Entre el genio y la locura: Georg Cantor, Ludwig Boltzmann, Kurt Gödel y Alan Turing

“Dangerous Knowledge” es un documental de la BBC presentado por David Malone que nos recuerda la vida de cuatro matemáticos (Georg Cantor, Ludwig Boltzmann, Kurt Gödel y Alan Turing) que vivieron entre el genio y la locura. La primera parte (arriba) se centra en la vida de Cantor y Boltzmann, y la segunda parte acaba la de Boltzmann y recorre las de Gödel y Turing. Si tenéis una hora y media y os gusta la historia de la ciencia, y del genio humano, os gustará este documental.

14 pensamientos en “Entre el genio y la locura: Georg Cantor, Ludwig Boltzmann, Kurt Gödel y Alan Turing

  1. Todavia no he visto el documental, pero el titutlo de “Dangerous knowledge” me parece poco acertado…pero lo vere XD!!

  2. Hola!

    No sé si conoces la novela gráfica LOGICOMIX. ¡Os la recomiendo fervientemente!

    • Para que viésemos un milagro de tal magnitud, primero tendría que haber muchos y buenos periodistas científicos, una especialidad poco frecuentada por estos lares.

  3. Muy adecuado el título, es curioso comprobar como muchos de los mayores genios de la historia de la humanidad tenían un comportamiento excéntrico y peculiar. Los matemáticos por ejemplo (aunque no todos) parecen encajar dentro de un comportamiento introvertido y escaso de habilidades sociales. Es como si para paliar esas “deficiencias” se refugiaran en la más exacta y lógica de las ciencias (al contrario que las relaciones humanas): las matemáticas. Newton, Einstein, Riemann o Euler fueron enormemente introvertidos y reservados. Erdos no era capaz ni de hacer tareas cotidianas en casa, Perelmann no recojió el millón de dolares de premio por demostrar la conjetura de Poincairé por no querer notoriedad, etc etc. Muchos tuvieron además trastornos mentales: Boltzmann se suicidó cuando estaba de vacaciones con su mujer y sus hijas porque no aguantaba las críticas de sus adversarios, Godel murió de hambre al no querer comer por su carácter hipocondriaco y Cántor acabó loco intentando demostrar la hipótesis del continuo. Por cierto, la hipótesis del continuo resultó ser indemostrable ya que se encuentra dentro del cruel dominio de las proposiciones indecidibles del teorema de incompletitud de Godel… ¿Genio y locura van de la mano? Al menos en cierto porcentaje de individuos esto parece cumplirse.

  4. ¡FANTÁSTICO! Gracias, gracias, gracias, gracias, gracias, gracias, gracias por éste regalo de Navidad.

  5. En realidad, Godel era un paranoico. Creía que los alimentos que le daban, estaban envenenados. La única persona de la que se fiaba era su mujer, y solo comia lo que ella le dispensaba. Por eso cuando se murio su esposa, dejo de comer porque no se fiaba de nadie y acabó muriéndose de hambre.

  6. De todos modos, el documental tiene alguna trampa. Por ejemplo, no había ninguna anormalidad en Turing (siempre que consideremos que creer en la A.I. no es anormal), lo que era anormal era la sociedad donde vivía que consideraba la homosexualidad un delito. En cuanto a Booltzman su gran tragedia fue que estaba solo entre los compañeros de su generación, pero no así entre los mas jovenes (como Einstein por ejemplo) entre los que se convirtió en referencia.

Los comentarios están cerrados.