Los chimpancés imitan, los niños humanos sobreimitan, incluso en un entorno transcultural

Un adulto le muestra a un niño y a un chimpancé que para abrir una caja y coger el objeto de su interior primero hay que acariciar la caja con una pluma y luego levantar la tapa. El niño imita al adulto en su totalidad. El chimpancé va directo al grano y levanta la tapa, como si supiera que acariciar la caja con la pluma es una soberana tontería. La sobreimitación está en la base de la transmisión de la cultura humana. Los niños imitan hasta las acciones más absurdas. Mark Nielsen y Keyan Tomaselli han demostrado que la sobreimitación infantil es transcultural, es decir, un niño educado en cierta cultura sobreimita también a adultos de otra cultura. Han estudiado a 90 niños bosquimanos entre 2 y 13 años (ver tabla) a los que se les ha presentado una caja cerrada con un juguete en su interior junto a un protocolo “absurdo” para abrirla (que incluye movimientos “mágicos” que concluyen en mover el pestillo que abre la caja). Los niños nunca habían visto una caja como esa ni un mecanismo de apertura tan “exótico.” Todos los niños sobreimitaron la acción. A ninguno se le ocurrió que mover el pestillo permitía abrir directamente la caja. El artículo técnico es Mark Nielsen, Keyan Tomaselli, “Overimitation in Kalahari Bushman Children and the Origins of Human Cultural Cognition,” Psychological Science, Published online before print April 16, 2010. Visto en Gisela Telis, “Kids Overimitate Adults, Regardless of Culture,” Science NOW, May 7, 2010, que incluye un vídeo mostrando las acciones de unos de los niños.