Lo barato acaba saliendo caro y el LHC del CERN

Dibujo20090802_LHC_CERN_Faulty_soldering_between_nonsuperconducting_copper_parts_junctionsEl coste del LHC del CERN ya alcanza la cifra de 3.900 millones de euros (hace un año y medio se hablaba de solo 3.000 millones, ver LHC FAQ). Aún así es mucho más barato que cualquier otra instalación similar gracias a aprovechar el túnel del LEP y parte de su infraestructura. Su entrada en funcionamiento se está retrasando porque se están encontrando problemas inesperados, que indican que su fabricación no ha sido realizada con el cuidado necesario (quizás por las prisas, quizás por el bajo coste). Más aún, entrará en funcionamiento con una energía muy inferior a la inicialmente esperada. Por ejemplo, esta semana se están revisando las soldaduras entre uniones de cobre en la parte no superconductora de los 10.000 imanes superconductores del LHC. Se ha encontrado una soldadura incorrectamente realizada. ¡Una soldadura! Sí, pero suficiente para tener que revisar las demás. Estas soldaduras defectuosas impedirán que el LHC alcance su energía máxima ya que no podrán soportar la corriente máxima que habría que aplicar a los imanes superconductores. Parece increíble, pero así es. No sé, pero a mí me parece que lo barato acaba saliendo caro. Nos lo cuenta, como no, Adrian Cho, “More Bad Connections May Limit LHC Energy or Delay Restart,” News of the Week, Science 325: 522-523, 31 July 2009.

Esta semana los técnicos del CERN están chequeando las 10.000 soldaduras con objeto de evaluar la corriente máxima que podrán soportar de forma fiable, así como determinar la energía máxima de los haces de protones que se podrá alcanzar en el primer año de funcionamiento de la instalación. En el mejor caso, las demás soldaduras estarán perfectas (a mí me parece que algo poco probable) y este chequeo solo supondrá un retraso más para el reinicio del LHC (que se esperaba para noviembre).

Un retraso más. Otro retraso más y otro más aún. Esto parece la historia interminable. Hemos de recordar que en el año 2000 se suponía que el LHC entraría en funcionamiento en el año 2005. Espero equivocarme, pero ahora parece que no lo hará hasta inicios de 2010.

Un recorte en energía más. Y ahora otro más. El LHC del CERN se diseñó para alcanzar 14 TeV de energía máxima (dos haces de protones cada uno con 7 TeV), lo que significa que se observarán colisiones entre 1 y 2 TeV de energía máxima (ya que colisionan entre sí los partones (quarks y gluones) que constituyen los protones). Hace unos meses se decidió reducir esta energía a un máximo de 10 TeV. Los nuevos problemas parecen limitarla a unos 8 TeV o menos. El LHC tiende a convertirse en un Tevatrón “mejorado” (alcanza una energía de 2 TeV).

Dibujo20090802_LHC_CERN_gluon-gluon_quark-quark_collisions_and_higgs_production

Quizás convenga reforzar el punto anterior. En el LHC colisionarán haces de protones. Cada protón es un “saco” de partículas, 3 quarks de valencia y millones de gluones y de pares de quarks virtuales. En una colisión protón-protón en realidad se produce una colisión gluón-gluón (las mejores para observar el bosón de Higgs), quark-quark y hasta quark-antiquark (ver figura de arriba). En un protón con una energiá de 7 TeV es muy difícil que alguno de sus millones de constituyentes alcance un 1 TeV, además que lo haga otro de los constituyentes del otro protón que acabe colisionando con éste, y que además ambos constituyentes (partones) colisionen. Recuerda que un protón tiene un “tamaño” de unos 10-15 m. y un partón sólo alcanza unos 10-18 m., es decir, ocupa un volumen mil millones de veces inferior. El resultado es que es muy poco probable alcanzar colisiones de más de 2 TeV (prácticamente imposible). Con un LHC a energía reducida que alcance, digamos 7 TeV en el punto de colisión (haces de protones de 4,5 TeV), difícilmente se observarán colisiones partón-partón de más de 1 TeV (similares a las más energéticas que se observan actualmente en el Tevatrón). ¿Tanto para tan poco?

¿Retraso o recorte? Esta es la cuestión. Muchos quieren que el LHC se ponga en funcionamiento cuanto antes. ¿Para qué? Para descubrir nuevos fallos y poder resolverlos cuanto antes, así como calibrar todos los detectores y aprender más sobre el funcionamiento de esta máquina. Al mismo tiempo, nadie quiere un LHC funcionando durante un año a solo 4 TeV, incluso 8 TeV están en el límite de lo no deseable (le daría una oportunidad única al Tevatrón para acumular luminosidad y ganar la partida, por ejemplo, en la búsqueda del Higgs).

No sé que opinarás tú, pero a mí me parece que lo barato acaba saliendo caro.

PS (04 agosto 2009): La noticia en Menéame gracias a “El LHC podría arrancar a media potencia o retrasarse aún más,” Ciencia Explicada, 4 de agosto de 2009.

Un pensamiento en “Lo barato acaba saliendo caro y el LHC del CERN

  1. Yo siempre digo que existe un principio, análogo al de Heisenberg, per aplicado a acciones humanas que dice: o se hacen las cosas bien, o se hacen rápido. Cuanto más rápido, más probabilidad de que te salga una chapuza; cuanto más bien hecho lo quieras hacer, más lento irás. Claro, que estamos hablando de probabilidades. Es posible hacerlo todo rápido y perfecto. Pero poco probable.
    Salud

Los comentarios están cerrados.