Publicado en Science: El Proyecto Microbioma Humano en números

Actimel es leche fermentada con el microorganismo Lactobacillus casei como aditivo biológico. Este microorganismo se encuentra en la flora bacteriana que forma parte del microbioma humano, todos los microorganismos procariotas, eucariotas y virus que pueblan el cuerpo humano. En 2007, el NIH (National Institutes of Health) de los EEUU inició el Proyecto Microbioma Humano (Human Microbiome Project o HMP). Uno de sus objetivos es producir el genoma de referencia de al menos 900 bacterias del microbioma humano, así como catalogar todos sus genes y desarrollar técnicas de metagenómica y pangenómica para analizarlos. Hasta el momento se ha secuenciado el genoma de 356 microbios, de los que sólo 178 han sido completamente anotados, y se han identificado 547 968 polipéptidos con más de 100 aminoácidos. Muchos están “repetidos” pero se han encontrado al menos 30 867 polipéptidos diferentes, de los cuales 29 987 (~ 97%) son únicos. Lo más curioso es la gran biodiversidad del microbioma humano. Se han introducido varias métricas para medir esta biodiversidad y se han aplicado a tres géneros en detalle: 36 cepas de Lactobacillus, 16 de Bifidobacterium y 21 de Bacteroides. ¿Cómo influye la adición oral de L. casei en el resto de la flora bacteriana? Saberlo es muy difícil, pero este tipo de estudios nos permitirán estudiar la población de cepas de bacterias de este género como si se tratara de un organismo “efectivo” (con un genoma “efectivo”) y cómo interactúa con otros organismos “efectivos” de otros géneros. No entraré en más detalles, pues estos trabajos son todavía muy preliminares. Un trabajo en curso que nos cuentan con cierto detalle en The Human Microbiome Jumpstart Reference Strains Consortium, “A Catalog of Reference Genomes from the Human Microbiome,” Science 328: 994-999, 21 May 2010. Muchos se harán de eco de este trabajo, como “Human Microbiome Project: Diversity of Human Microbes Greater Than Previously Predicted,” ScienceDaily, May 20, 2010.