El grafeno vale para casi todo, pero no para todo

Hoy en día parece que el grafeno sirve para todo, sin embargo, hay aplicaciones que requieren un buen conductor para las que el grafeno no es adecuado, siendo el mejor conductor conocido. En metamateriales y en plasmónica se utilizan metales nobles (como el oro) pero a alta frecuencia no son buenos conductores y presentan muchas pérdidas. El grafeno podría ser la solución, pero un nuevo artículo técnico publicado en Nature Photonics indica que “no es oro todo lo que reluce” (nunca mejor dicho). El grafeno no es una alternativa a los metales nobles en metamateriales (tampoco lo son los superconductores de alta temperatura). En plasmónica, donde se usan plasmones de superficie, tampoco se obtienen ventajas utilizando estos materiales. Para descubrir estos inconvenientes del grafeno, los autores del artículo han introducido un nuevo parámetro (figure-of-merit) que caracteriza el rendimiento de un conductor como material resonante en metamateriales. El artículo técnico es Philippe Tassin, Thomas Koschny, Maria Kafesaki & Costas M. Soukoulis, “A comparison of graphene, superconductors and metals as conductors for metamaterials and plasmonics,” Nature Photonics, Published online 04 March 2012.

Un pensamiento en “El grafeno vale para casi todo, pero no para todo

  1. Si lugar a dudas es un gran avance.
    Que ahora ademas de conocer sus posibilidades también empezamos a conocer sus limitaciones, significa que ya empezamos a conocerlo lo suficiente para ver defectos.
    Ahora empiezo a creer que de verdad el grafeno es un material que puede ser útil. Que fuese tan perfecto y valiese para todo… me hacia sospechar que en el fondo no valía para nada.

Los comentarios están cerrados.