La memoria epigenética de las células madres reprogramadas

 

Hoy en día es posible reprogramar un célula adulta (somática) para que se comporte como una célula madre embrionaria (CME), las llamadas células iPS (células madre pluripotentes inducidas). Las células iPS no son idénticas a las CME ya que contienen una memoria epigenética de su origen somático. ¿Será posible algún día borrar esta memoria epigenética? Para ello hay que caracterizar con detalle esta memoria epigenética, lo que requiere comparar con sumo detalle las células iPS y las CME. Muchos grupos de investigación están trabajando en ello. Shinya Yamanaka recibirá algún día el Premio Nobel por haber desarrollado la técnica de reprogramación de células diferenciadas para obtener células iPS. Se publica en Nature un artículo de K. Kim y sus colegas que demuestra que las células iPS presentan marcadores de metilación del ADN propios de las células somáticas, no presentes en las CME. Un artículo de J.M. Polo y sus colegas publicado en Nature Biotechnology han estudiado el potencial diferenciador de células iPS y han observado que depende de su origen. Ambos estudios confirman la importancia de la memoria epigenética. También en Nature, H. Ji y sus colegas han estudiado los patrones de metilación de ADN en células iPS, obteniendo resultados similares a los anteriores. Los interesados en los detalles técnicos disfrutarán con Thomas P. Zwaka, “Stem cells: Troublesome memories,” News and Views, Nature 467: 280–281, 16 September 2010, que se hace de los artículos de Jose M. Polo et al., “Cell type of origin influences the molecular and functional properties of mouse induced pluripotent stem cells,” Nature Biotechnology 28: 848–855, 2010; K. Kim et al., “Epigenetic memory in induced pluripotent stem cells,” Nature 467: 285–290, 16 September 2010; y Hong Ji et al., “Comprehensive methylome map of lineage commitment from haematopoietic progenitors,” Nature 467: 338–342, 16 September 2010.

Publicar para los chinos no es un “trabajo de chinos”

Un trabajo de chinos es el que requiere mucha destreza y paciencia. La mayoría de los artículos publicados en las más de 5000 revistas de investigación publicadas en China no son ni citados, ni siquiera leídos, por otros científicos (chinos). La opinión general en China es que el que no publica en revistas internacionales en inglés, mejor que no se moleste. China ya es el segundo productor mundial de publicaciones (en número) tras EE.UU. Un estudio del gobierno chino ha descubierto que los artículos científicos publicados en revistas chinas tienen un grave problema: son muchos y son muy malos (la brecha entre calidad y cantidad es muy grande). Así lo reconoció Li Dongdong, viceministro chino y director de la Administración General de Prensa y Publicaciones (GAPP), el órgano del gobierno que regula todas las publicaciones en China, que anunció que en 2011 habrá reformas para tratar de arreglarlo. Las revistas que aceptan artículos con un proceso de revisión dudoso o que presentan un alto grado de plagio en sus artículos podrían perder sus exenciones fiscales y quizás tengan que clausurar. Desde algunas fuentes se dice que sólo el 5-10% de las revistas científicas chinas se salvarán de la quema. ¿Qué revistas se salvarán? Quizás las impactadas (las que tienen índice de impacto) según el JCR chino (Chinese Journal Citation Report) publicado por el ISTI (Institute of Scientific and Technical Information) de China, que dota de índice de impacto a las 1800 mejores revistas chinas (desde 2004). Muchas revistas chinas aceptan artículos en chino y en inglés, pero las mejores revistas chinas solo aceptan y publican artículos en inglés. Muchos científicos chinos opinan que no hay necesidad de revistas de investigación que publiquen en chino. El inglés garantiza la mayor audiencia posible. Nos lo cuenta David Cyranoski, “Strong medicine for China’s journals. Weak publications will be ‘terminated’,” News, Nature 467: 261, 16 September 2010, y el Editor en “Publish or perish,” Editorial, Nature 467: 252, 16 September 2010.

La evolución del genoma de la mosca del vinagre es más lenta de lo que se pensaba

Filogenia de las moscas del vinagre estudiadas: 252 generaciones de moscas de control (CO) y 605 generaciones de moscas con fertilidad acelerada (ACO). (C) Nature.

Hay estudios que requieren tiempo, a veces décadas. Molly K. Burke (Universidad de California) y sus colegas han estudiado la evolución del genoma de la mosca Drosophila melanogaster durante 605 generaciones en moscas con desarrollo acelerado (pasan de huevo a adulto y 20% más rápido que las moscas normales); en el mismo tiempo, las moscas (normales) de control han logrado 252 generaciones. Han estudiado la evolución de 688.520 nucleótidos (polimorfismos de un solo nucleótido). El resultado que han obtenido es que la evolución de caracteres en un ser vivo con un genoma tan complejo como la mosca del vinagre es más lenta de lo observado en seres unicelulares (según estudios previos). La reproducción sexual es un mecanismo que parece ir en contra de la adaptación rápida al ambiente, favoreciendo que la especie mantenga su identidad tras muchas generaciones. La aparición más esporádica de lo esperado de alelos que dotan a las moscas de ventajas (o adaptaciones) evolutivas todavía no tiene una explicación, como concluyen los autores en el último párrafo de su artículo. Se requieren más estudios. Los interesados en esta cuestión disfrutarán de Molly K. Burke, Joseph P. Dunham, Parvin Shahrestani, Kevin R. Thornton, Michael R. Rose, y Anthony D. Long, “Genome-wide analysis of a long-term evolution experiment with Drosophila,” Nature, Advance online publication, 15 September 2010.