Nature se hace eco de los problemas de financiación del Centro de Investigación Príncipe Felipe

El Centro de Investigación Príncipe Felipe (CIPF), creado en 2002 e inaugurado en 2005, en pleno boom económico, fue la gran apuesta de la Generalitat Valenciana en el campo de la biomedicina y la investigación genómica. El CIPF aloja a 260 científicos y ha logrado un gran prestigio en medicina regenerativa y bioquímica, pero la crisis económica ha supuesto un duro varapalo y el 19 de octubre se anunció un plan de emergencia que implica la pérdida de unos 100 puestos de trabajo de investigadores y un drástico recorte de salario, hasta el 50%, para el resto. El comité científico del centro dimitió en septiembre porque nadie quería ser responsable de estas medidas, como nos cuenta la bióloga Deborah Burks, investigadora senior del CPIF y exmiembro de su comité científico. Ella reconoce que la crisis económica está en la base de los problemas de financiación, pero que la mala gestión del centro y de los fondos europeos recibidos son también culpables de la situación actual. Burks y otros miembros del comité científico del CPIF solicitaron a la Generalitat en 2009 la destitución del director del centro, Rubén Moreno, colocado en su puesto como favor político por el Partido Popular. Burks afirma que Moreno no comprendía las necesidades de los científicos y no desarrolló un plan estratégico adecuado para el CPIF. Como respuesta se creó un puesto de director científico, ocupado por Carlos Simón, y se mantuvo a Moreno como director gerente. Nos lo ha contado Lucas Laursen, “Spanish institute faces cash crisis. About 100 researchers at the Prince Felipe Research Centre expect to lose their jobs,” News, Nature, Published online 1 November 2011. Ya sabéis que odio que haya motivos para que en Nature hablen mal de la ciencia española.

PS (13 Nov. 2011): F. Simón, “‘Nature’ llora el declive del Centro Príncipe Felipe. La revista científica se hace eco del ERE de la institución científica en su página web de noticias,” El País, 07 Nov. 2011. “A finales de octubre anunció la eliminación de la mitad de sus líneas de investigación, el cierre de 16 laboratorios, el despido de 108 de sus 248 trabajadores y la bajada del sueldo del resto de la plantilla. La crisis que afecta al Príncipe Felipe ha sido provocada por un recorte de los fondos públicos aportados por la Generalitat. En seis años ha perdido el 50% de su dotación, al pasar de 9,7 millones de euros a 4,6 millones. Y 2011 se cerrará con una deuda de 5,7 millones.”

2 pensamientos en “Nature se hace eco de los problemas de financiación del Centro de Investigación Príncipe Felipe

  1. Creo recordar que apareció una noticia en El País de una becaria a la que le retiraban el contrato para continuar con la tesis. IMPRESIONANTE. La chavala decía que se sentía descolocada. En fin…pena, penita, pena.

  2. Qué vergüenza: crear un centro puntero para hundirlo en menos de 10 años. Y ahora tocará partirse la espalda para intentar salvarlo y reflotarlo a veinte años vista. ¿Cuándo cambiaremos?

Los comentarios están cerrados.