El Naschie, ex-editor de Chaos, Solitons & Fractals, pierde el juicio contra Nature por difamación

No podía ser de otra forma, pero los tribunales británicos son lentos y el asunto ha tardado mucho en ser resuelto. Mohamed El Naschie demandó a Nature Publishing Group (editora de la revista Nature) por difamación al afirmar que había realizado malas prácticas como editor de la revista Chaos, Solitons & Fractals de Elsevier que habían provocado que la editorial exigiera su dimisión [ver esta entrada, esta otra, ésta, o ésta]. Un tribunal de Bristol, Reino Unido, ha desestimado la causa, afirmando que el artículo de Nature es un ejemplo de “periodismo responsable” y que la información contenida en dicho artículo es de “gran interés para el público.” Lo que opina al respecto la revista Nature nos lo cuenta Daniel Cressey, “Nature Publishing Group wins long-running libel trial. Case brought by Mohamed El Naschie dismissed, but campaigners say it proves need for libel reform,” Nature News, 06 July 2012 [los que entiendan de leyes  británicas pueden leer la sentencia original aquí].

El autor del artículo en Nature que provocó la denuncia, nos ofrece su opinión en Quirin Schiermeier, “I was sued for libel under an unjust law. Nature reporter Quirin Schiermeier explains how one of his stories saw him face a High Court challenge — and win,” Nature 487: 141, 12 July 2012. En el juicio se enfrentó cara a cara con Mohamed Salah El Din Hamed El Naschie, que se autopublicó sin revisión por pares cientos de artículos en la revista en la que era editor. Schiermeier, alemán de origen, estuvo muy nervioso por el juicio porque no conocía las leyes británicas, pero se sintió muy aliviado cuando el proceso fue sobreseído. Buenas noticias para él y para todos los que creemos en la justicia.

Anuncios

6 pensamientos en “El Naschie, ex-editor de Chaos, Solitons & Fractals, pierde el juicio contra Nature por difamación

  1. Tengo yo la impresión de que la expulsion de los amateurs y no profesionales del arxiv se debio en parte a este conflicto. Vixra ha demostrado que el flujo anual de papers no era un impacto apreciable. Pero en aquellos tiempos implicaba admitir al arxiv los ariculos del CS&F, y quizas dar soporte indirecto al crecimiento del club de fans de El Naschie. La cronologia de los cambios de opinion en el arxiv (basicamente, prohibirnos como categoria del physics-general y luego la aventura del endorsement que, curiosamente, era solo “consultivo”) coincidio mas o menos con el comienzo de las disputas, y en algunos casos los advisors del arxiv, via politica de pasillos, podian tener sospecha razonable -cierta o no- de la cercania de los expulsados a la red de editores de la revista. Bueno, es solo una sospecha y de las que cualquier posibilidad de probarla se evapora en el tiempo, a la vez que la memoria de los testigos directos.

    • No, Alejandro, se debió a un conflicto anterior al asunto de El Naschie. Me parece recordar que fue el asunto de Carlos Castro y su enconada discusión con Paul Ginsparg a finales de los 1990. Cuando Paul dejó LANL y se mudó a Cornell en 2001 aprovechó para introducir la “lista negra” (incluiyendo en ella en los primeros puestos al pobre Carlos) y el sistema de “endorsers.”

      Por cierto, no sé que habrá pasado con Carlos Castro pero en aquella época le dieron tortas por todos lados.

  2. Hola,
    No tiene nada que ver con el tema del post…, pero estaba leyendo sus últimas entradas sobre Higgs y lo que encuentro al respecto por la web, y tengo dudas muy grande, ¿qué es un gravitón, y en qué se diferencia del bosón de Higgs?, ¿cómo “cuadra” la gravitación con la teoría elemental?
    Muchas gracias

    • Ununcuadio, un gravitón es la partícula asociada a la gravedad de Einstein si asumimos que es una teoría cuántica. No sabemos construir una teoría cuántica de la gravedad consistente en un espaciotiempo arbitrario (que quizás en dicha teoría sea un ente emergente y no fundamental). Ahora bien, podemos asumir un campo gravitatorio (espaciotiempo clásico fijo) y pequeñas excitaciones cuánticas de dicho campo; estas excitaciones se comportan como partículas de espín 2 y se llaman gravitones. La teoría para un gravitón va a las mil maravillas (se sabe de los principios de 1950) pero da resultados infinitos cuando se aplica a dos gravitones que colisionan entre ellos, o que curvan el propio espaciotiempo en sus alrededores. Por ello, el gravitón es parte del zoo de las partículas (aún por descubrir), aunque aún no tengamos una teoría cuántica de la gravedad.

      Por cierto, cualquier teoría cuántica que contenga una partícula de espín 2, en el límite clásico conduce a la teoría de Einstein. Por ello la teoría de cuerdas y otras teorías similares se dice que contienen en su interior a la gravedad de Einstein.

      El bosón de Higgs no tiene nada que ver con el gravitón pues es una partícula escalar de espín cero. Comparar el Higgs con el gravitón es como comparar un electrón (espín 1/2) con un fotón (espín 1). Cumplen ecuaciones diferentes y tienen una física completamente diferente. Por supuesto, están relacionados. El Higgs tiene masa y por tanto gravita (el gravitón y todas las partículas, todas incluida el fotón que tiene energía pero no masa, también gravitan).

      La gravedad es muy débil para poderla medir en partículas elementales, luego no hemos podido estudiarla y por ahora no “cuadra” con el resto de las interacciones fundamentales. Tenemos cuatro interacciones fundamentales, una clásica (la gravedad) y tres cuánticas (QED, EW, QCD). Hay muchas ideas, pero por ahora no hay versión cuántica de consenso para la gravedad (teoría de cuerdas, teoría cuántica de bucles, etc. son solo propuestas en el reino de Platón de las ideas de los físicos teóricos).

  3. Estamos hablando de lo mismo, el caso Naschie comienza tambien en el 2000, cuando el nuevo director del DAMPT en Cambridge se mosquea de que siga usando la afiliacion. Carlos mantiene -y asi es seguramente la cronologia- que el conflicto habia empezado dos o tres meses antes de que Ginsparg tuviera el “hint” de los articulos nuevos en los que Naschie era coautor. Pero cometio el error, creo, de rellenar en sus preprines anteriores el campo de “publicacion” indicando los que habian sido publicados en el Chaos Solitons and Fractals, y esa pista, mas lo que pudiera haber llegado por rumorologia (no olvidemos que Distler en Austin es un consejero tradicional del Arxiv), pudo ser suficiente para ponerlo bajo el foco. Otra cosa es que Ginsparg simplemente utilizara esas cosas para dar un golpe de timon que en el fondo queria hacer. Incluso pudo haber ocurrido al reves y que fuera Ginsparg el que preguntara al DAMPT por la afiliacion de El Naschie y no los ingleses los que protestaran. Se quedara la cosa para las tinieblas de la historia, como el hundimiento de El Maine.

Los comentarios están cerrados.