Nota dominical: Abdus Salam y el premio Nobel que quizás no mereció

El premio Nobel de Física de 1979 para Sheldon Lee Glashow, Abdus Salam y Steven Weinberg ha sido polémico por muchos motivos. Para algunos fue concedido de forma prematura cuando las pruebas a favor de la teoría electrodébil aún no eran concluyentes. Para otros, Abdus Salam no merecía haberlo recibido. Su artículo de 1968  sobre la teoría electrodébil, que le hizo merecedor del Nobel, fue escrito tras haber leído el artículo de 1967 de Weinberg. Además, dicho artículo no relacionó las masas de las partículas W y Z entre sí, como hizo Weinberg. Tampoco pasó por revisión por pares, pues fue publicado en las actas de un congreso. Más aún, se basa en un artículo previo junto a Ward en 1964 que presentaba una copia descarada del modelo que Glashow había presentado tres años antes. Y finalmente, su colaborador Robert Delbourgo afirma que él mismo fue quien llamó la atención de Salam sobre el artículo de Weinberg. Por todos estos argumentos, Frank Close considera que Abdus Salam no merecía el premio Nobel y nos lo cuenta en el capítulo 15, “Warmly admired, richly deserved,” de su último libro “The Infinity Puzzle: Quantum Field Theory and the Hunt for an Orderly Universe,” Basic Books, November 2011.

Cuando Salam defendió su tesis doctoral, uno de los miembros del tribunal, Rudolf Peierls, le preguntó si había alguna razón física para que el neutrino fuera una partícula sin masa. Salam le dijo que no la conocía. Peierls confesó que él tampoco. Pero Salam le dio vueltas a dicha idea y encontró una solución, la violación de la paridad; le ofreció a Peierls ser coautor, pero él declinó [1]. En 1971, Salam afirmaba por doquier que dicho trabajo era su mejor trabajo científico y que era un trabajo que merecía un premio Nobel.

En marzo de 1967, Tom Kibble (Imperial College), uno de los padres del mecanismo de Higgs en 1964, sugirió en un artículo [2] que habría que estudiar su aplicación a la teoría de Yang-Mills basada en SU(2)xU(1). Se cree que Weinberg empezó a trabajar en ello tras leer dicho artículo. Por lo que cuenta Frank Close en su libro, Kibble le propuso personalmente a Salam que también lo hiciera; de hecho, siempre llamó “mecanismo de Higgs-Kibble” a la rotura espontánea de la simetría.

Salam impartió tres conferencias en el Imperial College durante el otoño de 1967 sobre el tema. No se sabe casi nada de estas charlas, que aún siguen siendo un gran misterio. Asistieron entre 3 y 5 personas, nadie tomó notas y nadie recuerda lo que contó, pues estos temas eran muy exóticos en esta época. Kibble no pudo asistir porque estaba de sabático en EEUU. Robert Delbourgo asistió, pero no tomó notas, ni recuerda su contenido, aunque sospecha que debió ser similar al del artículo de Weinberg, porque cuando apareció dicho artículo se lo enseñó a Salam y éste le dijo que Weinberg había seguido sus mismos pasos.

La fecha de las charlas de Salam no la sabe nadie, pero Frank Close cree que debieron ser entre el 5 y el 21 de octubre de 1967. El 2 de octubre, Weinberg contó el artículo que estaba escribiendo en una conferencia Solvay en Bruselas, envió dicho artículo al finalizar dicha conferencia [4]. ¿Conocía Salam el contenido del trabajo de Weinberg antes de impartir sus charlas? Frank Close no pone la mano en el fuego.

Salam impartió un conferencia en 1968 en el 8th Nobel Symposium en Göteborg donde revisó su trabajo previo con Ward sobre el modelo SU(2)xU(1), añadiendo unos breves comentarios afirmando que la rotura espontánea de la simetría era el ingrediente que le faltaba a dicho modelo para ser una teoría viable. Se cree que esta charla fue la que le colocó en la antesala del premio Nobel. En el correspondiente artículo [3] en las actas (Proceedings) de dicho congreso citó solo tres referencias y una de ellas era el artículo de Weinberg de 1967 [4].

En enero de 1978, un famoso artículo de David Bailin y Norman Dombey sobre la teoría electrodébil apareció en la revista Nature [5]. Dicho artículo solo habla del “modelo de Weinberg,” citando el artículo de Weinberg en 1967, el de Glashow de 1961 y el Salam y Ward de 1964, pero no aparece ninguna mención a las contribuciones de Salam en 1967, o en 1968.

Una conferencia que nadie recuerda y un artículo en un congreso que cita el trabajo previo de Weinberg, ¿son suficientes para merecer un premio Nobel? ¿Cómo pudo recibir Salam un premio Nobel por una contribución tan escasa? Paul Matthews, amigo y colaborador de Salam, envió en 1976 una carta a Ivar Waller, presidente del Comité Nobel de Física, “confirmando” que había asistido a las tres conferencias de Salam, que habían tenido lugar antes de la publicación del artículo de Weinberg y que habían presentado la misma teoría. Además, Tom Kibble nominó a Salam para el Nobel de 1979 glosando sus virtudes y omitiendo cualquier referencia a su propio papel.

¿Mereció Abdus Salam el premio Nobel de Física de 1979? ¡Y a quién le importa!

[1] Abdus Salam, “On parity conservation and neutrino mass,”Il Nuovo Cimento 5: 299-301, 1957.

[2] T. W. B. Kibble, “Symmetry Breaking in Non-Abelian Gauge Theories,” Phys. Rev. 155: 1554–1561 (1967).

[3] Abdus Salam, “Weak and electromagnetic interactions,”in “Elementary Particle Theory. Relativistic Groups and Analyticity,” Proceedings of the 8th Nobel Symposium, ed. N. Svartholm, Almquist and Wiksel, Stockholm, pp. 367-377 (1968) [reimpreso en la página 244 del libro “Selected Papers of Abdus Salam,” World Scientific, 1994].

[4] Steven Weinberg, “A Model of Leptons,” Phys. Rev. Lett. 19: 1264–1266 (1967).

[5] David Bailin, Norman Dombey, “SU(2)xU(1): A gauge theory of weak interactions?,” Nature 271: 20-23, January 1978.

6 pensamientos en “Nota dominical: Abdus Salam y el premio Nobel que quizás no mereció

  1. Por lo que leo en tu nota, pero desconociendo muchos de los detalles, ¿no debería haber sido más justo sustituir a Salam por Kibble en ese Nobel de 1979? O las contribuciones de este último iban por otro camino…

    • M.I., eso es lo que opina Frank Close en su libro. Obviamente, en este tipo de asuntos siempre hay muchas opiniones confrontadas.

  2. Me recuerda al protagonista de la novela de Ian McEwan, ‘Solar;, se la recomiendo si no la ha leído, muy buena en mi opinión.

  3. Eso està medio oscuro, segùn lo que me cuentas Francis, recuerdo el caso porque mi esposa me lo contò (lo del Novel), ya que yo la tenìa hasta la coronilla de fìsica, eso era fìsica por allì, por allà y acullà,y cuando saliò a la luz pùblica estaba muy de moda la teorìa electrodebil y la ruptura espontanea de la simetrìa.

Los comentarios están cerrados.