas para conseguirlo, y eso está muy lejos de la realidad, tan sólo falta hacer que cale en la gente.

Los comentarios están cerrados.