Por qué no se pueden fabricar sables láser como los de Star Wars

¿Qué pasa cuando se cruzan dos haces láser? Nada. Todo el mundo puede comprobarlo gracias a los punteros láser que se venden en las tiendas de todo a 1€. La luz de los haces no se ve, salvo que haya humo en su camino y solo vemos el punto luminoso en el lugar al que apunta el rayo. Si cruzamos dos haces láser no notaremos nada en los dos puntos que se proyectan y con humo no notaremos nada en el lugar en el que se cruzan. La razón es el principio de superposición de Huygens que se aplica a medios lineales (como el aire, el aire con humo o el agua). En medios no lineales (y cuando se usan haces muy intensos) el principio de superposición deja de aplicarse y aparecen diversos efectos de interacción entre los haces, en función de las propiedades no lineales del medio. Esta entrada viene a colación por un reciente artículo que muestra que dos haces de luz pueden interaccionar entre sí sin un medio no lineal, pero utilizando un metamaterial. Dos haces de luz coherente (tipo láser) que inciden en un capa de metamaterial cuyo grosor es nanométrico pueden interaccionar de tal forma que se intensidad se puede modular, tanto de forma constructiva (la intensidad crece) como destructiva (la intensidad casi desaparece por completo). Aunque no permita desarrollar un sable láser de película, este curioso resultado podría tener aplicaciones en dispositivos ultrarrápidos de computación completamente óptica, sistemas de modulación de la luz en comunicaciones y otras aplicaciones en en la banda de los THz. El artículo técnico es Jianfa Zhang, Kevin F. MacDonald, Nikolay I. Zheludev, “Controlling light-with-light without nonlinearity,” ArXiv: 1203.6110.

Por supuesto, alguno de vosotros me dirá que los sables de luz (lightsaber) de Star Wars no son sables de luz láser, sino sables de plasma. “El plasma es el cuarto estado de la materia y se obtiene calentando un gas hasta que este alcanza una energía tal que los electrones se separan de los átomos (al alcanzar estos su energía de ionización) de forma que las moléculas del gas pasan a convertirse en un conjunto de cationes y electrones. Para construir nuestro sable, deberíamos confinar el plasma en un campo magnético, ya que entonces podríamos extenderlo a lo largo (puesto que existiría una menor difusión de la energía del plasma). Incluso podríamos ser capaces, bajo ciertas circunstancias, de repeler magnéticamente el sable de luz de un oponente. El color y luminosidad del sable dependen de la temperatura y la composición del gas sobrecalentado.” [fuente] Lo que ocurre es que incluso con un plasma lograr confinarlo en una región de forma cilíndrica es prácticamente imposible, salvo que se use un cilindro para confinarlo, pero en dicho caso también lo podemos hacer con luz, de hecho, lo podemos comprar en cualquier tienda de todo a 1€, basta comprar un sable láser de juguete.

11 pensamientos en “Por qué no se pueden fabricar sables láser como los de Star Wars

  1. El problema, es que según el canon, en la galaxia existe una anomalía hiperespacial que permite la presencia de un quinto campo, que los galácticos denominan “la fuerza”, y es este quinto campo el que actúa de contenedor del plasma. Por tanto, los sables de luz no funcionan con cualquiera. Para usarlos, se debe ser “sensitivo a la fuerza”, (lo cual implica una elevada cuenta de midiclorianos) y recibir entrenamiento.

    En fin, Star Trek está mucho más orientado a la ciencia-ficción y lo prefiero. Star Wars es más bien una franquicia de aventuras.

  2. Sólo una cosa respecto a que “la luz de los haces no se ve, salvo que haya humo en su camino”. Recuerdo ver hace años, en una zona de pubs de Malgrat de Mar, un rayo verde que se veía en toda su longitud a lo largo de un paseo de más de 1 kilómetro. El rayo verde era casi tan visible como si fuese un tubo de neón, además era gordo, muy gordo, y no había humo. ¿Quizá era un láser de mucha potencia capaz de iluminar hasta la más mínima mota de polvo en suspensión? Siempre me llamó la atención ese láser y lo sigo recordando 15 años después de aquello, precisamente porque nunca lo entendí.

    • efectivamente, se trata de un haz con mucha potencia. Son los que se usan en astronomía y, desafortunadamente, en los campos de fútbol.

  3. Yo no soy experto, simplemente me llama la atención que nadie haya mencionado hasta ahora el libro “La física de lo imposible”, del divulgador Michio Kaku [http://www.cienciakanija.com/2008/08/31/la-fisica-de-los-imposible/]. Uno de los capítulos trata acerca de la posibilidad de construir este tipo de sables láser e incluso el sistema de destrucción de la estrella de la muerte.

    Según el autor es posible construir un sable de plasma y da ciertas indicaciones para su construcción. El problema que lo hace difícil es -curiosamente- la batería para hacerlo funcionar y no el confinamiento del plasma, dada su relación con Edward Teller me imagino que algo sabe del asunto.
    Supongo que “la fuerza” interviene en los problemas de batería.

    • Acabo de descubrir que no sólo hay un libro, sino también una serie de televisión.
      Aquí os dejo los enlaces sobre la construcción del sable “láser” que he encontrado en YouTube (todavía no lo he visto pero me imagino que será del estilo a lo que viene en el libro):

  4. les dejo una idea respecto a lo que podrìa ser un sable de luz real. Podrìamos imaginarnos un sable constituìdo por un làser poderoso con una lente ajustada que cree un foco a 1 metro aproximadamente de distancia del emisor (el mango del sable que los jedis llevan en el cinturòn). Esto permitirìa que el làser cortara o quemara en el punto focal, claro que el haz seguirìa iluminando màs allà del foco. ¿Pero còmo harìamos para que el filo de luz se viera a simple vista? Quizàs un làser potente iluminarìa cada partìcula en el aire y serìa visible, pero se me ocurre otra idea ¿Un holograma? Recuerdo que hace muchos años por 1992 vì un videojuego que consistìa en una consola de pantalla en forma de mesa que emitìa las imàgenes del juego verticalmente (era un juego de vaqueros)…
    Tal vez un holograma con forma de haz luminoso cuya punta se ajustara foco del làser podrìa servir.
    ¿Y la esgrima? un sable de luz sòlo es frenado por otro sable de luz…pues se podrìa crear un campo electromagnètico que se expandiera verticalmente hasta cierto punto ¿Con un ciclotròn? Tendrìa claro que ser en escala. un campo magnètico podrìa rechazar a otro campo magnètico de igual polaridad…no sè si podrìa contenerse todo esto en un mango de 35 cm pero al menos es lo que se me ocurre.

Los comentarios están cerrados.