La universidad como el huevo de oro de nuestra sociedad

Las universidades son claves para la prosperidad de las sociedades modernas. Desde 1862, tras la Ley Morrill (Land Grant College Act), las políticas federales y estatales de EE.UU. han mostrado un fuerte compromiso con el desarrollo de las mejores instituciones de investigación del mundo porque son incubadoras de la prosperidad. El resultado es conocido por todos; cualquier medida de calidad fiable muestra que las mejores universidades de EE.UU. son las mejores del mundo. El talento y el conocimiento producido por la investigación en las universidades sustentan muchos de los grandes logros de ese país. Pero la crisis financiera y los nuevos retos están poniendo estos importantes activos nacionales en peligro. El National Research Council (NRC) de Estados Unidos ha evaluado a sus universidades y ha publicado una serie de recomendaciones necesarias para el mantenimiento de su papel en la prosperidad de dicho país. Traducción libre de lo que nos cuenta Charles O. Holliday (que ha presidido el comité del NRC que ha realizado la evaluación) en “Universities, Key to Prosperity,” Science 336: 1482, 22 June 2012. Merece la pena leer también a Jeffrey Mervis, “Panel Says More Money, Fewer Rules Are Best Ways to Stay Ahead of Pack,” Science 336: 1491-1492, 22 June 2012.

“Mientras Estados Unidos lucha por recuperarse de una prolongada crisis económica, el gobierno se ha visto obligado a tomar decisiones difíciles. La financiación pública de la investigación se ha congelado e incluso se han producido recortes, mientras otras naciones han invertido más en investigación. Muchas universidades de Estados Unidos han tenido que aumentar los precios de matrícula, poniendo la educación universitaria fuera del alcance de muchos jóvenes. Sin embargo, el comité de la NRC indica en su informe que, sobre todo en estos tiempos difíciles, Estados Unidos no puede permitirse el lujo de penalizar la inversión en las universidades de investigación. Renovar el compromiso por mantener a estas instituciones entre las mejores del mundo, liderando el camino hacia la próxima generación de avances científicos y tecnológicos, impulsando la prosperidad de EE.UU., es de capital importancia. Hay que revitalizar la relación entre las universidades de investigación, el gobierno y la industria.”

“El informe de la NRC recomienda 10 acciones que EE.UU. debe tomar para apuntalar sus instituciones de investigación. Destaca entre ellas que el gobierno federal debe proporcionar financiación sostenible para la investigación universitaria y la educación de postgrado suficiente para garantizar que el montante de la inversión pública y privada supere como mínimo el 3% del PIB (producto interno bruto). Los Estados y las empresas deben renovar los compromisos con sus instituciones de origen que son fundamentales para su competitividad en una economía basada en la innovación. La financiación del Estado por alumno matriculado se ha reducido en un 25% o más en las últimas dos décadas. Para las universidades de investigación se recomienda que, junto con los esfuerzos del gobierno para reducir la burocracia innecesaria, se debe invertir más en infraestructura, especialmente de “ciberinfraestructura” para mejorar la productividad en la administración de programas de investigación y académicos. Además, para seguir atrayendo a los mejores estudiantes, las universidades deben reducir las tasas de abandono de los estudiantes de ciencias e ingeniería, y acortar el tiempo necesario para que los graduados obtengan sus grados.”

“Estos cambios radicales no van a suceder de un día a otro. Sin embargo, nuestros hijos y nietos se merecen las mismas oportunidades que tuvimos nosotros. La historia nos dice que el mantenimiento de un compromiso de nuestras universidades a largo plazo, tanto en tiempos de vacas gordas, como en los de vacas flacas, es la mejor manera de asegurarse de que lo harán.”

El informe es “Research Universities and the Future of America: Ten Breakthrough Actions Vital to Our Nation’s Prosperity and Security,” The National Academies Press, 2012.

Un pensamiento en “La universidad como el huevo de oro de nuestra sociedad

  1. Lo cierto es que los años que sucedieron al crack del 29, paradójicamente fueron claves en el desarrollo científico y tecnológico del siglo XX.

Los comentarios están cerrados.