Los girasoles de Van Gogh eran mutantes genéticos

Los girasoles pintados por Vincent Van Gogh a finales de los 1880 presentan asimetrías inusuales que le indican al botánico experto que eran producto de mutaciones genéticas. Un estudio publicado en PLoS Genetics ha determinado los genes cuyas mutaciones son responsables de la forma de dichos girasales (como los marcados con la flecha en este cuadro de 1888 titulado “Girasoles (Naturaleza muerta: Jarrón con 15 girasoles).” Los girasoles de “doble flor” tienen una mutación en un gen llamado dbl (double-flowered), como los C-D de la foto de abajo. En el cuadro de Van Gogh aparecen girasoles de esta variedad que tienen un fenotipo atípico, que el estudio ha revelado que corresponde a cierta mutación en el promotor de un gen llamado HaCYC2c. John M. Burke (Universidad de Georgia) y sus colegas han realizado un análisis filogenético de esta mutación en diferentes especies de asteráceas (Asteraceae), las flores denominadas compuestas. El artículo técnico es M.A. Chapman et al., “Genetic Analysis of Floral Symmetry in Van Gogh’s Sunflowers Reveals Independent Recruitment of CYCLOIDEA Genes in the Asteraceae,” PLoS Genetics 8: e1002628, 2012. Nos lo contaron de forma breve en Ferris Jabr, “Van Gogh’s Sunflowers Were Genetic Mutants. Researchers discover the genetic secret behind van Gogh’s famous sunflowers,” Scientific American, May 1, 2012.

El trabajo de Burke y sus colegas cruzaron genéticamente diferentes variedades de girasoles hasta dar con los que tuvieran un fenotipo muy similar al de los pintados por Van Gogh. A partir de ese momento se dedicaron a estudiar los genes que caracterizaban dichos rasgos y descubrimiento que bastaba una mutación en la base 999 del promotor de un gen llamado HaCYC2c (los expertos disfrutarán de la figura de más abajo).

Durante miles de años la gente ha cultivado girasoles por sus semillas, su aceite e incluso por su belleza al danzar orientados hacia el Sol. Se cree que los primeros girasoles de “doble flor” surgieron de forma natural como resultado de una mutación aleatoria. Los que cultivan girasoles debieron aprovechar la oportunidad para preservar las cualidades estéticas únicas de estos mutantes y gracias a la cría selectiva lograron esta nueva variedad.

Esta entrada participa en el XIII Carnaval de Biología, organizado por Marisa Alonso Núñez (investigadora, divulgadora científica y a quien desvirtualicé en Málaga hace pocas semanas). Aunque ella propuso como tema “Levaduras y Hongos,” me ha parecido más atractivo brindarle un girasol a @lualnu10 (y a los demás participantes del @biocarnaval, no penséis que me olvido de vosotros). Por cierto, aún estáis a tiempo para contribuir, el plazo acaba el próximo 3 de junio.

6 pensamientos en “Los girasoles de Van Gogh eran mutantes genéticos

  1. Como problema de genética es trivial. En los cruzamientos de la primera figura vemos que se trata de una serie alélica con 3 alelos: +, dbl y tub, donde “+” indica el genotipo salvaje o silvestre. El cruzamiento del homocigoto silvestre por el heterocigoto dbl/tub da lugar a 1/2 fenotipo silvestre : 1/2 semidoble. Al autofecundar estos fenotipos se obtiene una 3:1 y una 1:2:1. Enseguida se ve que + y dbl dominan sobre tub, mientras que + y dbl presentan dominancia intermedia.

    • Daniel, no tengo conocimientos suficientes para saber si el trabajo técnico es trivial o no, pero se ha publicado en PLoS Genetics que tiene un índice de impacto de 9,543 (JCR 2010, Thomson Reuters), siendo la revista número 10 de 156 en “Genetics & Heredity.” Según los autores del artículo (puedes leerlo tú si te apetece, pues su acceso es gratuito) los cruzamientos de estas variedades de girasol con doble flor son muy difíciles y técnicamente delicados, quizás ahí esté la dificultad del estudio. Pero como tengo conocimientos de genética suficientes no me atrevo a calificar el trabajo como trivial, aunque no niego que quizás tengas razón.

      • Lo que ocurre es que la parte mendeliana del artículo, la de los cruzamientos, es muy fácil de entender cuando se está familiarizado con los típicos problemas de genética (los típicos problemas de guisantes o moscas, las F1 etc). La otra parte es la de genética molecular, extracción y secuenciación de ADN, uso de PCR, marcadores, intrones y todos eso ( tipo serie CSI), que para mí es mucho más complicada y desde luego la ignoro. Yo me refería sólo a la parte de cruzamientos, que sin duda para los autores tampoco tuvo la menor dificultad, ya que no hay epistasias, ni segregaciones complicadas. En ese sentido me refería a que era un problema trivial, nada más. Además han estudiado cómo afectan los alelos mutantes a la simetría de las flores, que puede ser de dos tipos: simetría zigomórfica (bilateral) o actinomórfica (radial), o sea que el artículo es muy interesante y para nada trivial.

  2. pff, madre mía, que manera de estropear el arte, a mi personalmente no me importa si los girasoles de vangogh estaban mutados, o es que el tenia un problema de visión.. ¿qué más da? lo que importa son los sentimientos que transmitan

    • Tranquilo, esas flechitas y letras no las han pintado sobre el cuadro, es solo una ilustración.

Los comentarios están cerrados.