Un plasma de aluminio a dos millones de grados

Me decía hace unos meses un amigo que por qué no creábamos un plasma de cobre. Yo me llevé las manos a la cabeza y le dije que era imposible crear un plasma de cobre en un laboratorio en Málaga. Traté de convencerle de que la palabra plasma se pronuncia muy fácil pero es muy difícil de lograr uno con unos medios limitados. No logré convencerle. Hoy le he enseñado un artículo publicado en Nature a finales de enero que afirma haber logrado calentar un plasma de aluminio a 2 millones de grados. La instalación necesaria para lograrlo, uno de los láseres más potentes del mundo (el Linac Coherent Light Source (LCLS) del Laboratorio Nacional SLAC) se ilustra en el vídeo de youtube que abre esta entrada. Lograr un plasma de cobre requiere una instalación similar, como mínimo, pero él no acaba de quedar convencido. A veces es muy difícil convencer a la gente de lo obvio. Más información sobre el artículo publicado en Nature en “El láser de rayos X más potente del mundo crea materia a 2 millones de grados,” SINC Noticias, 26 enero 2012. El artículo técnico es S. M. Vinko, O. Ciricosta, B. I. Cho, et al., “Creation and diagnosis of a solid-density plasma with an X-ray free-electron laser,” Nature 482: 59–62, 02 February 2012.

16 pensamientos en “Un plasma de aluminio a dos millones de grados

  1. sobre todo que una vez superadas las dificultades la factura de la Sevillana tiene que ser de espanto

  2. “El láser de rayos X más potente del mundo crea materia a 2 millones de grados,”

    Crea materia? y yo que me pensaba que no se podía ni crear ni destruir, solo transformar…

      • Eso es ambas, pero en sentido clásico! Sin envargo, en sentido relativista la energía i la materia son dos caras de la misma moneda, pudiendo transformarse una en otra (E=mc^2). Eso si, sigue siendo una ley de la física que la energía más la materia (por c^2) debe conservar-se! Por eso se necesita mucha energía para acelerar partículas para que luego creen materia reduciendo la energía de estas en un choque o de alguna otra manera, este es el esquema general de cualquier colisionador de partículas (Tevatron, LEP, LHC…).

        En este caso no se muy bien en que se basan para decir que crean materia ya que en este post se habla de hacer plasma, que no es crear materia sino cambiarla de fase (como hacerla hervir liquido->gas). El plasma es la siguiente fase de un material, en el que los electrones, almenos más externos, del material se separan (se ioniza el material)…

        Buen post! Saludos! Malu.

      • “En este caso no se muy bien en que se basan para decir que crean materia”

        Hombre, pues supongo es una de tantas ocasiones donde se utiliza con mas o menos acierto el verbo ‘crear’ sin que signifique que sale algo de la nada. Que han “creado” algo a 2 millones de grados cuando antes no lo estaba. Como si alguien dice que ha creado una tortilla de esparragos en un microondas.

      • Por eso lo decía, ya que todo el rollo de transformar energía en materia i viceversa quedaba fuera de este post, però quería aclarar lo que comentaban “asd” i “notengo”. La cosa queda en que, no crean (significado 1) materia a partir de energía, sino que crean (significado 2) un plasma a 2 millones de grados. Es como decir, crean vapor de agua a -10ºC, algo un tanto inusual pero el agua ya la tienes, no la creas (significado1), ahora tienes que ver como evaporarla, ósea crear vapor (significado2)…

        Merci “Fer137”! Espero que se haya aclarado algo i no enturbiado…

  3. “Y como no sabían que era imposible, lo hicieron” Los ingenieros que nos formamos hoy y los que formaremos mañana partiran de ideas disparatas y conseguirar ingeniárselas para, por ejemplo, crear plasma de cobre. Y conociendo a alguno de mis compañeros y cierto estudio que nos dice que para conseguir un sable laser sería necesario contener plasma en un campo electromagnético y que el sable debe ser manejable… algo se nos ocurrirá

  4. Sólo por precisar un poco, quizás por ser más papista que el papa, plasmas a altas temperaturas sí se pueden crear en laboratorios “convencionales” durante cortos espacios de tiempos. Si por ejemplo focalizamos un láser de femtosegundo en un metal o en un gas y la intensidad de la luz es suficiente, se produce la formación de un plasma con temperaturas muy elevadas. Este tipo de fenómenos son muy conocidos en generación de altos armónicos (HHG) de un láser, e.g., HHG by Coherent Wake Emision or by Oscilating Plasma Mirror.

  5. Y ya puestos, plasma de mercurio en la lamparita doméstica de bajo consumo.

Los comentarios están cerrados.