El saco sin fondo del telescopio espacial James Webb, el sucesor del Hubble

Seis de los dieciocho espejos del JWST que ya han sido construidos.

La NASA estimó en 2001 que el sucesor del Telescopio Espacial Hubble (HST), llamado Telescopio Espacial James Webb (JWST), costaría unos 1000 millones de dólares. En 2008, la NASA reestimó el coste en 5100 millones de dólares y afirmó que sería lanzado en 2014. El año pasado, un estudio externo encargado por una senadora (Barbara Mikulski) determinó que costará entre 6200 y 6800 millones de dólares, y que podría ser lanzado en septiembre de 2015. A principios del mes pasado, la NASA afirmó que podría ser lanzado en 2018. Nadie dudaba de que el JWST acabaría en órbita. Pero la semana pasada, esta visión optimista del futuro del JWST ha recibido un terrible revés. Los legisladores de EE.UU. no quieren seguir financiando una saca sin fondo y acusan a la NASA de mala gestión. Se han gastado 3000 millones de dólares, pero como ya pasó con el SSC en 1993, el gobierno de EE.UU. no tiene miedo a la hora de cancelar un proyecto científico. Te recuerdo que el SSC (Superconducting Super Collider) era un colisionador de hadrones (colisiones protón-protón a 40 TeV c.m. cuando el LHC solo alcanzará 14 TeV c.m.) que se iba a construir en Texas. Como en el caso del JWST, si nadie tiene ni idea de cuánto va a costar, el gobierno de EE.UU. prefiere cancelar el proyecto y reinvertir el dinero en proyectos de menor riesgo financiero. ¿Se cancelará el JWST de forma definitiva? Está en manos de la NASA el relanzar el proyecto revisando su presupuesto. Aunque el año próximo no habrá presupuesto específico para el JWST, la NASA tiene una reserva de presupuesto que le permitirá mantener vivo el proyecto por un año, pero no más. Si el próximo año se vuelve a cancelar el presupuesto para el JWST, el proyecto será cancelado de forma definitiva. Nos lo ha contado Yudhijit Bhattacharjee, “U.S. Science Budget: House Panel Would Kill Webb Space Telescope,” Science 333: 275-276, 15 July 2011.

4 pensamientos en “El saco sin fondo del telescopio espacial James Webb, el sucesor del Hubble

  1. y de esos miles de millones de dólares… cuánto les toca a los científicos y técnicos que hacen posible ese proyecto?

    si a cada científico/ingeniero que realmente trabaja en esos proyectos le dieran un millon de dólares, alcanzaría para mas de 6mil de ellos, o para mil especialistas que cobraran un millón de dólares cada año por 6 años.
    tomando en cuenta que en cada facultad de ciencias en las universidades hay como 100 doctores y que a cada uno le pagan mucho menos de un millon de dólares al año, ese presupuesto superaría por mucho el desarrollo que ha tenido cualquier universidad en los últimos 6 años

  2. En verdad que es un barril sin fondos, parece como que en este proyecto la NASA no tiene gerencia y ha estado dando palos a ciega a tonta y loca, cuando dicho dinero pudiera utilizar en proyectos de màximas prioridades, no es que el JW no sea una prioridad, porque con el hay un sin fìn de planes a seguir para escrutar el universo como si estuviera en el patio de mi casa, pero hay que tener prebiciones y poder utilizar los recursos de forma sensata.

Los comentarios están cerrados.