Se identifica la progenitora de la supernova 2008bk, una supergigante roja de 8 masas solares

Todo el mundo sabe que las estrellas supergigantes rojas acaban su vida con una espectacular explosión de tipo supernova. Todo el mundo lo sabe, pero dentificar la estrella progenitora de una supernova es muy difícil. Por primera vez se verifica, fuera de toda duda, que la estrella progenitora de la supernova 2008bk era una supergigante roja de 8 ± 1 M⊙ (masas solares) que desapareció tras la explosión. Para ello se han comparado imágenes de 2006, 2008 y 2010 de la galaxia NGC 7793, donde en marzo de 2008 se descubrió esta supernova de tipo II-P, gracias al Telescopio Extragrande (VLT) del Observatorio Europeo del Sur (ESO); en aquel momento se estimó que su progenitora era una estrella de tipo M4 (supergigante roja) con una masa inicial 8’5 ± 1.0 M⊙, en completo acuerdo con la progenitora que se ha encontrado ahora. El breve artículo técnico es de Seppo Mattila et al., “The Disappearance of the Red Supergiant Progenitor of Supernova 2008bk,” ArXiv, 24 Nov. 2010. En ciencia muchas hipótesis razonables son tan razonables que nos parecen conocidas desde siempre. Sin embargo, algunas de ellas no han sido verificadas aún con el experimento. Para mí es sorprendente que haya sido a finales de 2010 cuando se haya verificado de forma definitiva que la supergigante roja progenitora de una supernova realmente desaparece tras la explosión, confirmando que con su “muerte” ha dado origen a esta última. Supongo que el lector pensaría, como yo, que eso ya habría sido verificado en el pasado, hace muchos años. Por su formato, el artículo técnico ha sido enviado a Nature. Habrá que estar al tanto si en los próximos meses aparece en dicha revista o no, y en su defecto en que revista aparece.

El “jet quenching” se observa por primera vez en las colisiones Pb-Pb en el LHC del CERN

Hoy se ha anunciado en el CERN la observación en los detectores ATLAS y CMS de un fenómeno que permitirá estudiar en detalle las propiedades del plasma de quarks y gluones (QGP), llamado “jet quenching” o “pérdida de energía partónica”: en las colisiones de iones pesados (plomo-plomo) en el LHC a 2’76 TeV c.m., además de un QGP, se producen intensos chorros de partículas que pierden energía y se fragmentan al interactuar con dicho QGP, de tal forma que la forma promedio del chorro (un cono) presenta cierta asimetría (como muestran las figuras más abajo). El fenómeno fue observado por primera vez en el RHIC en 2002, pero es mucho más claro (unas 5 veces más intenso) e interesante en las colisiones de Pb-Pb del LHC (que involucran 14 veces más energía). Este nuevo resultado confirma definitivamente la existencia del “jet quenching” (ya que solo se han analizado 1’7 microbarns de colisiones, que es muy poco) y además muestra que el fenómeno es más intenso de lo esperado, lo que abre la puerta para su estudio más detallado y con él de las propiedades del QGP a energías próximas a 3 TeV. El artículo técnico de ATLAS, para los interesados en los detalles, es G. Aad et al. (The ATLAS Collaboration), “Observation of a Centrality-Dependent Dijet Asymmetry in Lead-Lead Collisions at \sqrt{s_{NN}} = 2.76 TeV with the ATLAS Detector at the LHC,” CERN-PH-EP-2010-062, 26 November 2010. Los físicos interesados en más información técnica sobre este fenómeno disfrutarán con David d’Enterria, “Jet quenching,” ArXiv, 11 Feb 2009 (parte de la figura de abajo está extraída de Carlos A. Salgado, “Jet quenching,” ArXiv, 1 Jun 2005). Esta noticia ha sido puesta en mi conocimiento por uno de nuestros lectores, Javorromo, al que agradezco su información.

La polarización del chorro de plasma emitido por una protoestrella confirma su origen magnético según astrofísicos españoles

Imagen óptica del telescopio espacial Hubble (izquierda) del chorro HH 80-81 emitido por la protoestrella IRAS 18162-2048 y sus mapas de emisión de ondas de radio (derecha) con longitud de onda de 6 cm. según el radiotelescopio VLA del NRAO. (C) Science

Carlos Carrasco-González, del Instituto de Astrofísica de Andalucía, CSIC, Granada, España, y sus colegas han estudiado los chorros de plasma que emanan de una protoestrella masiva y han verificado que aceleran electrones hasta velocidades ultrarrelativistas. Esta observación es la primera evidencia firme de que estos chorros astrofísicos están producidos por intensos campos magnéticos, por lo que es clave para una comprensión más detallada del mecanismo de formación de estos chorros de partículas cargadas de alta energía que se han observado en agujeros negros, núcleos galáctivos activos, y muchos otros objetos astrofísicos. La pregunta que queda aún abierta es si el mecanismo de formación de estos chorros es el mismo en todos los objetos astrofísicos que los presentan. La opinión de la mayoría de los astrofísicos es que así es, por ello, este artículo técnico firmado por investigadores españoles y un mexicano es de gran importancia y se ha publicado en la prestigiosa revista Science. Han utilizado el radiotelescopio VLA (Very Large Array) del National Radio Astronomy Observatory (NRAO), en Socorro, Nuevo México, EE.UU., para estudiar una joven estrella a 5.500 años-luz de la Tierra, llamada IRAS 18162-2048. Esta estrella de 10 masas solares está eyectando un chorro de 17 años-luz de longitud. Se ha observado la emisión de ondas de radio (de 6 cm) polarizadas emitidas por el chorro que son características de electrones ultrarrelativistas que se mueven en intensos campos magnéticos y que se alinean (polarizan) en la dirección del campo. Nos lo ha contado Tom Ray (Dublin IAS, Ireland), “Astronomy: Cosmic Rays from Cosmic Birth,” Science 330: 1184-1185, 26 November 2010, haciéndose eco del artículo de Carlos Carrasco-González et al., “A Magnetized Jet from a Massive Protostar,” Science 330: 1209-1212, 26 November 2010. Noticia meneada en español en “Estrellas «furiosas» imitan a los agujeros negros. Investigadores españoles detectan por primera vez una estrella joven que eyecta chorros supersónicos de materia,” ABC, 25 nov. 2010.

 

PS (29 nov. 2010): El siguiente vídeo en youtube nos presenta una recreación artística del chorro (visto en DiarioDigital Univ. Jaén, gracias a Pedro).