El fracaso de IceCube, el telescopio de neutrinos cósmicos situado en el Polo Sur

 

Carl Sagan afirmó que “la ausencia de evidencia no es evidencia de la ausencia” (absence of evidence is not evidence of absence). El detector IceCube situado en la Antártida tiene por objetivo detectar neutrinos cósmicos de alta energía originados en las ráfagas de rayos gamma (GRB) emitidas por enormes agujeros negros en rápida rotación. IceCube es el primer telescopio de neutrinos capaz de detectar los que tienen una energía entre 1 TeV y 1 PeV, y su instalación se finalizó en diciembre de 2010. Tras 13 meses de observación (parte de ellos solo con la mitad de IceCube mientras la otra mitad estaba en construcción) no se ha observado ningún neutrino cósmico; sin embargo, se esperaba detectar algunos de los emitidos por los 117 GRBs detectados durante dicho periodo. Durante la media hora posterior a la detección del primer rayo gamma de cada GRB no se ha observado ningún neutrino; tampoco durante las 24 horas posteriores se puede asociar ninguno a dicho evento GRB. Ningún físico teórico especialista en GRBs, ni ningún miembro de la Colaboración IceCube podía soñar, ni en sus peores pesadillas, que tras un año de operación de IceCube no se detectara ningún neutrino cósmico. Todos los modelos teóricos de los GRBs afirman que además de rayos cósmicos emiten de forma simultánea neutrinos, rayos cósmicos y hasta ondas gravitatorias. Otro análisis de la colaboración IceCube que estudió 36900 fuentes astrofísicas puntuales que podrían emitir neutrinos de alta energía en la escala TeV-PeV tampoco encontró ningún neutrino que se pudiera asociar con alguna de estas fuentes. Nos lo ha contado Dieter H. Hartmann, “Astroparticle physics: A multi-messenger story,” Nature 475: 303–304, 21 July 2011, haciéndose eco del artículo técnico de la IceCube Collaboration, “Limits on Neutrino Emission from Gamma-Ray Bursts with the 40 String IceCube Detector,” Phys. Rev. Lett. 106: 141101, 7 April 2011, así como de IceCube Collaboration, “Time-integrated searches for point-like sources of neutrinos with the 40-string IceCube detector,” The Astrophysical Journal 732: 18, 2011.

Las supernovas y los GRBs implican una liberación enorme de energía. Los modelos teóricos indican en ambos que más del 99% de dicha energía se emite en forma de neutrinos. Sin embargo, a diferencia de los fotones, los neutrinos son muy difíciles de detectar debido a las grandes distancias cosmológicas implicadas y su poca interacción con la materia (pequeña sección transversal de interacción). El detector IceCube es el instrumento principal con el que los astrónomos esperan observar los neutrinos emitidos por los GRBs y otras fuentes. Un volumen de aproximadamente 1 kilómetro cúbico de hielo en el que están enterrados cadenas de fotodetectores.

No haber detectado ningún neutrino cósmico en el rango de energías de entre los TeV (teraelectrónvoltio) y los PeV (petaelectrónvoltio) tiene dos implicaciones posibles. Por un lado, hay que refinar los modelos teóricos sobre los GRBs tratando de encontrar algún proceso que reduzca el flujo de neutrinos emitidos o que cambie sus propiedades de tal manera que al llegar a la Tierra esquiven su detección mediante IceCube. Por otro lado, hay que refinar los modelos teóricos utilizados para interpretar las observaciones de los detectores de IceCube. Los neutrinos a través de la luz Cherenkov de los muones secundarios que resultan de las interacciones entre los neutrinos y los nucleones (protones o neutrones) en el hielo. El largo camino libre medio de los muones en hielo (de muchos kilómetros) permite analizar un gran volumen de hielo y detectar neutrinos en el régimen de TeV-PeV. Por supuesto, la probabilidad de conversión de un neutrino en un muón en el volumen de hielo del detector no del 100% y se muchos neutrinos pueden atravesar IceCube sin ser detectados. Quizás los miembros de la colaboración han sobreestimado la probabilidad de detección de estos neutrinos. En cualquier caso, habrá que realizar una profunda revisión de los fundamentos teóricos que subyacen al mayor telescopio de neutrinos cósmicos del mundo.

PS (6 ago. 2011): Más sobre IceCube en este tema en Juan Antonio Aguilar, “Neutrino Point-Source Search in IceCube,” TeVPA 2011, August 2, 2011. ANTARES tampoco ha detectado neutrinos de alta energía, como nos contó J. P. Gómez-González (on behalf of the ANTARES collabora), “Search for Point Sources of High Energy Neutrinos with ANTARES,” TeV PA Conference, August 1­‐5, 2011. Tampoco lo ha hecho el observatorio Pierre Auger, como nos contó J. Luis Navarro (University of Granada, Pierre Auger Collaboration), “Neutrino Astrophysics with thePierre Auger Observatory,” VII TeV Particle Astrophysics Conference, August 1-5, 2011.

10 pensamientos en “El fracaso de IceCube, el telescopio de neutrinos cósmicos situado en el Polo Sur

  1. Tildar de fracaso una investigación como esa me parece un tanto aventurado. Ya sabemos al menos cómo no hemos de buscar y sobre esta línea de trabajo, buscar mejoras para obtener mejores resultados, ya que hasta ahora, cierto es, han sido decepcionantes. Pero en una investigación científica me parece exagerado hablar de fracaso porque no se obtengan los resultados esperados.

  2. No pienso que se pueda hablar de fracaso. No estoy de acuerdo con lo de que nadie se esperaba no haber visto nada a estas alturas. Un km3 es el tamaño natural en estos detectores para empezar a ver algo. Sí que hubiera sido algo sorprendente haber visto algo en la fase anterior (AMANDA). Es verdad que había modelos (por ejemplo, el de Waxman-Bahcall para GRBs) que predecían flujos de neutrinos que habrían sido detectables en IceCube, pero para nada era una “fuente garantizada”, hay varias hipótesis en estos modelos que se han podido descartar ahora que no se ha visto nada. IceCube, de momento, es ante todo, un éxito técnico y logísitico impresionante (lo digo de primera mano, que he estado trabajando ahí un par de años). De momento sólo lleva un año funcionando con el detector completo (y el análisis de esos datos aún no está terminado). El problema es que los neutrinos son jodidamente complicados de detectar.
    Un saludo,
    JD

    • “que he estado trabajando ahí un par de años”

      ¡en la Antártida!

      Ni te imaginas la envidia que te tengo pedazo de cab…

      • No, no fui a la Antártida, pero estuve en Madison-WI, que en invierno se parece bastante (a -30º C hemos estado alguna vez).

  3. Off topic, pero sería interesante si comentaras lo de la partícula del Fermilab, por perdir… Siguiendo con el fuera de tema, a mí también me parece interesante la idea que sugieren de hacer un ‘la mula francis’ en facebook, con amazings ya lo tenéis.

    Saludos!

  4. SOlamente dos cortos comentarios:
    1º.- efectivamente no es un fracaso, la frase de Carl Sagan lo dice. Me parece más bien un titular de periódico sensacionalista.
    2º.- Dirigido a Martín Valera. Afirmas con gran ignorancia, que los físicos gastan mucho en cosas poco provechosas. No sabes o no te paras a pensar que el enorme confort del que disfrutas en tu vida, tu salud, tu conocimiento del mundo, este mismo sistema de comunicación que es este blog, son maravillas conseguidas por científicos anónimos a los que con tus torpes manifestaciones desprecias. Saludos.

  5. La posibilidad de que los neutrinos viajen de verdad mas rapido que la luz explicaria porque no se ha detectado ninguno proviniente de GRBs. Simplemente estan mirando en ventanas de tiempo incorrectas.

Los comentarios están cerrados.