La chorrada de la semana: Un estudio “geológico” determina el día que crucificaron a Jesús

El Evangelio de Mateo, capítulo 27, afirma que día de la crucificción “la tierra tembló y las rocas se partieron.” Si ocurrió un terremoto en el Monte Calvario, un estudio geológico debería ser capaz de predecir el día en que crucificaron a Jesús. Un estudio “geológico” ha concretado que fue el viernes, 3 de abril del año 33 d. C. Obviamente, se trata de una chorrada: la geología no tiene precisión suficiente para fechar con un error de medio día un terremoto ocurrido hace casi 2000 años. De hecho, en el resumen del artículo podemos leer que se ha datado el supuesto terremoto el año 31 ±5 d.C. ¿Cómo es posible entonces que hayan reducido el error de 5 años a solo medio día? Muy fácil, han utilizado los evangelios como fuente documental para fijar la fecha. Pero entonces, ¿para qué han hecho el estudio geológico? Sin usar los evangelios lo único que afirma el estudio es que hubo un terremoto entre los años 26 y 36 d.C. Me enteré de esta chorrada gracias a Javier Armentia, colaborador de Amazings, que a su vez se enteró por Twitter de la noticia de Eddie Wrenn, “Jesus died on Friday, April 3, 33AD, according to an investigation which matches his death to an earthquake,” Daily Mail, 25 May 2012. El artículo “científico” es Jefferson B. Williams, Markus J. Schwab & A. Brauer, “An early first-century earthquake in the Dead Sea,” International Geology Review 54: 1219-1228, 21 May 2012. Esta revista tiene un factor de impacto de 1,288, lo que la coloca en el segundo cuartil en el área de Geología del JCR de Thomson Reuters. ¿Cómo es posible que una revista impactada como International Geology Review publique un estudio bíblico como si fuera un estudio geológico? Quizás porque incluye tres imágenes como la de abajo, o quizás porque el editor de la revista profesa la religión adecuada.

Anuncios

16 pensamientos en “La chorrada de la semana: Un estudio “geológico” determina el día que crucificaron a Jesús

  1. Chorrada del siglo: un estudio “astronómico” determina en que eón fue creado el universo.

  2. Me pregunto qué piensa la comunidad geológica de estos “científicos”. Yo me enteré por Twitter y se lo envié a un amigo geólogo para saber qué piensa.
    Si siguen esa línea puedo pronosticar futuras piezas magistrales como “determinación de la ubicación de Mordor triangulando volcanes activos” que incluirá a JRR Tolkien como referencia; o algo como “estudio de los ferrocarriles ingleses para determinar la ruta del Expreso Hogwarts” que incluirá a JK Rowling como referencia.
    Un saludo.

  3. A ver si entiendo este artículo: los geólogos que datan las piedras basándose en las Sagradas Escrituras son unos sectarios acientíficos. Y los de Amazings que defienden la ciencia con falacias lógicas: no son sectarios y sí son científicos.

  4. ¿Como la falacia ad hominem? Las piedras se datan con métodos geológicos. Para pasar de “se produjo un terremoto entre el 26 y el 36 dC” a “tuvo que ser el 6 de abril del 33 dC porque lo dice la biblia” hace falta un salto de fe. Teniendo en cuenta que Dionisio el Exiguo, el monje que determinó la fecha del nacimiento de Jesús, cometió errores de bulto en sus cálculos y que el número 33 era una edad muy popular para la muerte y resurrección de muchos dioses adorados en todo el Mediterráneo, la crucifixión, si se produjo, pudo ser en cualquier momento entre el año 26 y el 36 y los detalles de la muerte, la pascua etc. añadirse luego para hacer encajar el relato en el molde del “hombre-dios que muere y resucita” que se venía repitiendo desde el neolítico. ¿Que es más probable: que la crucifixión de un hombre-dios desencadene un terremoto… o que se emplee un hecho real para sustentar y dar validez a un relato inventado?

  5. Uno de los mas hermosos capítulos de la serie Star Trek Voyager es Blink of an Eye. El mismo trata del comienzo y desarrollo de una mitología planetaria la cual que es transmitida por generaciones hasta el desenlace final. Ground Shaker, Light Bringer! Take this today, and every day. Accept our offering. Do not harm us..
    Salu2

  6. Los mitos son los primeros intentos de los seres humanos para explicar un universo desconocido, asombroso y peligroso. Luego esas creencias irracionales cobran vida, evolucionan y dan origen al arte, la poesía, la filosofía, la ciencia y, desgraciadamente, también al fanatismo. Los mitos conservan mucho de ese sobrecogimiento y misterio primigenios. Por mi parte, no creo que la ciencia suprima ese sentimiento, en todo caso nos lo hace comprender cuando vemos que por cada descubrimiento nuevo que amplía nuestra comprensión hay otro que la desafía. La ciencia nos ha descubierto que el corazón de las estrellas muertas está hecho de diamante, que hay estrellas cuya materia está tan apretada que son átomos del tamaño de mundos, hay planetas donde llueve hierro fundido; y en cada una de nuestras células, en el núcleo, cabe una biblioteca mayor que todas las imaginadas hasta hoy. Necesitamos un poeta que pueda cantar esas nuevas maravillas. Y quizá crear nuevos mitos.

  7. Si en vez de la Biblia hubiese utilizado un texto de un escritor romano… ¿también sería una chorrada?
    ¡Ah, estos físicos! Siempre han sabido de todo, absolutamente todo…

    • Dudoso, si reducen un intervalo de error geológico de 10 años a 1 solo día utilizando 2 o 3 textos romanos escritos decenas de años después del acontecimiento relatado, también sería una chorrada.

  8. A ver, unos geologos sienten curiosidad por el pasaje de los evangelios donde hablan de un terremoto. Examinan unos sedimentos y ven que es plausible, entre varias hipotesis. Hay millones de cristianos en el mundo a los que les puede parecer interesante. No veo que haya que rasgarse las vestiduras.

    En el abstract no dicen nada de esos titulares periodisticos:

    This article examines a report in the 27th chapter of the Gospel of Matthew in the New Testament that an earthquake was felt in Jerusalem on the day of the crucifixion of Jesus of Nazareth. We have tabulated a varved chronology from a core from Ein Gedi on the western shore of the Dead Sea between deformed sediments due to a widespread earthquake in 31 BC and deformed sediments due to an early first-century earthquake. The early first-century seismic event has been tentatively assigned a date of 31 AD with an accuracy of ±5 years. Plausible candidates include the earthquake reported in the Gospel of Matthew, an earthquake that occurred sometime before or after the crucifixion and was in effect ‘borrowed’ by the author of the Gospel of Matthew, and a local earthquake between 26 and 36 AD that was sufficiently energetic to deform the sediments at Ein Gedi but not energetic enough to produce a still extant and extra-biblical historical record. If the last possibility is true, this would mean that the report of an earthquake in the Gospel of Matthew is a type of allegory.

    • Fer137, el artículo incluye una sección titulada “The date of the crucifixion.” Que incluye frases como “The primary source document for the earthquake of the crucifixion is the 27th chapter of the Gospel of Matthew in the New Testament” o como “The day and date of the crucifixion are fairly well known. The year is not so well known” o como “One clue to the year is that the crucifixion occurred during the reign of Pontius Pilate who was the Procurator of Judea from 26 to 36 AD.” La fuente principal de su fecha parte de “Humphrey and Waddington (1983) tabulated the days between 26 and 36 AD when 14 or 15 Nisan fell on a Friday and came up with four possible years: 27, 30, 33, and 34 AD. Humphrey and Waddington (1983) further pointed out that 27 and 34 AD were unlikely dates (…) Thus, they listed two dates as the most likely dates for the crucifixion: Friday 7 April 30 AD (14 Nisan) or Friday 3 April 33 AD (14 Nisan). They proposed that Friday 3 April 33 AD was the more probable of the two dates.”

      El nuevo artículo escoge la fecha ya propuesta por Humphreys, C.J., and Waddington, W.G., 1983, “Dating the crucifixion,” Nature 306: 743–746, cuyo abstract aclara que “Astronomical calculations have now been used to reconstruct the Jewish calendar in the first century AD and to date a lunar eclipse that biblical and other references suggest followed the Crucifixion. The evidence points to Friday 3 April AD 33 as the date when Jesus Christ died.” Por lo que parece “Los cuatro evangelios coinciden en que Jesús murió pocas horas antes del comienzo del sabbat judío (noche del viernes al sábado) y en algún momento de la Pascua, la fiesta judía anual que se celebra en el momento de una Luna llena.” Utilizando datos astronómicos y el calendario judío estos señores afirmaron que la fecha más probable es el viernes 3 de abril del año 33; el nuevo artículo geológico no aporta nada nuevo y escoge también esta fecha, sin mayor discusión (pues el error geológico es enorme).

  9. Porsupuesto que aun es inquietante todo dato sobre ese hombre que removio como un terremoto la vida de sus coterraneos, pero cuan importante es que derrame su sangre dentro del calvario de cada uno de nosotros, cuantos sismos seran necesarios para que la injusticia desaparesca, es que su palabra quedò en un libro y no queremos ver su palabra en nuestras obras, cuantos sismos seràn necesarios…….cuantos .

  10. Soy ateo, pero me parece que los famosos pseudoescépticos (si esto es pseudociencia) casi se ¿suicidan ante una investigación producto de la curiosidad solo por que tiene que ver con Jesús?
    ¿Entonces no importa que se use un método científico correcto, un análisis de datos correcto, e incluso que se publique en una revista de factor de impacto? Pero como bien indica Antonio Altamira, los de Amazings.es si pueden utilizar falacias lógicas… Es muy triste la situación del escepticismo organizado como pseudociencia.

Los comentarios están cerrados.