La complejidad de los sistemas bioquímicos en acción

Cuando veo vídeos como éste, en el que cinco proteínas interaccionan entre sí en un determinado punto de la membrana de una bacteria, ejecutando  con una precisión extrema una serie de acciones orquestadas al unísono para lograr que un átomo de hierro penetre en el interior de citoplasma bacteriano, casi no me lo creo. Me parece imposible que un entorno tan agresivo y complejo como es el citoplasma puedan llegar a producirse interacciones coordinadas tan complejas. Proteínas que se mueven por la membrana y se dirigen exactamente a donde corresponde; átomos de hierro que caen al citoplasma y son capturados con precisión subnanométrica por una enzima. Si se publica en una revista del prestigio de Nature debe ser porque el mecanismo está bien justificado con experimentos específicos, pero sigo teniendo una sensación de que no puede ser verdad. Sin embargo, el culpable es mi ignorancia de la bioquímica más moderna. Lo que se ve en el vídeo es la membrana de una bacteria patógena del género Neisseria causante de meningitis bacterianas, septicemias y gonorreas. Estas bacterias requieren hierro para la supervivencia y lo pueden extraer directamente de los glóbulos rojos humanos del torrente sanguíneo. El vídeo forma parte de la información suplementaria del artículo de Nicholas Noinaj et al., “Structural basis for iron piracy by pathogenic Neisseria,” Nature 483: 53–58, 01 March 2012.

Anuncios

3 pensamientos en “La complejidad de los sistemas bioquímicos en acción

  1. Me sorprende que te sorprenda tanto XD XD

    (1) Sólo tienes que calcular la probabilidad de que eso ocurra para darte cuenta que no es tan extraño (calcularlo realmente, debe ser bastante complejo, dada la cantidad de interacciones y parámetros involucrados).

    (2) Es como sorprenderse de que lanzando y “rebotando” fotones aleatoriamente se producen las imágenes sintéticas de la mayor calidad realizadas a la fecha por un ordenador (photon mapping).

    De porqué [1] y [2] consiguen una probabilidad aceptable optimizando cada “lanzamiento” (calcular Pi por la aguja de Buffón
    no parece muy óptimo) se lo debemos en [2] a Henrik Wann Jensen y en [1] a la evolución.

    Aunque también puede ser que mi ignorancia sobre bioquímica me haga simplificar tremendamente el problema. ;)

  2. En realidad el problema es mucho mas complejo aun de lo que parece, las proteínas con su configuración tridimensional necesita plegamientos para ocultar o presentar sus partes activas, el proceso se rigue mediante reglas locales en cada receptor promovidos por la evolución y la selección natural, lo maravilloso es que todas estas reglas locales al final complen un propósito común.

    Soy medico, me encanta ver un poco de biología en este blog, saludos.

Los comentarios están cerrados.