¿Necesita una revista internacional un editor principal? El caso de Chaos, Solitons & Fractals

“El movimiento se demuestra andando.” Si una revista internacional “funciona” sin editor principal, ¿puede cualquier otra lograrlo? Un buen grupo de eficientes administrativos, ¿puede sustituir al editor principal de una revista internacional? El editor y los administrativos son los únicos que cobran dinero. Los restantes miembros del comité editorial no cobran un euro. Los revisores técnicos de los artículos tampoco. ¿Realmente son necesarios varios administrativos? Quizás uno fuera suficiente. Los sistemas de envío de artículos online han automatizado la mayoría de las operaciones entre la revista y los autores. Fácilmente se podrían automatizar también las operaciones entre la revista y los revisores. ¿Puede funcionar una revista internacional sin editor principal? Chaos, Solitons & Fractals (CS&F), la revista que ha protagonizado ya varias entradas en este blog, “es que le tenemos un cariño especial,” nos muestra como una revista puede seguir funcionando, casi como si no pasara nada, sin editor principal. Hoy ha publicado su primer número de 2009 y su primer número sin editor (el número que aparece fechado el 15 de enero de 2009).

Yo no tengo ningún interés especial en comunicarme con los “editores” (no científicos) de Elsevier encargados de llevar sobre sus hombros la revista CS&F. Richard Poynder, periodista, autor del blog “Open and Shut?,” y quien también profesa cierto “cariño” por CS&F, lo hace por nosotros. El domingo 15 de febrero de 2009 publicó “Chaos, Solitons & Fractals: Update,” en el que anunciaba de palabras de la portavoz de la editorial Elsevier, Shira Tabachnikoff, que el primer número de CS&F de 2009 (que en 2008 era una revista quincenal) aparecerá el 20 de febrero (online) y el 10 de marzo (en papel). Para los que no lo sepan, CS&F no tiene editor principal desde noviembre de 2008, cuando Elsevier anunció que se (le) “jubilaba.” En la web de Elsevier se ha publicado que se anunciará el nuevo editor de CS&F en el primer número de 2009. ¿Quién será? No sé vosotros, a mí me pica la curiosidad.

El 21 de febrero, Poynder se levantó “inquieto” ya que el primer número de 2009 de CS&F no apareció. Se puso en contacto de nuevo con la portavoz Shira Tabachnikoff que le dijo (con otras palabras) “espera, candela, espera.” Desafortunadamente, 949 artículos aceptados (visibles online y con DOI, políticas de Elsevier) estaban esperando ser publicados (tener su “huequecito” en papel). Al ritmo y volumen habitual, más de un año (más de 24 números) de la revista.

El 27 de febrero, todavía estaba sin ser publicado y Poynder no pudo callarse “Chaos, Solitons & Fractals: Still looking for an editor” con ya 965 artículos aceptados (con DOI y visibles online) esperando “ver la luz” en papel. Poynder le preguntó a la portavoz de Elsevier, ¿pero qué pasa? Le contestaron que aparecería online el 2 de marzo (hoy).

The delay in publishing this issue is due to very pragmatic, operational reasons. The latest update I have been given is that the journal is now in line to be uploaded onto ScienceDirect and we expect on Monday [2nd March] it will be up.”

Tatachín, tatachán, hoy, sí estimado lector, hoy, se ha publicado. ¡Ya ha aparecido! ¿Quién es… quién es el nuevo editor principal? Lo siento, se siente…

Publisher’s note. “The Founding Editor for Chaos, Solitons and Fractals Dr El Naschie has retired as Editor-in-Chief. The publisher will work with the editorial board and other advisors to identify a new editor. This is likely to also lead to revision of the aims and scope of the journal, as well as the editorial policies and submission arrangements. Prospective authors can keep informed of the progress on this through the journal’s homepage.”

Extraído del número publicado hoy de “Chaos, Solitons & Fractals, Volume 39, Issue 1, 15 January 2009, Page v,” número de la revista que contiene 472 páginas. “Fresquito y jugosito.”

Ya sólo quedan 916 artículos aceptados esperando tener volumen, número y página de inicio en la revista.

CS&F ha arrancado en 2009 sin editor principal. Para el que no lo sepa, no hay ninguna diferencia con un número normal. Quizás, muchos números más aparezcan sin tenerlo. ¿Demostrará CS&F que una revista internacional puede “vivir” sin editor principal? Sólo el tiempo lo dirá.

Trabajo de investigación excepcional de un físico teórico español

Physics es la revista de divulgación de trabajos de investigación excepcionales publicados en revistas de la Sociedad de Física Americana (APS). Luis Miguel Robledo Martín, profesor titular del Departamento de Física Teórica de la Universidad Autónoma de Madrid, ha logrado aparecer en dicha revista gracias a que ha sido capaz de determinar el signo correcto de una expresión matemática complicada por una técnica innovadora. Nos lo cuentan John Millener, Ben Gibson, “Finding the missing sign,” Physics, Feb. 2009 , que se hacen eco del artículo técnico de L. M. Robledo, “Sign of the overlap of Hartree-Fock-Bogoliubov wave functions,” Phys. Rev. C 79: Art. No. 021302, Published February 20, 2009 .

La aproximación de Hartree-Fock-Bogoliubov (HFB) se utiliza en física cuántica para aproximar el comportamiento de una partícula sujeta al efecto de muchas otras partículas como si estas generaran un campo promedio efectivo. De esta manera se evita tener que considerarlas de forma individual. La aproximación fue introducida por D.R. Hartree en 1928 y por V.A. Fock en 1930 , aunque se convirtió en una herramienta fundamental tras el trabajo de N.N. Bogoliubov en 1958 . Cuando se requiere un resultado más preciso, hay que aplicar la aproximación hasta segundo orden, lo que requiere combinar y solapar las funciones de onda de la aproximación HFB a primer orden. El signo del solape requiere evaluar una raíz cuadrada. El problema es saber qué signo tiene que ser utilizado para esta raíz cuadrada. En algunos problemas (en los que hay simetrías discretas) el resultado es independiente del signo (no importa el que sea). Pero en otros problemas (en los que estas simetrías están rotas) la aproximación no dice qué signo usar. El signo ha de ser calculado utilizando otra técnica.

Luis Robledo ha utilizado una técnica muy elegante (que se basa en el uso de estados coherentes fermiónicos) con la que logra determinar el signo del término de solape sin ninguna ambigüedad. El signo depende del pfaffiano de una matriz antisimétrica. La nueva técnica es mucho más eficiente y sencilla de aplicar que otras técnicas alternativas, sin necesidad de recurrir al uso de matrices no hermíticas.

El nuevo resultado tiene múltiples aplicaciones, como el uso de la aproximación HFB para el estudio de la dinámica de protones o neutrones en núcleos atómicos con número atómico impar (la suma del número de protones y neutrones). Enhorabuena, Luis.