Investigador joven busca financiación: pide donaciones a través de internet

David Fries, investigador de Florida, EE.UU., necesitaba dinero para desarrollar un idea de investigación. Ninguna agencia gubernamental quería financiar su idea con dinero público. ¿Qué hacer? Pedírselo a los ciudadanos directamente mediante una web para recabar donaciones. El proyecto se llama “SciFlies” (www.sciflies.org), se inició oficialmente el 15 de mayo y no sólo es para él, cualquiera puede apuntarse independientemente de su disciplina de trabajo. Sólo hacen faltan buenas ideas, ideas que gusten al público en general. Que será quien tendrá que realizar las donaciones a investigadores/investigaciones concretas. Puedes donar dinero (a partir de julio) para que otros investiguen o puedes solicitarlo si eres investigador nadie te va a pedir nada más que una buena idea. Nos lo cuenta Mark Schrope, “Public donations to lift research. Website paves way for people power,” Nature 459: 305, 2009 .

Fries espera que SciFlies permita financiar investigaciones de bajo coste logrando cantidades entre 5 y 10 mil dólares por investigador. Lo suficiente para contratar a un estudiante graduado durante unos meses a la espera de buscar mejor fuente de financiación o tramitar una solicitud de una beca de investigación. Cada investigador que se apunte a SciFlies podrá recibir donaciones directas del público general si logra convencer con su propuesta de trabajo. Al alcanzar la cifra de 5 mil dólares, podrá reclamar un cheque con el dinero que le corresponde.

Hay otras organizaciones similares, como FundScience (www.fundscience.org) con los mismos objetivos. La clave de estas organizaciones es financiar a investigadores jóvenes con ideas brillantes. ¿Alguna iniciativa similar en España?

¿Existen los nanoimanes? Quizás no y su ferromagnetismo es sólo aparente

Dibujo20090520_CdSe_quantum_dots_Transmission_electron_microscopy

La aparición del magnetismo en nanopartículas (“quantum dots”) de materiales que normalmente no son magnéticos es considerado como uno de los grandes descubrimientos de la nanotecnología. Nanopartículas que se comportan como imanes permanentes (ferromagnéticas) para memorias de estado sólido basadas en nanoimanes. Muchos investigadores lo creen así. Puede que estén completamente equivocados. Un estudio reciente ha mostrado que el magnetismo en estas nanopartículas es debido a los elementos químicos que se ligan a sus bordes. Han estudiado nanopartículas de cadmio-selenio (CdSe) y han observado que son paramagnéticos (su magnetismo inducido es sólo temporal) y no ferromagnéticos (con magnetismo permanente) como se había afirmado en estudios anteriores. Al no ser imanes permanentes, su utilidad en memorias magnéticas de altísima escala de integración se ve muy mermada. Nos lo cuentan brevemente en “Chemistry: Mini magnets,” Nature 459: 302-303, 21 May 2009 , haciéndose eco del artículo técnico Robert W. Meulenberg et al. “Evidence for Ligand-Induced Paramagnetism in CdSe Quantum Dots,” J. Am. Chem. Soc. 131 : 6888–6889, May 5, 2009 .

Las nanopartículas semiconductoras son extremadamente pequeñas, por ejemplo, las de CdSe tienen un radio medio entre 0.13 y 0.15 nanómetros. Estudios previos han mostrado que muchas nanopartículas exhiben un comportamiento ferromagnético en forma nanocristalina, como las de oro (Au, metal 5d9) . ¿Por qué si en forma normal no lo hacen? Se han propuesto diferentes mecanismos físicos para explicar estas propiedades pero no es fácil explicar el porqué. Ciertos estudios atribuyen estas propiedades magnéticas a defectos o errores en el experimento. Lo que se piensa que es un nanocristal puro en realidad no lo es y está ligado a impurezas de origen químico. El nuevo estudio, si se confirma, muestra de forma conclusiva que el magnetismo en las nanopartículas de CdSe se puede manipular (inducirlo y destruirlo) utilizando dopantes químicos, mostrando un comportamiento paramagnético pero no ferromagnético.

Lo dicho, si se confirma este estudio, las ilusiones de muchos por obtener memorias de estado sólido de ultraalta escala de integración se pueden esfumar. ¿A alguien se le ocurrirá como superar esta barrera?

La discriminación de la mujer en la ciencia europea

En la Europa del Proceso de Bolonia y del Espacio Europeo de Educación Superior todavía hay países en los que la mujer en universidades e instituciones de investigación tiene un largo camino que recorrer hasta alcanzar los niveles ya ocupados por los hombres. Un punto importante es la solicitud de financiación para investigar. Países como España han iniciado un proceso activo de discriminación positiva que favorece a los proyectos cuyo investigador principal es mujer. Sin embargo, otros países como Francia, Italia, Grecia, Portutal, Polonia, Bulgaria, Croacia, Chipre, República Checa, Estonia, etc. todavía están muy atrasados en este tipo de políticas. Todo lo contrario que en Finlandia, Suecia y Noruega, que nos llevan una ventaja enorme. Así se deduce de un informe publicado por la Comunidad Europea: “The Gender Challenge in Research Funding.” El informe ha sido desarrollado por 12 mujeres y 5 hombres. Este informe complementa a uno previo “Women in Science and Technology — Creating Sustainable Careers.”  Nos lo cuentan desde Nature, con el Editorial titulado “The female underclass,” del número de 21 de Mayo de 2009 .

No entraré en si son buenas o malas este tipo de políticas. En mi opinión, en ciertas áreas pueden ser necesarias y en otras incluso contraproducentes. Lo que más me ha llamado la atención del informe son las viñetas. Un toque de humor que nunca viene mal en un informe de estas características. Permitidme extractarlas aquí. Espero que os motive para descargaros el informe y leéroslo.

Dibujo20090520_cartoon_one

Escucha, tenemos problemas que son mucho más urgentes que la “barrera de género.” 

Dibujo20090520_cartoon_two

La financiación para investigar es poco transparente…

Bueno, ¡a limpiar las ventanas!

Dibujo20090520_cartoon_three

Perdonen, señoras, ¿podrían decirme dónde están los miembros del tribunal de selección?

¡Somos nosotras!

Dibujo20090520_cartoon_four

Ha salido negro, le toca a un hombre, puesto de funcionario para el del bigote, ¡no se aceptan más apuestas!

¡Otra vez he perdido!

Biología sintética aplicada a la fabricación de la cerveza: enchufando y desenchufando genes para mejorar la producción

Dibujo20090520_Increasing_Activity_Promoter_Library_For_Lac_SubstitutionLas herramientas CAD (diseño asistido por computador) son utilizadas por los ingenieros para diseñar cualquier cosa, desde un palo de golf a un avión. Hoy podemos fabricar cualquier cosa diseñada en un ordenador. Los biólogos sintéticos pronto podrán hacer lo mismo. Diseñar una compleja red de genes en el ordenador y “fabricarla” (sintetizarla) en un organismo vivo, como una levadura. Enchufar y desenchufar genes a conveniencia y con parámetros a gusto del diseñador. El sueño de los biotecnólogos dedicados a la biólogía sintética. Jim Collins y sus colegas han demostrado cómo diseñar eficientemente redes sintéticas de genes para el control de procesos industriales mediados por levaduras, como la floculación de la levadura de la cerveza (proceso similar al que vemos en un bote de aceitunas por el cual se forma una capa de levaduras en la superficie del líquido dentro del bote). Han generado una librería de promotores con “actividad” variable (medida in vivo como la expresión cierto gen marcador). Si el diseño por ordenador de una red génica óptima requiere un promotor concreto, basta buscarlo en dicha librería. Un circuito electrónico complejo se diseña a base de pequeños módulos funcionales. Los autores creen que pueden implementar “casi” cualquier circuito génico utilizando sus promotores como “biobloques” (biobricks). Para ilustrar la potencia de sus técnicas de biología sintética han demostrado experimentalmente como regular la floculación de la levadura de la cerveza un proceso de gran importancia industrial (en cerveceras, claro). Nos lo cuentan Matthew R. Bennett, Jeff Hasty, “Overpowering the component problem,” News & Views, Nature Biotechnology 27: 450-451, 5 may 2009 . El artículo técnico es Tom Ellis, Xiao Wang, James J Collins, “Diversity-based, model-guided construction of synthetic gene networks with predicted functions,” Nature Biotechnology 27: 465-471, 5 may 2009 .

Dibujo20090520_Controlling_timing_yeast_sedimentation_by_predictable_gene_network

La biología sintética promete revolucionar la biotecnología mediante la aplicación de los principios del diseño CAD en ingeniería a los sistemas biológicos. En menos de una década este reciente campo ha logrado incorporarse al desarrollo de medicamentos y a la biofabricación de alimentos. El futuro de la biología sintética será el desarrollo de bancos de genes “artificiales” (sintéticos) con propiedades a medida, de tal forma que si es necesario usar un gen con cierta actividad concreta sólo sea necesario buscarlo en dicha librería e insertarlo en el ADN destino. ¿Se puede hacer? Collins y su grupo nos han mostrado no sólo que es posible sino que está al alcance de la biotecnología actual. Lo han demostrado (proof of concept) en un organismo patrón, la levadura de la cerveza (Saccharomyces cerevisiae), y con un gen “patrón”, el promotor del operón lac. No quiero destacar los detalles técnicos de este ejemplo concreto (de gran importancia industrial), sino su gran importancia como “prueba de concepto.” Diseñar in silico con garantías de éxito in vivo es un paso enorme en biología sintética y en biología en general.

Imagina un plug & play biológico. Añadir un gen que haga lo que queramos tan fácil como enchufar un lápiz de memoria en un ordenador y que se monte automáticamente. Fabricar un proceso bioindustrial a medida. Difícil imaginar lo que se podrá hacer dentro de una década.

Stephen Wolfram vivito y coleando se apunta al carro de la web semántica

Dibujo20090520_Stephen_Wolfram_PhotoGoogle nació y venció. Hoy vivimos en el mundo de Google. ¿Quién sustituirá a Google? Stephen Wolfram, genio, conocido por crear el software Mathematica y de “un nuevo tipo de ciencia” (A New Kind of Science) está empeñado en lograr vencer a Google gracias a Alpha. Un buscador basado en la web semántica que pretende entender el lenguaje natural y “fabricar” la respuesta a cualquier pregunta que le hagamos. No busca la respuesta como Google. Si la respuesta no está en ninguna web, sencillamente la “calcula” utilizando todo el conocimiento humano disponible. Por supuesto Alpha (desarrollado por 150 programadores de Wolfram Research en Los Ángeles, EE.UU.) todavía está en versión beta. El objetivo es que algún día contenga TODO el saber humano. ¿Lo logrará? Nos lo cuenta Jim Giles, periodista de NewScientist que ha probado Alpha, en “Got a burning question? Ask Alpha,” pp. 18-19, 9 May 2009 .

Preguntas fáciles para Alpha son ¿cuál es la población de Suecia? (9 millones) o ¿cuál es el punto ebullición del dióxido de carbono? (-78 °C). Jim Giles consultó en Alpha preguntas un poco más difíciles. Un gráfico del cociente entre la población de China y la de Japón, la fecha y hora del próximo eclipse solar que ocurrirá en Timbuktu, o cuál es su estado de salud a partir de su edad y nivel de colesterol. Preguntas que Google no puede contestar (aún). La gran ventaja de Alpha es que contestará preguntas complejas formuladas en lenguaje natural.

Wolfram y sus programadores tendrán que seguir trabajando. La potencia de procesado de lenguaje natural de la versión beta de Alpha es todavía pobre. A la pregunta en inglés “$25 million 1945 dollars in 2008” contestó correctamente que se quería el monto en moneda actual de una cantidad de dinero pasada (300 millones de dólares), sin embargo, para la pregunta similar “$25 million 1945 in 2008” interpretó 1945 pulgadas (inches en inglés, normalmente escritos como “in.“) con lo que Alpha multiplicó estos números resultando en el ininteligible 98 billones de “inch US dollars”. Jim Giles ha encontrado muchos más ejemplos.

Te interesa probarlo. Prueba en la dirección web http://www.wolframalpha.com/ (desafortunadamente, por ahora sólo funciona en inglés).