Publicado en Nature: La supernova SN 2005e no encaja entre los tipos ya conocidos

Sabemos mucho sobre las supernovas, pero SN 2005e no encaja en ninguno de los tipos conocidos. No es una supernova tipo Ia, ni tipo Ib, ni Ic, ni tipo II. Perets et al. han estudiado el espectro de SN 2005e y han observado que es una supernova rica en helio, como las de tipo Ib, pero carece de las líneas asociadas al hidrógeno, silicio y azufre, típicas de las supernovas Ia. Sin embargo, Kawabata et al. afirman que su espectro se parece mucho al de la supernova SN 2005cz, que es una supernova de tipo Ib, que corresponder a la explosión de una estrella de baja masa (de 8 a 12 masas solares). ¿Por qué su espector es «raro»? Porque se encuentra en una galaxia elíptica y tiene una luminosidad mucho más baja de lo habitual. Dos hipótesis y un problema. ¿Cuál es la respuesta correcta? No lo sabemos. La ciencia avanza gracias a interpretaciones contradictorias de los mismos hechos experimentales. No sabremos quien tiene razón hasta que se observen muchas otras supernovas con un espector similar a SN 2005e. Tiempo al tiempo. Nos lo cuenta David Branch, «Supernovae: New explosions of old stars?,» News and Views, Nature 465: 303–304, 20 May 2010, que se hace eco de los artículos de H. B. Perets et al., «A faint type of supernova from a white dwarf with a helium-rich companion,» Nature 465: 322–325, 20 May 2010, y K. S. Kawabata et al., «A massive star origin for an unusual helium-rich supernova in an elliptical galaxy,» Nature 465: 326–328, 20 May 2010. Aunque el título no hace fe al contenido, recomiendo la lectura de «La extraña supernova que se metió en nuestros huesos. Científicos descubren un nuevo tipo de explosión estelar que puede explicar algunos de los enigmas del Universo, incluso la existencia de calcio en el esqueleto,» ABC.es,19-05-10 [visto en Menéame].

1 comentario en “Publicado en Nature: La supernova SN 2005e no encaja entre los tipos ya conocidos

  1. …No se enteran de que las estrellas, galaxias, nebulosas y supernovas son de naturaleza planetaria. Continúen con sus fantasías cosmológicas… Algún día, cuando se reconozca la verdad científica sobre el Universo, se les quedará cara de tontos. No seré yo el culpable. Por decirlo a los cuatro vientos que no quede. Un saludo

Los comentarios están cerrados.