El comité del premio Nobel de Física de 2010 no hizo bien sus deberes, según un codescubridor del grafeno

Ya lo dijimos en este blog, André Geim y Kostya Novoselov (ganadores del Premio Nobel de Física de 2010) “no son los descubridores originales del grafeno, pero sí son los más famosos codescubridores.” Y como no podía ser menos, los otros codescubridores se han sentido heridos, muy heridos, porque el Comité del Premio Nobel de Física no les ha hecho justicia. No niegan que Geim y Novoselov merezcan el premio, pero les ha molestado que la información publicada por el comité para explicar la concesión del premio haya omitido el papel de los otros codescubridores del grafeno. El físico Walter de Heer, del Instituto de Tecnología de Georgia en Atlanta, envió una dura carta al Comité Nobel el 17 de noviembre afirmando que “el Comité del Premio Nobel no hizo bien sus deberes.” El Comité ha respondido a las críticas: “Vamos a hacer una corrección en la versión web, eliminando sus errores”, afirma Ingemar Lundström, presidente del Comité del Premio Nobel de Física. Nos lo cuenta Eugenie Samuel Reich, “Nobel document triggers debate. Critics say that explanation of the 2010 award in physics slights other contributions to graphene research,” News, Nature 468: 486, 25 November 2010.

El famoso artículo de Geim y Novoselov en Science en 2004, contiene datos sobre las propiedades electrónicas del grafeno a partir del análisis de muestras muy delgadas de grafito, varias capas de grafeno apiladas. Hasta 2005, Novoselov y Geim no publicaron la medida directa de estas propiedades en el grafeno de verdad (de una sola capa). Para entonces, el propio grupo de investigación de Walter de Heer ya había publicado mediciones realizadas en una sola capa de grafeno. Además, el Comité Nobel ha omitido mención a la obra de Philip Kim, de la Universidad de Columbia en Nueva York, que para muchos debería haber compartido el Premio de 2010. La revista Nature ha consultado a Geim y otros expertos sobre esta carta, quienes han ratificado que el documento “se podría haber escrito mucho mejor” (de hecho, Geim afirma que no ha leído el documento hasta que ha saltado la polémica). Más aún, Walter de Heer acusa a la comisión de inexactitud cuando afirma que “fue una gran sorpresa el descubrimiento del grafeno porque se pensaba que era inestable,” afirmación falsa ya que, según él, en 1962, Paul McEuen, de la Universidad de Cornell en Ithaca, Nueva York, ya indicó que el grafeno era estable. En resumen, De Heer afirma que la adjudicación del Premio Nobel de Física de este año al grafeno es prematura: se necesita más tiempo para ver cumplido el potencial de este material.

Per Delsing, de la Universidad Tecnológica Chalmers en Gotemburgo, Suecia, miembro adjunto del Comité Nobel, reconoce que existe cierta controversia acerca de la concesión del premio al grafeno, pero defiende la labor del Comité: “Cada persona puede, por supuesto, opinar lo que quiera. Pero permítanme asegurarles que el Comité del Nobel ha hecho un gran trabajo de investigación en este tema.” ¡Qué si no va a decir!

Anuncios

Publicado en Nature: Ratificada la existencia de la energía oscura gracias al test de Alcock-Paczynski

La expansión cósmica del universo se está acelerando; la causa es una fuerza “desconocida” llamada energía oscura. Descubierta gracias al uso de supernovas Ia como candelas para medir distancias cósmicas y verificada gracias al análisis de la radiación de fondo cósmico de microondas por el satélite WMAP, se ha ratificado gracias al test de Alcock-Paczynski (1979), un método geométrico que permite determinar la abundancia de la energía oscura y su ecuación de estado. Esta técnica estudia las distorsiones geométricas entre el movimiento observado en cuerpos lejanos y el movimiento estimado a partir del corrimiento Doppler de la luz observada. Marinoni y Buzzi han ratificado la existencia de la energía oscura gracias al estudio de 509 sistemas binarios galácticos y han determinado sus parámetros con un 68’3% de confianza estadística, en concreto, la ecuación de estado cumple que -0’85 < w < -1’12 (según WMAP-7 es w = -1’1 ± 0’14, al 68% C.L.) y la cantidad de materia oscura que es 0’60 < ΩΛ < 0’80 (según WMAP-7 es ΩΛ= 0’725 ± 0’016, al 68% C.L.). Un nuevo resultado tan preciso como los obtenidos gracias a las supernovas Ia. Un gran resultado técnico publicado en Christian Marinoni, Adeline Buzzi, “A geometric measure of dark energy with pairs of galaxies,” Nature 468: 539–541, 25 November 2010, que nos desglosa Eugenie Samuel Reich, “Dark energy on firmer footing. Geometric test supports the existence of a key thread in the fabric of the Universe,” News, Nature, Published online 24 November 2010.

Un sistema galáctico binario, formado por dos galaxias A y B en rotación mutua, con un corrimiento al rojo medio de z y una separación angular de θ, está orientado respecto a un observador terrestre con cierto ángulo. Estudiando muchos sistemas binarios se puede construir el histograma de las posibles orientaciones. Uno espera que esta distribución sea completamente al azar, una distribución con simetría esférica en la que todas las orientaciones son igualmente probables. Pero en un universo dominado por la energía oscura se observará una cierta asimetría en las orientaciones posibles, que tendrá una orientación preferente en la dirección del observador (ver la figura de abajo). Dicha asimetría es la que han determinado Marinoni y Buzzi para galaxias muy distantes, a miles de millones de años luz de distancia, gracias al proyecto DEEP2. Futuros estudios aplicando la misma técnica a los datos obtenidos con el futuro Telescopio Espacial Euclídes de la ESA podrán mejorar la precisión de este tipo de medidas hasta el punto de superar la precisión obtenida con supernovas Ia, según Marinoni.