Publicado en Science: La Unión Europea no puede pagar su parte en la construcción del reactor de fusión ITER, que sufrirá un nuevo retraso

En junio de 2008, la fecha prevista para concluir la construcción del reactor de fusión ITER en Cadarache, Francia, se retrasó 2 años, hasta finales de 2018. Ahora se acaba de acordar un nuevo retraso de 10 meses, finalizará en noviembre de 2019 (la Unión Europea, UE, quería retrasarlo un año más). Un retraso que es la punta del iceberg de los problemas de financiación de esta instalación científica. Problemas que comenzaron con la crisis del petróleo hace 3 años y que se han agravado con la crisis económica mundial de hace 2 años. Un proyecto multinacional (Unión Europea, China, India, Japón, Corea del Sur, Rusia y EEUU) que está sufriendo como pocos la crisis. La mayoría de las contratas habían subestimado los costos de fabricación en 2005-2006. Por ejemplo, la parte que se construirá en EEUU tenía un coste estimado de 1000 millones de dólares y ahora mismo se estima que puede llegar a alcanzar los 2200 millones de dólares. El 45% del reactor se construirá en Europa y aquí las cosas pintan aún peores. Nos lo cuenta Daniel Clery, “Fusion: Budget Red Tape in Europe Brings New Delay to ITER,” News of the Week, Science 327: 1434, 19 March 2010.

La propuesta de la UE en la última reunión del Consejo del ITER, en noviembre, fue finalizar la construcción a finales de 2020, pero los demás socios se negaron. El mes pasado en París, se decidió, con carácter provisional, planificar el ITER para noviembre de 2019. Los socios de la UE en la construcción del ITER están muy preocupados por estos retrasos (en especial EEUU y Rusia). Si todo sigue así, el Presidente Barack Obama solicitará que el Congreso recorte el gasto asignado para el ITER en el Presupuesto de EEUU para el próximo año, que pasaría de 80 a 55 millones de dólares. No tiene sentido aportar más dinero si la UE no va a ser capaz de finalizar las tareas que tiene asignadas a tiempo. El Secretario de Energía, Steven Chu, ya lo indicó el mes pasado ante una comisión del Senado.

La Unión Europea en Ciencia, de nuevo, no da la talla. Los investigadores europeos, como siempre, sufriendo. Que la UE lidere un proyecto multinacional, hoy por hoy, no es ninguna garantía, más bien todo lo contrario. ¡Qué pena! No son capaces de asumir el liderazgo y tampoco son capaces de cederlo. La energía de fusión, siempre a 20 años vista, seguirá, a este paso, siempre a 20 años vista. Si no somos capaces de asumir el liderazgo, ¿por qué no lo cedemos a nuestros socios?

Por cierto, algunos investigadores son optimistas y creen que la crisis pasará en unos pocos años y que las “ovejas volverán al redil” y nos olvidaremos de que alguna vez, ahora mismo, tuvimos problemas para pagar lo que nos comprometimos a pagar. Entre los investigadores optimistas se encuentran muchos investigadores norteamericanos.