La proteína tau, su papel en la enfermedad de Alzheimer y los atascos de tráfico axonal

La enfermedad de Alzheimer afecta a dos proteínas, llamadas beta amiloide y tau, que cooperan para obstruir las funciones del cerebro y afectar a las funciones cognitivas. En ratones de laboratorio se ha demostrado que la reducción de los niveles de estas proteínas previene los efectos de Alzheimer, pero no se sabe por qué. Un nuevo artículo publicado en Science sugiere que los niveles altos de la proteína beta amiloide provocan atascos (como los de tráfico) en el transporte de substancias a lo largo de los axones de las neuronas, aunque solo puede hacerlo si está presente la proteína tau. Así, la reducción de tau ayuda a prevenir los atascos de tráfico inducidos por la beta-amiloide y permite un transporte axonal fluido. Es pronto para hablar de terapias, pero este trabajo reabre el interés en el uso farmacológico de la proteína tau y sus inhibidores como terapia para el Alzheimer. El artículo técnico es Keith A. Vossel et al., “Tau Reduction Prevents Aβ-Induced Defects in Axonal Transport,” Science Express, Published Online September 9, 2010.

Una neurona se comunica con las neuronas cercanas gracias a apéndices cortos en su cuerpo llamadas dendritas y se comunica con las más lejanas gracias a un apéndice largo llamado axón. Los axones son estructuras muy largas, hasta varios miles de veces el tamaño del cuerpo de la neurona. El transporte axonal es muy importante y menudo se transportan por el axón mitocondrias y proteínas sinápticas. En la enfermedad de Alzheimer se observan al microscopio unas placas y ovillos neurofibrilares en los axones formados por péptidos beta amiloides y proteínas tau. La reducción de estos factores patógenos en ratones de laboratorio tiene un efecto protector contra la enfermedad de Alzheimer. Por ejemplo, solo la reducción de la proteína tau protege contra problemas de memoria inducidos por la beta amiloide incluso en ratones que tienen sus axones plagados de estas placas de amiloide. El péptido beta amiloide provoca una especie de atasco en el tráfico axonal en las neuronas enfermas y Vossel y sus colegas han estudiado gracias a técnicas de imagen in vivo con un microscopio de fluorescencia cómo actúan las proteínas tau (que se acoplan a los microtúbulos celulares) para facilitar el tráfico axonal de mitocondrias (orgánulos celulares con genoma propio encargados de suministrar la mayor parte de la energía necesaria para la actividad celular) y de otras substancias. El gran tamaño de las mitocondrias ha permitido seguir su transporte axonal con precisión bajo diferentes niveles de proteína tau. 

Hasta la fecha los tratamientos que se han dirigido a las placas de beta amiloide no han sido eficaces. El nuevo estudio reabre la posibilidad de usar la proteína tau como alternativa en el tratamiento de la enfermedad. Existen fármacos que pueden reducir los niveles de proteína tau y evitar los efectos tóxicos en el cerebro de los beta amiloides, con mejoras en la memoria y otras alteraciones del comportamiento. Por el momento no se sabe si los seres humanos pueden tolerar una reducción fuerte de los niveles de proteína tau en las neuronas, por lo que se está estudiando los efectos terapéuticos de reducciones pequeños de los niveles de tau. En ratones los resultados son prometedores. Pero todavía queda mucho trabajo científico para hablar de nuevas terapias. Tiempo al tiempo.

Anuncios

2 pensamientos en “La proteína tau, su papel en la enfermedad de Alzheimer y los atascos de tráfico axonal

  1. Soy portador de APOE3/4 y mis niveles de proteina Tau son algo elevados (327ng/ml 59 años) desearia saber alguna terapia preventiva para detener el avance de los niveles de Tau o cualquier sugerencia que pudiera ayudarme.
    Un saludo

    • ¿Donde le midieron los niveles e tau? plasma? o LCR?. ¿Le midieron ABeta?.
      tiene antecedentes familiares de E. de Alzheimer?. ¿Tiene ud. sintomatología?.

      Al parecer estas medidas son positivas para prevención: Mantener la presión arterial normal. Practicar ejercicios aeróbicos, realizar actividades recreativas o pasatiempos, trabajos mentales como aprender idiomas, preferir dieta mediterránea.

Los comentarios están cerrados.