Superhidrofugacidad, la dificultad de publicar en Nature y la interminable historia de un artículo

El artículo «Small is beautiful, and dry,» de los chinos Quanshui Zheng, Cunjing Lv, y Pengfei Hao, y el australiano John Sheridan, ArXiv preprint, 4 Feb. 2010, presenta un apéndice en el que se incluyen copia de las cartas de rechazo de dicho artículo por parte de los editores de Nature y Nature Materials. Obviamente, no es algo habitual y me han llamado la atención. También me han llamado la atención las figuras con gotas rebotando en una superficie superhidrófuga [superhidrofóbica], que se supone provienen de unos vídeos que acompañarán al artículo una vez esté publicado (no he logrado encontrar dichos vídeos en la página web de los autores). La superhidrofugacidad [superhidrofobicidad] es una propiedad que observamos en muchos materiales, como las hojas de ciertas plantas. Un líquido (agua) no moja la superficie y desliza por ella de forma natural (como las gotas de rocío en las hojas de muchas plantas). Los interesados en estos temas disfrutarán con una excursión por la wikipedia. Brevemente, la ley de Wenzel para el mojado en superficies rugosas no permite explicar la superhidrofugacidad [superhidrofobicidad]por lo que se utiliza en su lugar la ley de Cassie-Baxter. Muchos investigadores han propuesto modificaciones de ley de Cassie-Baxter y Zheng et al. hacen lo propio en su artículo, fórmula (2), que incorpora una longitud crítica para tener en cuenta el efecto de las cavidades de aire que quedan en los huecos que la superficie rugosa presenta. Los autores del artículo proclaman que la nueva ley que han descubierto permite explicar mejor la superhidrofugacidad [superhidrofobicidad] en muchos materiales. Presentan mútiples resultados experimentales que validarían su propuesta. Los interesados en más detalles pueden recurrir al artículo, que se lee fácil.

En este entrada quería hacerme eco de la historia en Nature del manuscrito. Quanshui Zheng lo envió a Nature el día 9 de junio de 2009 y recibió una rápida respuesta, el 11 de junio, de Stefano Tonzani, Associate Editor,  indicándoles que no era adecuado para publicación en Nature («we regret that we are unable to publish it in Nature […] the paper would find a more appropriate outlet in a specialist journal, rather than Nature«). Según Tonzani, su artículo era interesante para especialistas en superhidrofugacidad [superhidrofobicidad] pero al no incluir ningún avance científico de tipo conceptual es difícil que pudiera llegar a excitar el interés inmediato de investigadores de otras disciplinas. La decisión de los editores no refleja ningún tipo de duda sobre si el trabajo es de calidad o no lo es, es sólo una decisión editorial. Quanshui Zheng protestó ante el editor principal de Nature solicitando que el artículo fuera enviado a revisores. El 9 de octubre de 2009 le contestó Rosamund Daw, Senior Editor, con la misma respuesta: no creen que el artículo vaya a tener un impacto suficiente como para merecer ser publicado en Nature («we do not feel that the paper presents the sort of wider impact […] that would demand a full Letter in Nature. We do feel that the paper would find a more appropriate outlet in a specialist journal«). Quanshui Zheng decidió enviar el artículo a Nature Materials, el día 26 de noviembre de 2009. Ahora sí pasó por revisores y el 18 de diciembre de 2009 recibió la respuesta: su artículo fue rechazado. Los revisores consideran que el avance obtenido respecto a resultados previos no es suficiente para que el artículo merezca ser publicado en Nature Materials.

Y es que hoy en día mucha gente está proponiendo modificaciones de la ley de Cassie-Baxter desde el trabajo de Didem Öner y Thomas J. McCarthy, «Ultrahydrophobic Surfaces. Effects of Topography Length Scales on WettabilityLangmuir 16: 7777-7782, 2000. ¿Enviarán Zheng et al. su artículo a la revista Langmuir? El índice de impacto de Langmuir en 2008 según el ISI JCR es de 4,1, que es alto, pero no tanto como el de Nature Materials que tiene 23,1 (el de Nature es 31,4). Como estos números en absoluto no significan nada, aclararé que Langmuir está en la categoría Physical Chemistry, en el puesto #23 de 113 (Nature Materials ocupa el puesto #1). Obviamente, los autores también podrán optar por muchas otras revistas, como Advanced Materials, #4, o Advanced Functional Materials, #6 (las otras que están en los primeros puestos son revistas de artículos de revisión para las que el artículo de Zheng no es adecuado, salvo que lo reescriban completamente).

PS [10 oct 2010]: Cambio del término incrorrecto superhidrofobicidad al término correcto en español superhidrofugacidad.

5 comentarios en “Superhidrofugacidad, la dificultad de publicar en Nature y la interminable historia de un artículo

  1. es sólo de 4,1 lo que tampoco no está nada mal

    Argggg! Creo que me he quedado ciego al intentar leer tres negaciones encadenadas (sin contar el «solo» anterior, que añade un toque de «indeterminación cuantica» a la frase)!

    Al final, nunca no ni se si 4,1 está bien o mal, por cierto.

  2. Y visto lo bien que le funciona al grupo Nature, desde hace unos meses la American Physical Society está haciendo lo mismo para PRL: http://prl.aps.org/edannounce/PhysRevLett.103.010001 : si los editores creen que no es suficientemente relevante, ¿para qué molestar a los referees? También han pasado a enviar los artículos a 3 referees desde un principio, y por lo visto «ok»+»ok»+»ok, pero parece poco relevante»=rechazo…

  3. ¿Superhidrofugacidad? A mi eso me suena a algo de Bach, oiga XD Ahora me entero de que ese es el término correcto. Que yo sepa todo el mundo usa superhidrofobicidad, pero bueno.

    A todo esto, muy buena la entrada.

Los comentarios están cerrados.