El informe PISA y España sin Ceuta, Melilla, Canarias, Baleares, Andalucía y Murcia

No sé cómo será de fiable la encuesta realizada para el informe PISA en Ceuta o Melilla, o incluso en Canarias o Baleares, pero lo que se ve claro en esta figura (publicada en El País) es que si además quitamos Andalucía y Murcia, España obtendría una calificación por encima de la Media OCDE. Obviamente estas comunidades y ciudades autónomas “pobres” (según el informe PISA) están ahí y hay que tenerlas en cuenta. ¿Qué habrá que hacer para que estas comunidades “pobres” según PISA dejen de serlo? ¿Por qué Castilla y León tiene mejores competencias en matemáticas o en ciencia que Andalucía o Canarias?

El informe PISA tiene un claro color asiático. Liderado por la provincia China de Shanghái, que en matemática arrasa, sorprende que salvo Finlandia el resto de los países sean asiáticos. O lo están haciendo muy bien o las encuestas tienen algún sesgo. Según Galidondo es que son muy competitivos y para ellos la educación es muy importante. Será. ¿Es razonable que en la OCDE estén mejor en competencia científica que en comprensión lectora? ¿Es razonable que en España estemos mejor en comprensión lectora que en competencia científica? Realmente, con la estadística en la mano, una diferencia de 20 puntos en un estudio cuya media está en 500 y cuya desviación típica es de 100 no es más que una mera fluctuación sin mayor significación. ¿Por qué nos preocupan estas sutilezas estadísticas sin importancia? ¿Será que es verdad que nuestra competencia matemática y estadística es tan “pobre” como afirman los que interpretan mal el informe PISA?

La dieta más barata para adelgazar, imaginarse a uno mismo comiéndose la comida antes de comérsela

Le dicen que piense en meter 3 trapos en una lavadora, luego en comerse 30 M&M’s, le ofrecen un cuenco de M&M’s con 40 gramos para que se coma los que quiera y resulta que solo se come en media 2’21 ± 0’48 g. Ahora bien, si le dicen que piense en meter 30 trapos en una lavadora, luego en comerse 3 M&M’s, y le ofrecen el mismo cuenco, se come casi el doble, 4’18 ± 3’26 g. (en media); casi lo mismo que si no le dicen nada y le ofrecen directamente el cuenco, en cuyo caso se come 4’08 ± 0’33 g. (en media). Así lo indica el primer experimento (de un total de cinco) de un estudio psicológico publicado en Science por investigadores de la Universidad de Carnegie Mellon, Pittsburgh, EE.UU. Igual que cuesta más comerse el décimo bocado de una tableta de chocolate que el primero, resulta que pensar en comer genera una respuesta en el cerebro similar a comer y si se repite muchas veces acaba uno comiendo menos. Curioso. Un estudio que nos ofrece la mejor dieta posible para adelgazar, la dieta más barata: antes de comer cada plato, hay que pensar 30 veces en estar comiéndoselo. Pero qué pasa si se imagina uno comer un alimento diferente al que luego se consume; según otros experimentos del estudio no influye en absoluto. Hay que imaginar que se come uno la misma comida que realmente se acabará comiendo. Un curioso estudio de  Carey K. Morewedge, Young Eun Huh, and Joachim Vosgerau, “Thought for Food: Imagined Consumption Reduces Actual Consumption,” Science 330: 1530-1533, 10 December 2010.

En psicología, la habituación se refiere al proceso de acostumbramiento o aprendizaje no asociativo a los estímulos del medio interno o externo. La habituación es un descenso de la respuesta ante un estímulo moderado, repetitivo. Por ejemplo, las personas se sobresaltan con los primeros fuegos artificiales en las Fallas valencianas, pero cuando avanza el día se van acostumbrando progresivamente al ruido. El estudio de Morewedge et al. sugiere que la habituación al estímulo de comer se puede lograr simulando mentamente el acto de su consumo. Para ello presentan cinco experimentos que demuestran que la simulación mental repetida, por sí sola, puede generar habituación.

El estudio más allá de sugerir una “dieta barata,” pero poco práctica, podría tener implicaciones clínicas en el tratamiento de la adicción (por ejemplo, al tabaco) o para reducir las fobias. La repetición (simulada) de una acción puede desencadenar un comportamiento opuesto al esperado, debido a la inducción de habituación. La diferencia entre lo que pensamos que hacemos y lo que realmente hacemos es mucho más pequeña de lo que la mayoría de nosotros se imagina.

Circuitos lógicos combinacionales implementados gracias a consorcios de células que se comunican entre sí

La biología sintética trata de diseñar sistemas biológicos complejos a base de combinar piezas (bioladrillos) que interactúan entre sí. El bioladrillo más obvio es una célula completa. Ricard Solé (Institut de Biologia Evolutiva, CSIC-UPF, Barcelona) y sus colegas han desarrollado un nuevo procedimiento para implementar circuitos lógicos combinacionales complejos utilizando puertas lógicas elementales implementadas mediante células de levadura modificadas por ingeniería genética. Células que actúan como puertas lógicas de tipo AND, NOT, o IMPLICA permiten construir otras puertas lógicas como NAND o NOR y circuitos lógicos de 2 o 3 entradas como un multiplexor MUX2-1 o un sumador de un bit con acarreo. El artículo técnico ha sido aceptado por Nature y promete iniciar una nueva era en la biología sintética, la era de la computación con circuitos combinacionales reprogramables y reusables gracias a “consorcios celulares.” El artículo técnico es Sergi Regot, Javier Macia, et al. “Distributed biological computation with multicellular engineered networks,” Nature, Published online 08 December 2010. Las aplicaciones futuras en biomedicina y bioingeniería son enormes, pero habrá que comprender mejor los problemas de escalabilidad, la robustez ante ruido, y los problemas de fan in y fan out de esta nueva técnica para implementar circuitos biológicos de lógica combinacional. Aún así, los resultados obtenidos hasta ahora son muy espectaculares.

La computación basada en consorcios celulares se basa en la idea de utilizar la comunicación intercelular en una población tanto entre células idénticas y células diferentes entre sí cuyo genoma ha sido modificado genéticamente aplicando técnicas de biología sintética. Cada célula responde a una o dos entradas posibles y puede producir una salida. Construyendo una pequeña librería de células que implementen ciertas puertas lógicas básicas (como las puertas AND o IMPLICA) se pueden construir circuitos más complejos que implementen una función booleana arbitraria. Cada célula responde a entradas externas y a moléculas mensajeras (que se producen en unas células, se difunden por el medio de cultivo y son recibidas por otras células). La mayoría de las funciones lógicas de 2 y 3 entradas se pueden construir con entre 2 y 5 células. Más aún, utilizando tres células se pueden implementar más de 100 funciones lógicas, y usando cuatro células mása de 200. Los investigadores han implementado in vivo puertas lógicas OR, NAND, XNOR, XOR y varios circuitos complejos, como un multiplexador MUX2to1 (que selecciona una entre dos entradas y dirige su valor a la salida) y un sumador de un bit con acarreo (que en serie permite construir un sumador de varios dígitos binarios).