Los premios Ig Nobel 2011

Lo confieso, no doy a basto. El disco duro de mi ordenador habitual, tras varias semanas dando señales de aviso, falleció la semana pasada. R.I.P. Me dejó colgado y sin novia (mi mujer dice que mi ordenador es mi novia y mi amante). Ayer instalé dos discos duros idénticos, uno es una imagen idéntica del otro, cambié de sistema operativo, instalé parte del software que uso todos los días y acabé harto hasta el gorro… Por qué Windows 7 esconde las cosas en lugares recónditos diferentes a los que las escondió Windows Vista, con lo fácil que era encontrarlas en Windows XP. Lo sé, tengo que cambiar a Linux. Hoy por la mañana he continuado con la labor… Aún me quedan flecos. Estoy flotando como en una nube viendo pasar el mundo a mis pies, lejos de la tierra, viendo pasar el mundo que sigue rotando como si mis problemas solo me importaran a mí… de hecho es que solo me importan a mí.

Me perdí anoche la retransmisión en directo de los Premios Ig Nobel 2011. Estaba tan cansado de bregar con la máquina que acabé grogui. Permitidme un repaso rápido a los premios más curiosos.

¿Por qué ciertos escarabajos intentan copular con botellas de cerveza? Yo no sabía que a los escarabajos australianos machos Julodimorpha bakervelli les gustaran tanto las botellas de cerveza que trataran de copular con ellas como si se tratara de una hembra de su especie. En la foto 1 se ve como sobresalen los genitales del escarabajo en su intento de copular con la botella. No sirve cualquier tipo de botella de cerveza, tiene que ser una “Stubbie” de 370 ml que presenta un color marrón y unos puntitos en la base (se ven muy bien la foto 2) tan irresistibles que a un macho en su intento por copular con la botella no le importa que un grupo de hormigas Iridomyrmex discors le coman sus genitales (que son partes blandas muy apreciadas por las hormigas), como también se ve en la foto 2. Espeluznante, da un escalofrío solo de pensarlo. Según los investigadores, el color de la Stubbie y el reflejo de la luz en los puntitos de la base se parece tanto a los élitros de las hembras que los machos no pueden resistirse. Darryl Gwynne y David Rentz han recibido el Premio Ig Nobel de Biología por su espeluznante trabajo “Beetles on the Bottle: Male Buprestids Mistake Stubbies for Females (Coleoptera),” Journal of the Australian Entomological Society22: 79-80, 1983.

¿Cómo despertar a alguien dormido en caso de emergencia utilizando rábano picante (wasabi)? Los químicos son capaces de patentar cualquier cosa, hasta una alarma de wasabi para despertar a personas dormidas en caso de emergencia. Los químicos japoneses Makoto Imai, Naoki Urushihata, Hideki Tanemura, Yukinobu Tajima, Hideaki Goto, Koichiro Mizoguchi y Junichi Murakami han determinado la cantidad justa de rábano picante (wasabi) necesaria para despertar a una persona. Gracias a este gran descubrimiento han solicitado una patente de una alarma de emergencia (un dosificador de extractos de wasabi para despertar a “bellas durmientes”) que han logrado que les acepten en EE.UU. (US patent application 2010/0308995 A1, filing date: Feb 5, 2009). Quizás no vendan muchos dosificadores, pero tampoco les importará porque han recibido el Premio Ig Nobel de Química 2011.

¿Por qué un matemático no puede predecir el final del mundo? Yo predije el final del mundo y creo que acerté; bueno, predije el final de mi mundo el día que yo muera. Pero otros se han atrevido a predecirlo antes que yo y con gran precisión; por ello han recibido el Premio Ig Nobel de Matemáticas. Dorothy Martin (EE.UU.) predijo el final del mundo para 1954, Pat Robertson (EE.UU.) predijo el final del mundo para 1982, Elizabeth Clare Prophet (EE.UU.) predijo el final del mundo para 1990, Lee Jang Rim (Corea) predijo el final del mundo para 1992, Credonia Mwerinde (Uganda) predijo el final del mundo para 1999, y Harold Camping (EE.UU.) predijo el final del mundo para el 6 de septiembre de 1994, pero como falló su predicción decidió rehacer sus cálculos y obtuvo una nueva fecha, el próximo 21 de octubre de 2011. ¿Acertará o volverá a errar? Seguro que no le importa, pues ha recibido el Premio Ig Nobel de Matemáticas 2011 (junto el resto de sus compañeros).

¿Por qué se marean los lanzadores de disco pero no los lanzadores de martillo? Buena pregunta; cuando das vueltas sobre tí mismo te recomiendan que mires a un punto fijo, así que supongo que para el lanzador de martillo será más fácil mirar un punto fijo (el martillo) que para el lanzador de disco. Supongo, pero no estoy seguro. Menos mal que los franceses Philippe Perrin, Cyril Perrot, Dominique Deviterne y Bruno Ragaru, y el holandés Herman Kingma me dan la razón. Menos mal. Gracias a ello han recibido el Premio Ig Nobel de Física 2011. Los laureados han estudiado mediante vídeo de alta velocidad a 22 atletas de alta competición, 11 de los cuales practican ambos deportes. Los atletas que practican ambos deportes afirman que es verdad que se marean a veces lanzando el disco pero no el martillo. El análisis de las imágenes de los vídeos ha demostrado que el movimiento de su cabeza confirma la hipótesis que yo he intuido (supongo que tú también): para los lanzadores de martillo es más fácil encontrar un punto fijo al que mirar para evitar el mareo. El artículo técnico (no tengo acceso a dicha revista, así que no lo he podido leer en detalle) es Philippe Perrin, Cyril Perrot, Dominique Deviterne, Bruno Ragaru, Herman Kingma, “Dizziness in Discus Throwers is Related to Motion Sickness Generated While Spinning,” Acta Oto-laryngologica 120: 390-395, March 2000.

¿Por qué el bostezo no es contagioso entre las tortugas? Que nadie bostece delante mía, que acabaré bostezando yo también (incluso lo hago ahora mismo solo de pensar en alguien que bosteza). La mejor manera de entender la fisiología del bostezo es estudiar animales que no bostecen. Los biólogos europeos Anna Wilkinson, Natalie Sebanz, Isabella Mandl y Ludwig Huber han encontrado un animal inmune al bostezo, la tortuga de patas rojas Geochelone carbonaria; todavía no se sabe cuál es el secreto de su inmunidad, pero los experimentos demuestran que son el animal ideal para descubrirlo, como así lo han publicado en su artículo “No Evidence of Contagious Yawning in the Red-Footed Tortoise,”Current Zoology 57: 477-484, 2011, que ha merecido el prestigioso Premio Ig Nobel de Fisiología 2011.

¿Por qué cuando tienes muchas ganas de orinar tomas decisiones precipitadas? Puede parecer una pregunta retórica, porque urge tomarlas. Pero hay quien cree que la respuesta a esta pregunta requiere un estudio experimental específico y por haberlo publicado en dos revistas internacionales han merecido el Premio Ig Nobel de Medicina 2011 los investigadores europeos Mirjam Tuk, Debra Trampe y Luk Warlop, junto a los estadounidenses Matthew Lewis, Peter Snyder y Robert Feldman, y a los australianos Robert Pietrzak, David Darby, and Paul Maruff. Las arduas investigaciones de estos expertos han demostrado que ante la incómoda necesidad de orinar con urgencia se toman decisiones precipitadas que a veces son mejores y otras veces son peores, dependiendo del caso, que las tomadas cuando no hay ganas de hacer pis. Curioso, no siempre es malo tomar decisiones urgentes. Los artículos en los que se ha publicado tan importante estudio son Mirjam A. Tuk, Debra Trampe and Luk Warlop, “Inhibitory Spillover: Increased Urination Urgency Facilitates Impulse Control in Unrelated Domains,” Psychological Science 22: 627-633, 2011, y Matthew S. Lewis, Peter J. Snyder, Robert H. Pietrzak, David Darby, Robert A. Feldman, Paul T. Maruff, “The Effect of Acute Increase in Urge to Void on Cognitive Function in Healthy Adults,” Neurology and Urodynamics 30: 183-187, 2011.

¿Por qué la gente suspira de cuando en cuando? Buena pregunta, digna de la sección de por qués de la ciencia de América Valenzuela. El psicólogo noruego Karl Halvor Teigen ha recibido el Premio Ig Nobel de Psicología 2011 por estudiar esta cuestión, aunque aún no ha obtenido la respuesta definitiva. Su artículo “Is a Sigh ‘Just a Sigh’? Sighs as Emotional Signals and Responses to a Difficult Task,” Scandinavian Journal of Psychology 49: 49–57, 2008, empieza recordando que nunca antes se había estudiado por qué la gente suspira desde el punto de vista de la psicofisiología. La primera parte de su trabajo estudia lo que la gente piensa que representan los suspiros; para ello ha realizado un cuestionario a 75 estudiantes universitarios que le ha permitido concluir que la gente cree que los suspiros están asociados a estados emocionales negativos, a cierta tristeza o melancolía. Para comprobar esta idea realizó un segundo experimento con 117 estudiantes a los que presentó imágenes de grupos de personas en diferentes situaciones con alguien suspirando y se les realizó preguntas sobre las diferentes situaciones; las conclusiones fueron similares. En el tercer y último estudio, 36 estudiantes realizaron durante 10 minutos dos puzzles lógicos mientras eran grabados por una cámara; 28 de los estudiantes suspiraron durante la tarea con una media de 4 suspiros; tras la tarea se les indicó cuantas veces habían suspirado y se les preguntó por qué lo habían hecho. Muchos no eran conscientes de haber suspirado y la mayoría opinaba que lo hicieron por su impotencia a la hora de resolver los puzzles. Aunque el estudio de Teigen no es concluyente, su opinión es que futuros estudios aclararán poco a poco la utilidad psicofisiológica del suspiro. Que tenerla, la tendrá.

Otros premios Ig Nobel 2011 son el Premio de Literatura para John Perry (Universidad de Stanford, EE.UU.) por su teoría de la procrastinación estructurada (“How to Procrastinate and Still Get Things Done,” Chronicle of Higher Education, February 23, 1996); el Premio de la Paz para el lituano Arturas Zuokas por proponer una solución radical a los coches de lujo mal aparcados, arrasarlos con un tanque (el vídeo de arriba no tiene desperdicio); el Premio para la Salud Pública para John Senders (Universidad de Toronto, Canadá), por sus experimentos en los que pone a una persona a conducir un automóvil por una autopista (o autovía) mientras un visor en forma de cacerola le tapa los ojos y la cara de forma repetida como se ve en vídeo de abajo (John W. Senders, et al., “The Attentional Demand of Automobile Driving,” Highway Research Record 195: 15-33, 1967). ¡Fascinante! ¡Curioso pero inútil!

PS: Por cierto, me encanta este vídeo anunciando la ceremonia de los Ig Nobel 2011. La reflexión total interna tiene algo mágico, es magia… que lo disfrutéis.

3 pensamientos en “Los premios Ig Nobel 2011

Los comentarios están cerrados.