¿Pagarías dinero por asistir a una conferencia científica?

Dibujo20090801_TED_love_money_what_s_the_matterSi es gratis, es malo. Sabes que así es para conciertos de música, obras de teatro, partidos de fútbol y gran número de otros eventos lúdicofestivos. Las conferencias científicas de divulgación suelen ser gratis. Quiere ello decir que son malas, que son cosas de frikis, que no te lo vas a pasar bien… Una conferencia científica con unos 600 espectadores que recauda gracias a las entradas unas 4.500 libras esterlinas (unos 5.300 euros) nos parece que tiene que ser buena. ¡Cómo no va a serlo! Quien pagaría tanto por algo malo (7,5 libras, u 8,8 euros, no es moco de pavo). Eso recaudó la última conferencia TED en Oxford la semana pasada, titulada “The substance of things not seen.” Los espónsores (Nokia, General Electric, etc.) lo saben y las apoyan. Una pescadilla que se muerde la cola.

Los norteamericanos (y los anglosajones en general) tienen algo que no tenemos el resto de los europeos. Ven donde sacar dinero privado donde los demás solo vemos como obtener dinero público.

TED = “Technology, Entertainment and Design,” o en español “Tecnología, Entretenimiento y Diseño.”

Estamos en verano. Estamos de vacaciones. Quieres disfrutar de ciencia en tu lugar de vacaciones. ¿Cómo lograrlo? En España, prácticamente es imposible. La única respuesta, internet. Sí, por más que nos pese, internet es (casi) la única respuesta. Si sabes inglés tienes una oportunidad única, disfrutar de las conferencias TED que están disponibles en youtube (desde 2006). Puedes empezar por el Top 10 de TED o recurrir a las conferencias traducidas al español (hoy, 51). No solo la Mula Francis lo recomienda, también lo hacen desde el último número de Nature: “Inspiring non-scientists,” Editorial, Nature 460: 552, 30 July 2009.

TED se fundó en 1984, como un conjunto de conferencias anuales en California. Recientemente se ha extendido a muchos otros países (¿cuándo llegará a España?). Obviamente, detrás está una Organización sin Ánimo de Lucro, Sapling Foundation, fundada en 1996 en New York, y detrás de esta organización está un nombre, Chris Anderson.

¿Por qué estas conferencias tienen éxito? Nadie lo sabe. Los cosas del querer son así. Conferencias de solo 18 minutos para un público general. ¡Solo 18 minutos! Parece imposible. Uno concibe una conferencia de 45 o 60 minutos, pero 18 minutos parece tan poco tiempo… Conferencias muy bien preparadas. Conferencias muy bien pagadas. Algo tan importante como lo primero. El público lo sabe, lo comprende y lo apoya. ¿PowerPoint? Prohibido. Fotos en diapositivas. La clave: el discurso, la palabra, … si no eres capaz de explicarlo con palabras no mereces el derecho a contarlo.

Lo dicho, ¿para cuándo en España?

Anuncios

Cuidado si tienes un coautor joven, puede meter la gamba y lo pagarás caro

Dibujo20090801_sperm_cells_from_stem_cells_paper_retracted_by_chief_editorHazlo bien. Cuida mucho los artículos que firmas como coautor.  Revísalos con sumo cuidado, sobre todo si los ha escrito uno de los coautores más jóvenes. Que no te pase lo que al Dr. Karim Nayernia de la Universidad de Newcastle, Gran Bretaña. Uno de los mejores trabajos científicos del año tirado directamente a la basura. O casi. Su mejor trabajo científico de los últimos años fue escrito (quizás solo en parte) por Jae Ho Lee, un joven postdoc que plagió dos párrafos de la introducción de otro artículo. El resto, impecable. El editor detectó el plagio en las pruebas y le solicitó a Nayernia una segunda versión. La envió pero no sirvió de nada, la decisión del editor ya había sido tomada. Graham Parker, editor principal del Journal Stem Cells and Development, retractó su artículo. Publicado online antes de las pruebas finales hace 3 semanas, ha copado titulares de prensa científica por todo el mundo (hasta Nature se hizo eco de la noticia). La cuestión es simple: es suficiente razón para retractar este trabajo científico titulado “In Vitro Derivation of Human Sperm from Embryonic Stem Cells,” el que dos párrafos de la introducción hayan sido copiados (plagiados) de un artículo de revisión de M.C. Nagano titulado “In vitro gamete derivation from pluripotent stem cells: progress and perspective,” aparecido en Biology of Reproduction. La polémica está servida como nos cuenta Alison Abbott en “Editor retracts sperm-creation paper. Plagiarism accusation hits stem-cell research,” News, Nature, Published online 30 July 2009. Recomiendo los comentarios a esta noticia (algunos han sido borrados por el moderador).

Estas cosas pasan porque en la era de Internet los artículos aparecen en la web “antes de tiempo.” Un artículo no es un preprint aceptado. Tiene que pasar por el proceso de pruebas (proofs) en el que se pueden incluir cambios (en el título, autores, agradecimientos, resumen, contenidos, etc.) a discreción del editor y los autores. El problema con el artículo de Karim Nayernia fue detectado en la primera versión de las pruebas. El editor le informó del problema. Nayernia informó al editor que dichos dos párrafos “plagiados” habían sido un error y ofreció una segunda versión de las pruebas que no incurrió en flagrante error. Pero Graham Parker no dio su brazo a torcer. Afirma que aunque ese sea el único problema del artículo (los que lo han podido leer y entienden del tema así lo afirman), no puede ser publicado porque indica que ha habido un comportamiento malintencionado por parte de los autores. Algo completamente intolerable.

Obviamente, Nayernia ha enviado el artículo a otra revista, eliminando el nombre de Jae Ho Lee como primer autor y poniendo el suyo en su lugar. Menor índice de impacto para el CV. ¿Realmente importa tanto el índice de impacto de un artículo que ya es mediático? ¿Le aceptarán el artículo en la nueva revista? ¿Habrá cambiado también el título? ¿Rechazarán uno de los grandes trabajos del año en células madre solo por este revuelo mediático en torno al plagio? ¿Acabará el artículo publicado en Nature Precedings sin índice de impacto porque Nayernia estuvo demasiado ocupado como para revisar en detalle un artículo de uno de sus postdoc?

Los autores senior tienen una obligación con los autores más jóvenes (sean graduados o postdocs). No solo les tienen que enseñar a investigar con calidad, también a escribir artículos con calidad. El respeto a la escritura, al arte de la escritura. Pero ello requiere tiempo. Y los seniors, siempre muy ocupados con labores de gestión, tienen poco tiempo. Muy poco tiempo. Servirá este caso para que se apliquen el parche… quien sabe.